Las razones que habrían llevado a Luis Bedoya a renunciar a Colfutbol

Noviembre 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Las razones que habrían llevado a Luis Bedoya a renunciar a Colfutbol

Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

La presión que existe de las autoridades estadounidenses llevaron a que el dirigente colombiano tomara la decisión de dejar el cargo.

La fuerte presión que vienen ejerciendo las autoridades de Estados Unidos sobre directivos de la Fifa y la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) por casos de corrupción, hecho que tiene a varios de ellos en la cárcel, sería la razón que provocó la dimisión de Luis Bedoya como presidente de la Federación Colombiana de Fútbol (Colfútbol).

El dirigente risaraldense, cabeza visible de Colfútbol desde el 2006, tomó la decisión de renunciar de manera irrevocable a su cargo el domingo y solo ayer en la mañana se hizo oficial.

La misma fue aceptada de inmediato por parte del Comité Ejecutivo de la Federación.

Allegados al directivo aseguran que Bedoya se encuentra desde hace cinco días en Nueva York, por petición de sus abogados, para dar la cara en un escándalo que arropa a la dirigencia internacional.

El detonante

El escándalo en el fútbol mundial, que incluye a la Fifa, y cuyo coletazo al parecer habría alcanzado a Bedoya, comenzó en diciembre del año pasado cuando el empresario brasileño José Hawilla, fundador de la empresa Traffic, encargada de televisar los partidos de las Copas América, denunció ante un juez de Nueva York sobornos a directivos de la Conmebol para conseguir los derechos de transmisión. 

Las investigaciones se hicieron públicas solo en mayo de este año cuando la Fiscalía de Estados Unidos acusó a varios directivos de la Conmebol de haber recibido millonarios incentivos económicos para ceder los derechos de las Copas América.

Una cifra muy alta

Las autoridades norteamericanas aseguraron que los dirigentes de la Conmebol, cabezas visibles de Federaciones y Asociaciones Nacionales, recibieron más de 100 millones de dólares de la firma Datisa, que la componen Traffic, Full Play y Torneos y Competencias, para controlar los derechos comerciales y de televisación de partidos regentados por la entidad.

“Se constató que la firma Datisa accedió a pagar un millonario soborno (100 millones de dólares) a oficiales de la Conmebol por la firma del convenio y por transmitir cuatro ediciones de la Copa América”, dijo la Fiscalía norteamericana.

Por esa razón, dirigentes de Brasil, Uruguay, Bolivia, Paraguay y Argentina están tras las rejas, lo mismo que el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, en lo que ha sido el escándalo dirigencial más grande de la entidad que maneja el fútbol en la región.

Aclaración no pedida...

A medida que se cerraba el cerco sobre todos los dirigentes, el presidente de la Federación Colombiana ofreció hace unos meses una rueda de prensa en la que dijo que sus cuentas y las de Colfútbol estaban abiertas para quien quisiera investigar.

“Estamos para dar la cara y atentos a cualquier requerimiento de las autoridades; todo lo que se ha recibido, el dinero que ha entrado a la Federación, está debidamente justificado”, dijo Bedoya.

Sin embargo, la detención del veterano directivo uruguayo Eugenio Figueredo, exvicepresidente de la Fifa y de la Conmebol, habría presionado a Bedoya a dejar su cargo en la Federación.

Figueredo ha decidido colaborar con las autoridades, delatando a varios de sus colegas de otros países, para lograr una reducción en la pena u obtener el beneficio de casa por cárcel.

Sin embargo, en su escueto comunicado la Federación Colombiana aseguró que Bedoya decidió dar un paso al costado por problemas netamente personales.

 

Estaría en Nueva York aclarando su situación Fuentes cercanas a Luis Bedoya aseguran que el ya expresidente de la Federación habría viajado hace cinco días a Nueva York para definir su situación jurídica. En esa ciudad fue donde comenzó el escándalo, denunciado por la Fiscalía de Estados Unidos, señalando a varios dirigentes del fútbol suramericano en hechos de corrupción por ceder los derechos de transmisión de varios torneos internacionales. Bedoya habría decidido ir a Nueva York aconsejado por sus abogados, con la firme intención de ponerse a órdenes de las autoridades norteamericanas, que tienen una ofensiva contra los dirigentes, con la captura de 14 de los sindicados. Antes de partir, Bedoya les habría dicho a sus compañeros del Comité Ejecutivo que se apartaría de la Federación por problemas netamente personales. Sin embargo, una declaración de uno de los detenidos en el caso, el uruguayo Eugenio Figueredo, lo involucraría en el escándalo.
El reparto De acuerdo con la Fiscalía de Estados Unidos, los sobornos se dieron en la Fifa para decidir las sedes de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022, y a nivel de Suramérica por los derechos de transmisión de partidos de Copas América. En cuanto a la Fifa,  a la hora de elegir sedes de los mundiales, entre los suramericanos que habrían sido sobornados está el uruguayo Eugenio Figueredo, entonces presidente de la Conmebol, a quien dicen que le entregaron 15 millones de dólares. Se asegura que una cifra igual habrían percibido el entonces presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el fallecido Julio Grondona, además de su colega de la Confederación Brasileña de Fútbol (CFB), José María Marín. En el informe de la Fiscalía se dice que 7,5 millones de dólares habrían recibido los presidentes de varias federaciones y asociaciones: Juan Ángel Napout, de Paraguay, y Manuel Burga, de Perú. Asimismo, Carlos Alberto Chávez, de Bolivia, Sergio Jadue, de Chile; Luis Chiriboga, de Ecuador; Luis Bedoya, de Colombia, y Rafael Esquivel, de Venezuela, también recibieron esa cantidad de dinero por sobornos.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad