Las cosas cambiaron de tono en la Selección Colombia (opinión)

Las cosas cambiaron de tono en la Selección Colombia (opinión)

Septiembre 03, 2017 - 09:32 a.m. Por:
César James Polanía / Editor de Afición
Selección Colombia

Venezuela vs. Colombia, en eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

EFE / El País

Antes del partido frente a Venezuela, los colombianos hacíamos cuentas alegres. Decíamos que íbamos a jugar contra el colero, al que había que ganarle porque estaría repleto de jovencitos inexpertos, y que las últimas tres fechas serían contra una Brasil clasificada hace rato, y un Perú y un Paraguay muertos. Mejor dicho, si un calendario era viable para ir al Mundial, ese era el nuestro, y con mayor razón si estábamos segundos en la tabla.

Pues resulta que, concluida la fecha, Colombia no fue capaz de vencer a los muchachitos venezolanos, Paraguay le dio una ‘pela’ a Chile en la mismísima Santiago y Perú le ganó los tres puntos a Bolivia. Los guaraníes y los incas se levantaron de las cenizas y ahora se han metido en la pelea por un cupo a Rusia. Las cosas cambiaron de tono y aunque Colombia conservó el segundo lugar en las clasificatorias, aún no hay garantía alguna de obtener el cupo directo para la cita mundialista.

En la próxima fecha, que será el martes, Colombia recibirá en Barranquilla a Brasil, Perú irá a la casa de Ecuador y Paraguay será local frente a Uruguay. Imaginemos que el escenario sigue cambiando de color y que los peruanos terminan de enterrar a la hoy moribunda Ecuador y los paraguayos son los que sacan la garra ante los charrúas. Eso significaría que Perú y Paraguay habrán alcanzado 24 puntos en la tabla y se pondrían a solo uno de Colombia (25). Y eso significaría, entonces, que el equipo de Pékerman está obligado a vencer a Brasil en el Metropolitano. Dirán algunos que si no pudimos ganarles a los ‘peladitos’ de Venezuela, mucho menos tendremos la fórmula para derrotar a los gigantes brasileños. Pues esa, y no otra, debe ser la consigna. Porque imagínense a una Colombia derrotada en Barranquilla, recibiendo después a un envalentonado Paraguay y visitando, en la última fecha, a un hambriento Perú. Ya lo dije, las cosas cambiaron de tono.

Entonces, no juguemos a hacer cuentas con los partidos de Paraguay (en Barranquilla) y Perú (en Lima). Lleguemos a esas dos últimas fechas con el tiquete a Rusia en el bolsillo. El martes, todo el país tiene que estar en cuerpo y alma metido en el Metropolitano, apoyando a la Selección, para vencer a Neymar y su corte. La historia dice que nunca hemos derrotado a los pentacampeones por las clasificatorias. Pero siempre, amigos, siempre hay una primera vez. Que sea esta.

¿Y la fórmula? La de Pékerman, no la sé. Pero sí tengo la de todos los colombianos: que Falcao sienta que está en la Liga francesa, donde cada partido la rompe. Que ‘Teo’ haga honor a su grandeza en el Metropolitano. Que James demuestre que le viene bien este nuevo capítulo de su carrera. Que Cuadrado sea el mismo del que disfrutan los italianos. Que Sánchez sea más ‘Roca’ que nunca y que Ospina siga siendo un bendecido en el arco. Hay que ganar, mi Selección. Se puede. Se lo deben a ustedes mismos. Y a nosotros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad