DEPORTES
Hoy:

Las canteras del América nadan en la mendicidad

Septiembre 16, 2010 - 12:00 a.m. Por:
HÉCTOR FABIO GRUESSO - Afición El País
Las canteras del América nadan en la mendicidad

Las canteras del América se están quedando sin jugadores, el desorden administrativo, la falta de pago de los técnicos y el poco interés de los directivos tienen en jaque a las nuevas caras.

Mientras el equipo profesional del América exige los pagos de los sueldos atrasados como un requisito para continuar remando y no caer al precipicio del descenso, las categorías menores se debaten entre la deserción y la inanición, y sin un doliente que ponga freno a este aluvión de necesidades.

Mientras el equipo profesional del América exige los pagos de los sueldos atrasados como un requisito para continuar remando y no caer al precipicio del descenso, las categorías menores se debaten entre la deserción y la inanición, y sin un doliente que ponga freno a este aluvión de necesidades.Se activan los flashes y el rec de las cámaras y grabadoras... ¿Qué sucedió en la reunión? Le indaga un reportero a uno de los dos argentinos de los ‘rojos’ que acaba de abandonar el despacho del Alcalde de Cali, mientras el ‘gaucho’ responde con una altiva sonrisa. Minutos después, el nuevo gerente general del equipo, Miguel Martínez, tras manifestar un parte de tranquilidad porque los dirigidos por Álvaro Aponte no cesarán sus actividades, incluye en el colofón de su exposición que el pasado miércoles les abonaron un mes de sueldos a los técnicos de las menores.Lo anterior fue un guión más del novelesco plantel americano, rodado en el CAM. No obstante, en otro lugar de la ciudad, las fuerzas básicas, eje fundamental en el futuro de todo equipo, viven otra realidad. "Llevábamos once meses sin recibir salarios, pero no era lo que estábamos esperando, aunque por lo menos sirvió para llevar el arroz a la casa y asegurar lo de los pasajes”, comenta el ex técnico de la categoría infantil Óscar Sandoval, mientras que el preparador físico de la misma, Huberney Chacón, agrega: "Es un pena que digan que nos pagaron un mes de sueldos, cuando lo que nos dieron no suma ni siquiera una quincena” .El éxodo de buenos prospectos en América aumenta a un ritmo desenfrenado. “En los últimos meses se han ido cerca de 20 de los mejores jugadores”, manifiesta un técnico que pidió reserva de su nombre.Sin embargo, Hárold Mina, uno de los jugadores que abandonó el plantel, reveló algunas de las causas del enquistado mal. "Estuve ocho años en América, hice todo el proceso, pero no pude debutar. El mismo 'Pipa' De Ávila y el médico Carlos Muñoz decían que yo debía jugar y que estaba hasta por encima de Juan Camilo Angulo". Y continúa "Sin embargo, todos sabían que los que jugaban era porque otra persona les pagaba a los técnicos para que los pusieran. El 'profe' Juan Carlos Gruesso fue quien 'me mochó'", afirma Mina, lateral izquierdo de Puerto Tejada, y quien prueba suerte en el Chicó.El primero en emprender dicha ruta fue el promisorio volante Yeison Moreno, quien tuvo la fortuna de debutar con el primer equipo americano en el 2009.“Estuve ocho años en América, hasta que el ‘profe’ Umaña me puso a debutar con el primer equipo, pero después decidí pedir mis derechos deportivos porque a los de las divisiones menores no nos estaban dando la oportunidad. Allá hay mucho desorden; entonces, me vine al Chicó a probar y ya he jugado con el equipo profesional”, sostiene Moreno, al tiempo que recuerda que “en América me quedaron debiendo cinco meses”. Además de los anteriores, también han empacado maletas en los últimos meses Anier Figueroa, Róbinson Aponzá ‘Gancho’, Andrés ‘Leidy’ Arboleda, Humberto Osorio Botello, Edward Cuellar y Paver Rodallega, sin contar los que renunciaron del equipo profesional. “Muchos estamos viviendo de la mendicidad, o que un amigo o un padre de familia nos colaboren para los transportes. Hay compañeros que han terminado las relaciones con sus esposas o han tenido problemas con la educación de sus hijos”, asegura Sandoval, a quien hace un par de días lo descendieron a entrenar a los delanteros, luego de dirigir la infantil.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad