Las ‘Águilas Doradas’ de Itagüí tocan la cumbre tras vencer al Pereira

Las ‘Águilas Doradas’ de Itagüí tocan la cumbre tras vencer al Pereira

Noviembre 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
PABLO ARBELÁEZ RESTREPO / Colprensa- El Colombiano
Las ‘Águilas Doradas’ de Itagüí tocan la cumbre tras vencer al Pereira

David Córdoba y Lionard Pajoy, jugadores del Itagüí en la Liga Postobón.

Va tanto el cántaro al agua que al final se rompe. Y eso fue lo que ocurrió el sábado con el Itagüí Ditaires, en su juego ante el Pereira, al hallar el triunfo en una jugada que probó con insistencia y no le dio resultado alguno en el primer tiempo: el juego aéreo.

Va tanto el cántaro al agua que al final se rompe. Y eso fue lo que ocurrió el sábado con el Itagüí Ditaires, en su juego ante el Pereira, al hallar el triunfo en una jugada que probó con insistencia y no le dio resultado alguno en el primer tiempo: el juego aéreo.Los volantes y laterales de las ‘águilas doradas’, que se habían cansado de lanzar pelotazos altos, desde ambos costados, en los 45 minutos iniciales, encontraron el camino del gol en una jugada similar, arrancando el tiempo final y que determinó la victoria 1-0.La buena propuesta ofensiva del Itagüí se había opacado ante la falta de contundencia -desperdició tres opciones claras- frente a la zaga pereirana que se plantó bien en el estadio de Ditaires.Sin embargo, cuando apenas se disputaban once minutos del segundo periodo, un centro de Javier Arizala, por izquierda, superó los centrales ‘matecañas’ y fue a parar justo en el antebrazo derecho de Lionard Pajoy, quien, con solo moverlo hacia adelante, la envió al arco defendido por Róbinson Zapata. El juez, Héctor Parra no se percató del error ni tampoco el asistente de raya y el gol se convalidó.Tal situación desencadena la airada protesta de los visitantes y luego las expulsiones de Elvis González y del técnico Áfredo Araújo (por ingresar al campo), así como el desplome táctico, que obligó a realizar cambios sobre la marcha, que no surtieron efecto alguno.El visitante terminó con dos hombres menos y recriminando la que consideraron una floja actuación del árbitro Héctor Parra. Y mientras, quedará para la historia otra "mano de Dios", esta de Lionard Pajoy que le permite al Itagüí (27 puntos) clasificar a semifinales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad