Las razones para la debacle del América de Cali

Las razones para la debacle del América de Cali

Diciembre 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
MARCO ANTONIO GARCÉS - Reportero El País
Las razones para la debacle del América de Cali

Eduardo Lara Lozano, técnico del América de Cali en el Torneo Postobón de 2012.

Falta de fútbol, mala defensa y refuerzos sin peso, entre ellas.

A pesar de que aún le queda una remota opción matemática el próximo martes como visitante frente al Cúcuta en el partido de vuelta de la Promoción, el objetivo del América de Cali de ascender a primera división para el año próximo es casi imposible.La humillante derrota 1-4 en el Pascual Guerrero acabó de desestabilizar mentalmente a un grupo que en todo el segundo semestre no ha podido levantarse ni ratificar los argumentos que lo llevaron a ganar el primer certamen.El País, en compañía del presidente Oreste Sangiovanni y dos extécnicos del cuadro escarlata, analiza las razones de la debacle americana.1. La falta de fútbolEso fue evidente desde el comienzo de la temporada, pues a pesar de imponerse en el primer certamen, los rojos nunca dieron sensación de solidez en todas sus líneas. Sangiovanni afirma que “el equipo solo le apostó a una fórmula que fue el pelotazo y al final de cuentas eso pesó en el desempeño del América. Creo que es un hecho la continuidad en la B, solo un milagro nos salvaría”.Para el técnico Alberto Suárez, “se ratificó que para ganar hay que jugar bien, hay que tener un sistema de juego que reúna un gran componente de estética, uno de orden y uno de creatividad, si uno de esos tres componentes falla y los otros están bien ubicados, eso compensa, pero al América siempre le fallaron más de dos”.América nunca mostró una identidad de juego. Y el técnico Eduardo Lara jamás tuvo alternativas.2. El cuerpo técnico fallóLara no pudo encontrar el esquema ni el equipo ideal, hubo demasiados cambios y también hubo lesiones las que obligaron a replantear la formación, como ocurrió con Paulo César Arango, goleador de los ‘diablos’ en la competencia de apertura. Aparte de eso, los hombres que llegaron no respondieron, caso Yamith Cuesta, Yeison Murillo, Juan Carlos Escobar, Javier Calle, Juan José Mezú, Santiago Carabalí y Johnatan Philippe (argentino).Sangiovanni manifiesta que “hubo jugadores que no mostraron un buen nivel y aparte de eso no pudimos contar con Paulo César Arango”.3. El equipo se confióPara muchos, quedó la sensación de que América creyó que con haber ganado el primer torneo ya todo estaba consumado, su rendimiento en el segundo certamen rayó por lo bajo y el cuerpo técnico nunca pudo enderezar el camino.A juicio de Suárez, “hubo factores de relajación de parte de algunos jugadores que ganaron muy bien el primer semestre y en el segundo no consiguieron los resultados. A otros que llegaron les pesó la camiseta y la responsabilidad del compromiso. Me parece que empezaron una curva descendente desde el inicio mismo del segundo torneo, no fueron capaces de elevarle el ritmo a la curva”.Según el técnico Jaime de la Pava, “América entró en un bajón futbolístico, pero más allá hubo un bajón anímico. Frente a Cúcuta lo noté muy desmotivado y bajo de forma. Creo que estratégicamente durante el año no se manejaron bien las cosas, porque a distancia se vio que jugadores importantes durante la estructura del primer torneo, que se ganó, tuvieron que irse, según lo escuchado, por factores económicos”. 4. Una pésima defensaEse fue el dolor de cabeza del equipo durante todo el año, pero se acentuó en el último tramo, tanto que cualquier equipo que viniera a atacar, se llevaba un buen botín de Cali. En un comienzo el brasileño Eduardo Soares Ferreira fue garantía, pero luego se contagió de las malas actuaciones de Luciano Ospina y Julián Carabalí. Posteriormente se fue y llegaron Yamith Cuesta y Yeison Murillo, pero sus actuaciones fueron deficientes y en cada partido se recibieron goles por fallas infantiles.“Fueron errores individuales, pero esas fallas se compensan con una buena actuación de táctica grupal o colectiva, infortunadamente para Eduardo y el cuerpo técnico, no había de a un error individual, sino de a dos”, agregó Suárez.5. Falta de golAmérica no fue precisamente el equipo más efectivo del campeonato. En el primer semestre su mejor anotador fue Paulo César Arango con 11 tantos, mientras Julián Lalinde lo sucedió en el segundo torneo, con 7. “La delantera de América no está entre las más goleadoras, los atacantes que trajeron no marcaron diferencia y el que gana los torneos coincidencialmente es el equipo más goleador, una de las vallas menos vencidas y regularmente tiene al máximo artillero”, acota SuárezSegún lo visto en el primer partido, ahora hay que pensar en la próxima temporada, nuevamente en el torneo de ascenso. “Aspiramos a contar en el banco con Diego Umaña, solo falta un par de cosas para arreglar con él, e inclusive está dispuesto a dirigir al equipo en la B”, concluyó Oreste.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad