Las pesas siguen bañando de gloria a Colombia en Juegos Olímpicos

Agosto 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Las pesas siguen bañando de gloria a Colombia en Juegos Olímpicos

Diego Salazar, pesista vallecaucano que ganó la presea de plata en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

María Isabel Urrutia, Mabel Mosquera, Diego Salazar y Óscar Figueroa por dos, son las cinco medallas de levantamiento de pesas en cinco ediciones consecutivas de los Juegos Olímpicos.

 Cinco de cinco. Desde los Juegos Olímpicos de Sidney en el 2000, cuando María Isabel Urrutia se subió al primer escalón del podio, la Selección Colombia de levantamiento de pesas siempre ha ganado una medalla en cada cita olímpica.

La encargada de abrir la senda fue María Isabel, quien en la división de los 75 kilogramos, en las justas australianas, levantó 245 kilogramos en total para asegurar la medalla de oro dramática, porque levantó el mismo peso de las dos rivales inmediatas, la nigeriana Ruth Ogbeifo y la china Yi-Hang Kuo, pero por peso corporal, la colombiana se quedó con el oro.

El segundo paso lo dio Mabel Mosquera, quien en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004 se quedó con la medalla de bronce en los 52 kilogramos, con un total de 197,5, detrás de la tailandesa Udomporn Polsak y de la indonesia Lisa Rumbewas.

La tercera alegría olímpica de las pesas la dio Diego Salazar, quien en los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 se subió al podio para reclamar la medalla de plata en la  división de los 62 kilogramos, en el recordado día del drama de Óscar Figueroa, cuando la lesión de la muñeca izquierda le impidió subir al podio.

Y Figueroa ya había sufrido dos veces, porque en Atenas-2004, cuando Mabel festejó, él se tuvo que conformar con un quinto lugar, que en Beijing-2008 se agudizó más con el retiro por lesión, un día lamentable que lo llenó de fortaleza para seguir adelante y en sus terceros Juegos Olímpicos conquistar la gloria.

Fue en la cita de Londres -2012 donde Óscar alcanzó la primera hazaña. Porque como sus tres compañeros anteriores, se subió al podio, reclamó la medalla de plata y tuvo un valor agregado, impuso el récord olímpico del envión, con 177 kilogramos.

Y este lunes la vida y el deporte lo volvieron a premiar, porque el antioqueño se quedó con su segunda medalla olímpica en los 62 kilogramos y se convirtió en el primer pesista colombiano en ganar dos medallas olímpicos, el segundo hombre y el tercer colombiano, porque Helmut Bellingrodt y Jackeline Rentería ya suman dos medallas cada uno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad