La última cita para que LeBron James y Stephen Curry ganen el anillo de la NBA

La última cita para que LeBron James y Stephen Curry ganen el anillo de la NBA

Junio 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La última cita para que LeBron James y Stephen Curry ganen el anillo de la NBA

LaBron James se podría ganar su tercer anillo en la NBA.

Más emocionante no podría ser la final de la NBA que llega esta noche a su séptimo juego entre los Cavaliers y los Warriors. LeBron James buscará quedarse con otro título, mientras que Stephen Curry no podrá jugar.

Así como en una de las películas del famoso agente James Bond 007, pareciera que LeBron James está dejando todo para el final. La puntería del astro del baloncesto mundial ha sido puesta a prueba en los dos últimos juegos y llevó a que los Cavaliers resurgieran de las cenizas y obligaran a que la final de la NBA se fuera a un séptimo juego que nadie se imaginaba hace un par de semanas. Esta noche se conocerá si los Warriors siguen su reinado o los Cavaliers hacen historia. 

En el último tiempo los Golden State Warriors han sido los reyes del mejor baloncesto del mundo, a tal punto que son los actuales campeones de la competencia. Para esta ocasión, eran los candidatos naturales a repetir el anillo de la NBA, y mucho más con un inspirado Stephen Curry, quien por lo hecho en las dos últimas temporadas consiguió que  las cámaras lograran ir hacia él como referente de este deporte en la actualidad, tras un dominio de varios años de LeBron James.

El pasado 17 de junio comenzó la serie de la gran final entre los Warriors y los Cavaliers, y de inmediato los actuales campeones hicieron sentir su peso en el maderamen dejando al descubierto que son un quinteto realmente complicado.

“La verdad es que son un equipo fuerte, juegan muy unidos y eso los hace poderosos en la cancha y marcan la diferencia. Por su parte, los Cavaliers funcionan más gracias a sus individualidades”, aseguró Scottie Pippen, quien en su momento fue uno de los referentes más importantes de la NBA cuando hizo las veces de compañero de Michael Jordan en los Bulls de Chicago.

Los Warriors de visita vencieron en el primer juego a los Cavaliers 104 a 89, en una demostración clara de lo que dijo Pippen: un equipo venció a otro y las individualidades fueron  prioridad. La demostración del quinteto campeón de la NBA resaltó más por la falta de producción de su megaestrella Stephen Curry, quien tuvo una de sus peores noches al sumar apenas 11 puntos.

Se esperaba una reacción más dura de los Cavaliers con un LeBron con sed de venganza. Pero llegó la sorpresa, otra vez los Warriors en el segundo juego hicieron de las suyas  fuera de casa. Curry  llegó a 18 puntos, mientras que James apenas consiguió una más, ambos aportaron con lo hecho en el campo, pero sin muchos puntos. Al final, los Warriors con un 110-77 consiguieron poner la serie 2-0. Llegó la cara de preocupación para LeBron James.

El miércoles 8 de junio regresó un inspirado LeBron James y otra vez volvió a ser brillante. Puso la serie 2-1. James hizo 30 unidades y anuló a Curry, quien apenas pudo hacer 19. Parecía que todo estaba dado para que en la próxima confrontación llegara el 2-2. El enfrentamiento pasó a ser más que deportivo, ya que se comenzaron a verse los choques entre las dos figuras de los equipos, lo cual persistió hasta el sexto juego.

 El susto

El cuarto cara a cara pudo ser el punto de quiebre para los Warriors. Curry lo sabía y le respondió a LeBron con 38 unidades. 

El ‘Cheff’, como le llaman al jugador, tuvo una noche magnífica y ‘cocinó’ el juego 108 a 97 para poner la serie 3-1 en lo que para muchos era la lápida al conjunto de Cavaliers. Sin embargo, cuando del otro lado tienen a un ‘Monstruo’ llamado LeBron James, cualquier cosa puede ocurrir.

La resurrección

Y llegó el quinto juego. Los Cavaliers no tenían nada que perder, los Warriors ya tenían la mano lista para lucir nuevamente el anillo. LeBron James haciendo como un verdadero vaquero puso su puntería a prueba y en una magistral noche logró meter el balón en la red una y otra vez para sumar 41 puntos, 11 más que Curry. Los de Cleveland vencieron 112 a 97 y pusieron la serie 3-2. Primer mal sabor de boca para Curry, quien se dejó tentar por la experiencia de James, que lo desconcentró una y otra vez del juego. El clima entre las estrellas llegó a su tope máximo y no se podían ni ver.

La igualdad que enloqueció a Curry

Llegó el sexto juego, y los Warriors aún tenían el sartén por el mango para coronarse. Claramente, LeBron James no solo remontó, sino que hizo que le quitaran al mayor de los problemas para el séptimo juego.

James sabe cómo repetir la dosis, otra vez hizo 41 contra 30 de Curry, y lideró la victoria 115 a 101 que igualó la serie 3-3 y dejó todo para este domingo 19 de junio.

Curry no aguantó la presión y en una rabieta agredió con su protector bucal a un aficionado y gritó al juez. El resultado es que no estará en el séptimo juego, lo cual claramente puede salirle muy caro.

En el séptimo episodio se bajará el telón, pero antes se conocerá si LeBron acaba con la sequía de los Cavaliers de no ganar hace 52 años.

 

Datos En el sexto cotejo  el jugador Stephen Curry fue sancionado por agredir a un seguidor de los Cavaliers,  por lo que se perderá el séptimo y definitivo juego de su equipo. Se conoció el viernes  que Curry tendrá que pagar la suma de 25 mil dólares por los  hechos sucedidos en el sexto juego. Cuando abandonó  el jugador ya había sumado 30 puntos, pero tenía 6 faltas  técnicas.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad