La violencia amenaza nuevamente al fútbol colombiano

Marzo 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País
La violencia amenaza nuevamente al fútbol colombiano

La imagen corresponde a un partido en el estadio 'Hernán Ramírez Villegas' de Pereira, donde la Policía local siempre está atenta para evitar desmanes de las llamadas 'barras bravas'.

Algunos problemas han sucedido en los estadios, otros en calles aledañas. Campos de juego han sido invadidos en dos ocasiones. Casos que podrían ser aislados son vinculados al deporte.

Actos de vandalismo y violencia relacionados con el fútbol volvieron a aparecer, y cada vez con más frecuencia, en las jornadas del fútbol profesional colombiano. El pasado domingo en el clásico antioqueño por la Liga Postobón, y el miércoles de esta semana en el vallecaucano por la Copa, ocurrieron desórdenes antes y después de los compromisos en las afueras de los estadios, lo que nuevamente prende las alertas acerca del control a este tipo de espectáculos.El 29 de enero, justo cuando se dio inicio al rentado, el mismo ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, en compañía del presidente de la Dimayor, Ramón Jesurún, encabezó una ceremonia en la cual se dio un nuevo impulso a la intención de buscar la paz en los escenarios deportivos y fuera de ellos. Allí se anunciaron visitas a las diferentes ciudades donde se juega el rentado, con el objetivo de revisar el funcionamiento y operación de las Comisiones Locales de Seguridad. Las visitas sí han ocurrido, pero no parecen haber logrado mucho para detener el pésimo comportamiento de algunos ‘hinchas’. Al contrario, la situación de hoy es más complicada que al inicio del año.El desespero de las autoridades locales y de los ciudadanos que se han visto afectados por los escándalos ha hecho que, incluso, el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, y el presidente del Concejo de Medellín, Bernardo Guerra, soliciten a la Dimayor no programar compromisos en jornadas nocturnas, algo que el ente rector del balompié profesional en el país, no ve posible."No, no conozco ningún pronunciamiento por parte del doctor Rodrigo Guerrero. Sin embargo, los temas y la aprobación de los torneos no tienen consentimientos, ni de día, ni de hora, ni de fecha, por efectos de los contratos de televisión", indicó Jesurún.Asimismo, se refirió a la petición de no llevar a cabo encuentros el sábado en la noche, a lo que respondió que no ve ninguna diferencia entre que sean ese día o el domingo, puesto que los controles de seguridad deben ser los mismos en cada compromiso, sea cual sea el día.VAN CINCO CASOS ESTE AÑOLuego de la expedición de la llamada ‘Ley del Fútbol’ y de la realización en el país de la Copa Mundial Sub-20 de la Fifa, la situación en el entorno futbolero, en lo que concierne a hinchas, parecía haberse calmado, pero en menos de dos meses de torneo ya cuenta con cinco incidentes grandes, incluyendo los antes mencionados.Los dos primeros fueron el 5 de febrero pasado. El primero, cuando en el estadio ‘Manuel Murillo Toro’ de Ibagué un grupo de, más o menos, 100 ‘hinchas’ del elenco ‘pijao’ invadió el terreno de juego, al parecer, buscando a seguidores de Santa Fe. La oportuna intervención de la Fuerza Pública impidió que el hecho pasara a mayores.Ese mismo día, pero por el torneo de ascenso, en el ‘Hernán Ramírez Villegas’ de Pereira, otro grupo ‘hinchas’ del elenco ‘matecaña’ también ingresó al campo de juego, mientras se disputaba el encuentro ante Alianza Petrolera. Versiones extraoficiales indican que allí fueron amenazados jugadores de ambos equipos en contienda.Casi un mes después, el pasado 4 de marzo, nuevos hechos se produjeron dentro de un estadio, esta vez en el ‘Arturo Cumplido Sierra’, de Sincelejo, donde seguidores de Sucre y Bucaramanga, equipos del ascenso, se enfrascaron en una disputa por el robo de una bandera. La gresca pasó luego del encuentro a las calles cercanas al escenario.Los casos más recientes; el del clásico antioqueño y el vallecaucano, dejaron un saldo de nueve heridos y 350 personas retenidas, en Medellín; así como 11 contusos y 136 aprehendidos en Cali.AUTORIDADES BUSCAN SOLUCIONESMás allá de los castigos que desde lo deportivo pueda implementar la Dimayor, los alcaldes y agentes del orden en las ciudades han impuesto penas a los hinchas a causa de su mal comportamiento.Un ejemplo de ello es lo estipulado en el Tolima cuando, después de un juego ante Santa Fe, se estableció que durante un mes las llamadas barras bravas del cuadro ‘pijao’ no podrían ingresar a ningún estadio del país. En la reunión que terminó con este pronunciamiento estuvo el general Rodolfo Palomino (director de seguridad ciudadana de la Policía Nacional). El pasado sábado en la capital de la República, en desarrollo del juego ante Academia, los integrantes de la barra ‘Lobo Sur’ de Pereira no pudieron ingresar al encuentro; lo mismo que tienen previsto para este fin de semana los directivos de Fortaleza, quienes decidieron impedir el ingreso al estadio ‘Los Zipas’, de Zipaquirá, a las barras organizadas de Bucaramanga, teniendo como referente previo el incidente del juego ante Sucre.Se debe recordar que la Ley de Seguridad Ciudadana tiene un capítulo especial para el fútbol profesional. En ella se estipulan sanciones para quienes incumplan las normas, como lo son: multa y exclusión de estadios, por distintas causas.“Lamentablemente acá estamos frente a este escenario que ustedes han evidenciado en donde ese fanatismo inapropiado ha llevado a que se den unos cuadros de intolerancia, y más que eso, de agresividad entre algunas barras que al finalizar el partido en el estadio ‘Pascual Guerrero’ (Cali) se enfrentaron violentamente, no solamente entre ellas, sino también con las instalaciones. Estamos hablando de la intención de afectar el mismo transporte, por lo que hubo necesidad de intervención policial y de realizar algunas conducciones y también capturas con propósito de judicialización de algunos hinchas”, indicó el general Palomino.Palomino también indicó que la presencia de equipos tradicionales en la B (América - Pereira) ha ayudado también a que se presenten estos actos puesto que muchas veces actúan en estadios que no tienen componentes de seguridad suficientes para albergar gran cantidad de hinchas, así como se da inconformismo por la presencia de dichas divisas en esta categoría.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad