Las cinco claves del éxito del técnico vallecaucano Reinaldo Rueda

Julio 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Agencias
Las cinco claves del éxito del técnico vallecaucano Reinaldo Rueda

Reinaldo Rueda, director técnico de Atlético Nacional.

Todo el mundo concuerda con lo mismo: Rueda está en el lugar que se merece. Su dedicación y su pasión son premiadas con sus logros.

Lo que pasa con el técnico vallecaucano Reinaldo Rueda es la fiel prueba de lo que sucede cuando alguien es más que apasionado en su campo, cuando es, en definitiva, un obsesivo. 

 Rueda lo es, y lo ha demostrado con creces. El estratega de 59 años  logró con la Selección Colombia Sub-20 el tercer lugar en el Mundial de la categoría en Emiratos Árabes en el 2003, clasificó a dos selecciones modestas —Honduras y Ecuador— a los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, respectivamente, y, como si fuera poco, el miércoles en la noche entró a la historia al ganar la Copa Libertadores de América con Atlético Nacional, que fue el mejor equipo del certamen desde el comienzo hasta el final.

Pero más allá de las consagraciones deportivas que ha cosechado —que lo ponen a la altura de los grandes entrenadores que han tenido Colombia y Suramérica— también hay que reconocer a Rueda por sus dotes personales, de ser humano noble y formador de jugadores a través de los valores.

Aunque este es quizá el mejor momento de su carrera, también hay que destacar que tal vez lo mejor para él está por venir, porque su título internacional con el Atlético Nacional lo hará dirigir —si se queda en el club verde— un Mundial de Clubes de la Fifa.

Por esto, El País le cuenta cuáles han sido las claves que tienen al vallecaucano en la cúspide. Por supuesto, en voces de personas que lo conocen porque han trabajado con él y saben de su gran calidad profesional y personal.

1. No se cansa de estudiar, aplicar y aprender

Una de las mayores virtudes de Reinaldo es que es un técnico que se actualiza constantemente. Nunca se queda conforme, siempre busca meterse en seminarios de fútbol, en leer libros y revistas sobre el deporte que lo apasiona y luego aplica todo ese conocimiento a sus entrenamientos.

 El también entrenador vallecaucano Alberto Suárez es amigo y admirador de Reinaldo, a quien define como un “científico del fútbol”.

“El momento tan bonito que él está viviendo se debe a que es un hombre muy inteligente y que tiene una formación académica importante, lleva años estudiando y a medida que pasa el tiempo busca poner en práctica todos esos conceptos es sus equipos.  Es un hombre que arriesgó desde la academia y ahí están estos resultados ”, sostiene Suárez.

Rueda ha hecho  grandes estudios sobre el fútbol, principalmente en Alemania.

2. Estudia todo sobre sus adversarios

Los estudios que ha realizado le han permitido a Rueda convertirse en un obsesivo analista de los rivales a los que va a enfrentar. 

Mira vídeos, observa los patrones de juego de sus adversarios y descubre los puntos débiles tras un largo tiempo de análisis.

“Es increíble, pero a él no se le escapa ni el más mínimo detalle, tanto del rival como de su equipo, sabe manejar los momentos de los partidos y también los estados de ánimo de sus jugadores”, sostiene su asistente técnico en Atlético Nacional, Bernardo Redín. 

Esa idea la refuerza el profesor Eduardo Velasco, el preparador físico con el que Reinaldo lleva años trabajando. 

“Llevo mucho tiempo con él y por eso doy fe de que su capacidad de análisis es única, su prioridad es lo humano y luego lo colectivo”, sostiene Velasco.

“El ‘profe’ es tan estudioso, que dependiendo del rival, me dice por dónde debo moverme”, reconoce el goleador verdolaga Miguel Ángel Borja.

3. Equilibrio y buen fútbolEn los lugares por los que ha pasado, siempre recordarán a Reinaldo Rueda como un entrenador al que le gusta que sus equipos tengan equilibrio y jueguen bien a la pelota.  “Un claro ejemplo de esto es su Atlético Nacional ganador de la Copa Libertadores, en donde lo importante siempre fue lo colectivo. A lo largo del certamen el cuadro verde siempre tuvo equilibrio para defender y para atacar”, reconoció desde su programa radia el reconocido periodista deportivo Carlos Antonio Vélez. Y en eso, por lo menos en el club verdolaga, las cifras son claras: en 14 partidos en la Libertadores su equipo marcó 23 tantos y solamente recibió 6.
4. Deja huella por su forma de serPero el trabajo que ha hace más allá de lo futbolístico también ha sido muy importante para que Reinaldo haya conseguido tantos logros. Porque es un DT con una visión increíblemente humanista, que primero busca ganarse la confianza del jugador, al que forma bajo esos valores.  “Siempre trata de darles confianza a sus jugadores, es un formador, busca ser muy cercano con el grupo que tiene y ese trato es recíproco porque uno siente que puede hablar de cualquier cosa con él”, señala el volante de marca Abel Aguilar, quien fue titular y figura con Rueda en la Copa América del 2004 en Perú, donde Colombia llegó a semifinales y se quedó con el cuarto puesto.
5. Aprendió tras una dura caídaUno de los momentos que marcó la carrera de Rueda fue cuando lo licenciaron de su cargo como entrenador de la Selección Colombia tras no poder clasificar al Mundial de Alemania 2006. Ese fue un golpe muy duro para Reinaldo, quien llegó al equipo nacional en plena crisis deportiva y por poco lo lleva a la Copa del Mundo (le faltó un punto).  Esa experiencia le sirvió al vallecaucano para fortalecerse y querer ser el mejor. Luego el destino lo premió con dos clasificaciones a los siguientes Mundiales (2010 y 2014) con selecciones distintas. “A lo largo de los años estas experiencias ayudan a que uno sea más fuerte”, comentó Rueda en una ocasión.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad