Las mejores jugadas

Diciembre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El Once es el que más jugadores aporta al equipo ideal. Dayro Moreno fue la gran figura de la Liga. Nacional resultó ser el mayor fracaso.

Apagados los reflectores de la emotiva Liga Postobón, con el título para el Once Caldas, llegó el momento de hacer el balance final para destacar a los mejores del reñido campeonato, y para ponerles un asterisco a los que fracasaron rotundamente en este semestre.Los premios, en la mayoría de las categorías, se los lleva el 'blanco-blanco', que tuvo una espectacular remontada en el 'Todos contra Todos', después de estar en la cuerda floja y de poner al borde del licenciamiento al técnico Juan Carlos Osorio.El Once llegó a tener 14 fechas invicto, registro que perdió cuando decidió afrontar con suplentes el último encuentro de los cuadrangulares frente al Cúcuta en la frontera.El onceno de Manizales tuvo un jugador inigualable: Dayro Moreno, uno de los goleadores del campeonato y cerebro de la conquista del título.La Liga también mostró otros hechos positivos: el duelo del mismo Dayro con Wílder Medina por el Botín de Oro; la confirmación de Diego Chará, volante del Tolima, como un jugador de peso; y la aparición del silbato bogotano Hernando Buitrago como el mejor del semestre.Entre los lunares del torneo, el más notorio fue el estruendoso fracaso de dos equipos llamados a ser protagonistas, Nacional y Junior, que con nóminas costosas se quedaron por fuera de los cuadrangulares.El País presenta el balance de una Liga Postobón que tuvo como finalistas a los dos mejores equipos del semestre.DOS GOLEADORES DE RAZADayro Moreno y Wílder Medina tuvieron un electrizante mano a mano en la tabla de artilleros. Los dos dieron todo de sí para llevar al Caldas y al Tolima hasta la final de la Liga.Pero en la tabla de los más efectivo del campeonato no se sacaron ventaja. Dayro y Wílder quedaron igualados en el primer lugar con 16 anotaciones cada uno. Lo más significativo fue que la afición vio en las canchas colombianas la presencia de dos jugadores que demostraron su olfato goleador.UN FRACASO QUE GOLPEÓ DUROJunior, por ser el campeón del primer semestre, y Nacional por haber sido un equipo de alta inversión, tuvieron un rotundo fracaso en el torneo al quedarse por fuera de los cuadrangulares.Esa situación les costó el puesto a los técnicos Diego Umaña y José Fernando Santa, quienes quedaron en medio de las duras críticas por las flojas campañas de sus oncenos.Hubo otros equipos que también decepcionaron como Deportivo Cali, Medellín y el mismo América, también eliminados y sumergido, el último, en escándalos por el no pago de los salarios a sus jugadores y el amago de paro de estos como fórmula de presión a los directivos.LA FIGURAEl delantero tolimense Dayro Moreno fue la pieza más importante que tuvo el Once Caldas en la cancha durante el torneo.Moreno fue goleador, jugó de delantero y de volante y cuando no anotó sirvió de pasador para sus compañeros.EL ÁRBITRONo estuvo en los partidos de la final, pero a juicio de los analistas Rafael Sanabria y Wílmer Barahona, fue el mejor árbitro del semestre. Buitrago no se vio envuelto en decisiones dudosas y siempre fue bien calificado.EL FORÁNEOEn esta categoría también podía figurar el arquero del Tolima, Ántony Silva. Pero El País eligió a Martín Morel por sus 11 goles en el torneo y por las dos 'joyas' que anotó en el clásico ante América, de chilena y de mitad de cancha.LA REVELACIÓNSe llama Hárrison Henao, llegó al fútbol un poco tarde porque tiene 24 años. Suma solo 10 partidos en el profesionalismo y a pesar de ello mostró jerarquía para ganarse un puesto en la titular del Once Caldas y para afrontar un partido de alto voltaje como la final.Henao llegó hace poco al Caldas recomendado por 'Chicho' Serna, quien lo descubrió en un partido de showbol.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad