Leidy Solís sería primera baja en Olímpicos
DEPORTES

Leidy Solís sería primera baja en Olímpicos

Marzo 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Marco Antonio Garcés, Reportero de El País
Leidy Solís sería  primera baja en Olímpicos

Leidy Solís, pesista tulueña.

La pesista tulueña, Leidy Solís, quien es una de las esperanzas de Colombia para los Juegos Olímpicos, está embarazada y su participación en las justas estarían prácticamente descartada.

La noticia cayó como un baldado de agua fría en el Comité Olímpico Colombiano y la dirigencia nacional. La tulueña Leidy Solís, una de las más destacadas pesistas del país en los últimos años y cuarta en los pasados Juegos Olímpicos de Beijing, está en embarazo.Las cuentas que se tienen es que el bebé nacerá en octubre próximo, a nueve meses de que comiencen las Olimpiadas de Londres, pero la incapacidad por maternidad y el gran esfuerzo que debe aplicar en seis meses de preparación parecen una barrera infranqueable para que ella logre un cupo en la selección nacional, teniendo en cuenta que debe cumplir con unas marcas mínimas.El primero en enterarse del nuevo estado de la deportista fue su entrenador en Tuluá, Áymer Orozco, quien al hacer el chequeo de rigor, en enero pasado, notó que había aumentado de peso. Posteriormente, al llegar a la concentración del equipo femenino en Medellín, se confirmó el embarazo y se decidió que ella que no podía adelantar la preparación.Según Baltasar Medina, presidente del Comité Olímpico Colombiano (COC), el técnico búlgaro Georgi Panchev, responsable del grupo de damas, le dijo que Leidy podría retomar la forma después del embarazo, siempre y cuando se someta a un exigente programa de preparación en el que prácticamente tendría que redoblar los esfuerzos. HABLA SU ENTRENADOR Áymer Orozco no pudo ocultar su preocupación a través de sus cortas palabras. “Qué se va a hacer, eso es como cuando la hija le sale a uno en embarazo, hay que ayudarle”, señaló Orozco, quien agregó que habrá que esperar para saber cómo le va en este nuevo proceso para ella. Entre quienes piensan que Solís no tendría el tiempo necesario para su reacondicionamiento está la medallista de oro olímpica María Isabel Urrutia. “Creo que no le alcanzaría, porque unas Olimpiadas exigen una gran dedicación y seis meses es muy poco”. Por su parte, Raúl Fernando Montoya, ex presidente de la Federación Colombiana de Pesas, opinó: “Lastimosamente sucedió para los intereses del país, pero también está la parte humana. En el país ocurre cantidad de situaciones de estas, pero es problema de educación y concientización. Los dirigentes también tenemos la culpa porque no les enseñamos a mirar sus metas, es un tema estructural del país”. En tanto, Ariel Salazar, entrenador de Roldanillo, sostuvo: “Para la vida de ella es un paso más, como lo quiere toda mujer, pero para el deporte es algo que no se esperaba”. Aunque ahora la deportista experimenta el cambio físico, también sus ingresos tendrán una disminución. Estaba en el primer rango (Altius) del Programa de Deportista Apoyado del COC, y queda en el más bajo de los cuatro que existen. También se perderá premios por buenos resultados en certámenes internacionales. Con un premio que le dio la Alcaldía de Tuluá, Solís compró casa y se fue del barrio La Trinidad, un sector de alto riesgo, a orillas del río Tuluá, donde se crió al lado de familiares que le despertaron el amor por las pesas. Después de que nazca su bebé ella deberá tomar una decisión clave en su vida.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad