Las once claves que hicieron que la selección Colombia fuera protagonista

Julio 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar | Reportero de El País

Unión, talento y ambición, algunos de los puntos positivos que le dejó a Colombia su paso por Brasil.

1. Por primera vez llegamos a cuartos Las anteriores actuaciones de Colombia se habían limitado a una primera fase, como ocurrió en Chile 62, Estados Unidos 94 y Francia 98. O, máximo, hasta segunda fase como pasó en Italia 90.En esta ocasión el impulso logrado por el buen fútbol alcanzó para superar la primera ronda en Brasil, y los octavos de final.Colombia llegó por primera vez en su historia hasta los cuartos de final, dándole pelea al gran favorito y local Brasil, por el cupo a las semifinales.Cayó de manera decorosa, pero lo importante fue la gran imagen que quedó. Puso un punto muy alto y se marchó de cuartos en medio de muchos elogios.2. Entre los 8 mejoresColombia ratificó en el Mundial la excelente posición que venía ocupando en el escalafón de la Fifa.Con el resultado se metió entre las ocho mejores del mundo, por encima de encopetadas selecciones europeas como las de Inglaterra, Italia y Portugal, entre otras.También superó a otras selecciones de la región como Uruguay y Ecuador, y quedó por delante de combinados de otras partes del mundo que figuraban como candidatas para llegar por lo menos hasta octavos de final como Costa de Marfil, Camerún y Croacia.Colombia, de igual forma, queda por delante de México y Chile, otras de las dos selecciones que se quedaron en octavos de final.3. James, goleador y revelaciónFue el Mundial de James Rodríguez. Las bondades que mostró primero en el fútbol argentino con Banfield, luego en el portugués con el Porto y después en el francés con el Mónaco, además del repertorio que exhibió en la eliminatoria, las ratificó en un certamen de máxima categoría como el Mundial.Al volante colombiano no lo amilanó tamaña responsabilidad, además porque después de la ausencia de Falcao García, le correspondía conducir los hilos del equipo nacional, ser el referente.Y James asumió su rol de tal manera que se convirtió en el goleador de Colombia y del Mundial, hasta ahora, y en la gran figura en Brasil.4. El país se unió en torno a la SelecciónEl nacionalismo y el decidido respaldo de los colombianos a su Selección no se había visto antes.Las camisetas amarillas invadieron todo el país, lo mismo que las banderitas, las balacas, manillas, pulseras y todos los distintivos alusivos a la Selección.Colombia entera fue una sola voz cuando el combinado nacional saltó a la cancha en Brasil.Hubo mucha unión, solidaridad y mucha fuerza para que al equipo le fuera bien en cada una de sus presentaciones.En todas las ciudades la gente se volcó en torno al equipo y ese envión anímico de alguna manera lo sintieron los jugadores que no defraudaron porque hicieron, para alegría de todos, un histórico Mundial.5. Una camada con un gran futuroLo mejor estuvo en la confirmación de muchos jugadores como realidades mundiales.Hombres como David Ospina, Carlos Sánchez, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez, Camilo Zúñiga, Cristian Zapata, Juan Fernando Quintero y Abel Aguilar, entre otros, dejaron un buen balance y demostaron que pueden estar en los equipos grandes del mundo.Esta camada, que hace parte de un proceso que comenzó en selecciones juveniles, demostró personalidad, criterio y mucha ambición.Los resultados a futuro apuntan a ser mucho mejores si se tiene en cuenta que aunque debutaban en el Mundial, lo hicieron muy bien.6. La ausencia de Falcao se suplió con crecesAntes del Mundial había mucho escepticismo por el futuro del equipo debido a la ausencia de su goleador y máxima estrella, Radamel Falcao García.Sin embargo, el técnico José Pékerman escogió para los diferentes partidos un esquema y un grupo de jugadores que ayudaron a que la ausencia de Falcao no se sintiera mucho.El equipo fue muy colectivo, pero también tuvo individualidades importantes que con su fútbol llevaron a la Selección a predios del rival.James Rodríguez fue el gran artillero de la Selección Colombia y lo secundaron en esa tarea Juan Guillermo Cuadrado, Jackson Martínez, Pablo Armero, Teófilo Gutiérrez y el juvenil Juan Fernando Quintero.7. Fútbol colombiano brilló en el mundoLo hecho por los jugadores nacionales en Brasil tuvo repercusión, y mucha, en todo el planeta.La buena fama se extendió por todos los rincones del mundo gracias al talento de James Rodríguez, a las atajadas de David Ospina, a la seguridad de Mario Yepes y Cristian Zapata, a las gambetas de Juan Guillermo Cuadrado y a los triunfos contundentes que se lograron en primera fase y en los octavos.En España, Italia y Argentina, para citar tres países futboleros, se elogió el estilo de Colombia.8. El golazo de James a Uruguay: una joyaHasta el momento no se ha anotado en Brasil un gol que por belleza, estética y exquisitez supere al primero de James Rodríguez ante Uruguay.Ese es, por ahora, el mejor gol del Mundial. El partido contra la celeste estaba 0-0. El volante colombiano recibió de Abel Aguilar, paró el balón con el pecho cerca de la media luna y sin dejarlo caer empalmó un zurdazo que entró de 'picabarra' en el arco de Fernando Muslera.El golazo le dio la vuelta al mundo y su anotador fue bañado en elogios por la prensa internacional.9. El proceso Pékerman debe continuarOtor hecho positivo que dejó el Mundial fue la certez unánime de que José Pékerman debe seguir al frente de la Selección. En el país hay empatía con él. Y de parte de los jugadores también.El técnico le cambió la mentalidad al futbolista colombiano, le enseñó a ganar, a ser más ambicioso y sacar su talento sin importar el rival.El estilo Pékerman es fresco y, si se quiere, discreto y con perfil bajo. Dice estrictamente lo necesario y evita la exposición ante la prensa. Por eso y porque ve bien el fútbol, su proceso debe continuar.10. El tercer mejor equipo suramericano

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad