Las continuas ‘muertes’ de Hernán Darío 'Bolillo' Gómez

Abril 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Las continuas ‘muertes’ de Hernán Darío 'Bolillo' Gómez

Hernán Darío Gómez, técnico de la selección Panamá.

La salida del DIM no es su primer fracaso. Apenas el más reciente. Recuerdo de algunos tropiezos de un técnico célebre en el país.

La memoria del fútbol es bipolar. Uno de los técnicos con mejor recordación en Colombia es también uno de los más criticados. Hasta la temporada pasada, cuando salió subcampeón con el Medellín, Hernán Darío Gómez era idolatrado por esa hinchada. Pero ahora, cuando el equipo es último en la tabla, fue goleado por el Huila y el descenso le muerde los tobillos, ‘El Bolillo’ es todo menos querido.Los malos resultados en el semestre llevaron a que los directivos del equipo se reunieran este jueves para analizar la crisis. Una de las conclusiones fue que el técnico lo estaba haciendo mal. El Medellín es básicamente el mismo de la temporada anterior, sumándole a Giovanny Hernández, el jugador mejor pago del fútbol colombiano. El jueves por la noche notificaron a Gómez y fue despedido. Bajo su dirección, el DIM ha conseguido nueve puntos de 33 posibles. Si el torneo terminara en este momento, perderían la categoría.Tras la derrota (3-2) en Neiva, el entrenador había dejado claro que las decisiones con respecto a su continuidad las tomaba la junta directiva: “No me parece bien que les diga que me voy en esta situación, sería como saltar del barco primero. Yo me quiero morir en el Medellín, pero si no hay resultados tienes que ir a morir a otro lado”, dijo el entrenador antes de irse a ‘morir’ lejos del banco técnico de ese equipo. El fracaso o las muertes futbolísticas no son nuevas para el ‘Bolillo’. Y solo basta revisar su historia reciente para comprobarlo: había llegado al Medellín luego de haber tenido que dejar la Selección Colombia tras el escándalo de maltrato que le costó su salida. Antes, había salido, también bastante mal, del Santa Fe.Al cuadro ‘cardenal’ llegó en el 2008, diciendo que siempre había querido dirigir en Bogotá y que aceptaba el reto porque era justo que ese equipo volviera a ser campeón. Pero con él sí que estuvo lejos de serlo: en su primera temporada ni siquiera clasificó a los cuadrangulares semifinales y al siguiente año, como consecuencia de los malos resultados que arrastró desde el principio, tuvo que irse antes de acabar el torneo.Y aun antes de eso otro fracaso: en el 2006 Gómez había sido nombrado director técnico de la Selección de Guatemala, pero dos años después salió por la puerta de atrás luego que el equipo sufriera una de las caídas más estrepitosas de toda su historia. Para esa derrota, incluso hay nombre: la llaman ‘La Debacle de Los Ángeles’, haciendo alusión a la ciudad estadounidense donde ocurrió. Ese día, la selección de mayores, dirigida por el ‘Bolillo’, cayó goleada 5-0 ante una selección sub23 Argentina. Pero a pesar de la existencia de ese pasado, en una entrevista radial concedida ayer a RCN, Hernán Darío dijo que era la primera vez que lo despedían. “Yo no soy un desastre, ¿cómo que yo soy un desastre, si fuimos todos un desastre?”, dijo hablando de su desempeño personal en esta última temporada al frente del Medellín. Cuestionado sobre lo cerca que quedó el equipo del decenso, el ‘Bolillo’ aseguró que aquello no era solo su culpa: “Yo al Medellín no lo dejé en el descenso, yo lo recibí así”.Pero el decenso es justamente lo que preocupa en la capital antioqueña. El presidente del club, Sergio Betancur, lo dijo claramente: “Fue una conversación dura y triste con Hernán porque es un hombre que apreciamos y es un buen técnico. Pero la junta no está satisfecha con los resultados, con la posición en la tabla y el tema del descenso tiene preocupada a la afición y a nosotros, aunque sabemos que el equipo va para adelante”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad