La séptima tuvo el sello de ‘Cheché’

Noviembre 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co

José Eugenio Hernández condujo al equipo hacia la séptima estrella. Recibió un equipo desahuciado y en tres meses logró el título.

En 1998 los verdiblancos volvieron a tocar el cielo del fútbol colombiano. Gracias a una nómina con protagonistas de gran nivel como Gerardo Bedoya, Mario Alberto Yepes, Andrés Mosquera, Martín Zapata, Alexánder Viveros, Máyer Candelo y Víctor Bonilla, todos bajo las órdenes de José Eugenio ‘Cheché’ Hernández (que asumió para los últimos tres meses del torneo), Deportivo Cali pisó fuerte en las finales y disputó el título ante Once Caldas de Manizales.Restando tres jornadas para concluir el torneo ‘Apertura’ dos derrotas consecutivas, frente a Unión Magdalena por 0-1 en Santa Marta y frente a Millonarios por 0-2 en el estadio ‘Pascual Guerrero’, precipitaron la renuncia del técnico Reinaldo Rueda, pese a enseñar un rendimiento del 52,3%, luego de dirigir 63 partidos desde el año anterior. En su reemplazo y en forma provisional fue designado José ‘El Cheché’ Hernández, quien venía actuando como asesor de Jorge Luis Pinto en Millonarios. La nueva dupla del Cali se completó con Jorge Amado Nunes. El contrato ligó a los dos profesionales, desde septiembre 22 hasta diciembre 31 de 1998.Resurgiendo de las cenizas que le deparó el torneo ‘Apertura’, especialmente en las dos primeras fases, a la hora de la verdad el Deportivo Cali clasificó como vencedor invicto de su grupo –Cuadrangular ‘B’– además de ratificar a Víctor Bonilla como goleador absoluto en el acumulado del año, con 34 anotaciones. En dicho cuadrangular, que hacía parte de la Copa Mustang II, dos triunfos consecutivos frente a Millonarios, orientado por Jorge Luis Pinto, fueron decisivos y brindaron a los pupilos del ‘Cheché’ Hernández la ocasión de jugar la gran final del fútbol colombiano frente al Once Caldas que clasificó primero del Grupo ‘A’, gracias al empate a un gol con el Atlético Quindío.De no haberse concretado tal igualdad, la final de 1998 la habría jugado el Cali frente al Medellín, que en el estadio ‘El Campín’ doblegó a Santa Fe por 3-2, luego de perder inicialmente por 0-2.El primer partido final de este intrincado y extenso calendario se jugó la noche del miércoles 16 de diciembre en el estadio ‘Pascual Guerrero’. José ‘El Cheché’ Hernández, un bogotano nacido el 18 de marzo de 1956, frente al paisa Javier Álvarez, nacido el 14 de abril de 1968.Y la final con un atractivo especial: los dos máximos anotadores de todo el año frente a frente, Víctor Bonilla con 34 dianas y Sergio Galván Rey con 29.El brillante remate de temporada del Deportivo Cali levantó como espuma el entusiasmo de la fanaticada caleña, que en número de 33.283 personas cerró filas, emocionada y optimista en torno al equipo que había motivado su enojo escasos 100 días atrás. Deportivo Cali, jugando un fútbol digno de su gloriosa historia, pletórico de aciertos en todas sus líneas y arrollador a la hora de las definiciones, apabulló desde casi el pitazo inicial al cuadro manizalita.A los 180 segundos del tiempo inicial, a la salida de un tiro de esquina, Víctor Bonilla aprovechó un rechazo del golero Juan Carlos Henao, a inicial pelotazo de cabeza de Martín Zapata, para rematar de zurda y abrir el marcador. Promediando el minuto 11, una vez más Bonilla, a pase de Arley Betancourt, derrotó nuevamente al arquero caldista. A cinco minutos del pitazo de Oscar Julián Ruiz y como conclusión de un nuevo servicio de esquina, Víctor Bonilla, con magistral remate de cabeza, ubicó el balón lejos del alcance de Juan Carlos Henao. Tres goles distintos: pierna zurda, pierna derecha y cabeza. Para la etapa complementaria, Carlos Castillo, quien ingresó por Arley Betancourt, puso la lápida al Caldas en el minuto tres, cuando luego de correr casi 35 metros, clavó un metrallazo en un ángulo imposible para el golero Henao.Contundente pero a la vez inoficioso resultado de 4-0 final en beneficio del Deportivo Cali, ya que Once Caldas, ganando el partido de vuelta por 1-0, forzaba un partido adicional definitivo. El gol diferencia no tenía ninguna importancia.El partido de vuelta se disputó el domingo 20 de diciembre en el estadio ‘Palogrande’ de Manizales. Cali con la paridad era campeón. Después de un partido planteado estratégicamente defensivo por parte del Cali, donde el arquero venezolano Rafael Dudamel fue figura fundamental para logran el definitivo cero por cero, a las 7:05 minutos de la noche, cuando el árbitro Oscar Julián Ruiz dio por terminado el juego, un grito de victoria se extendió desde las estribaciones del Nevado del Ruiz hasta los Farallones de Cali.Deportivo Cali por séptima vez campeón de Colombia, el título número 50 en la historia del balompié profesional del país. Al final de los 90 minutos la metamorfosis de Cali fue total: de las tranquillas calles, avenidas y parques, pues toda la ciudad estaba pendiente de la transmisión de radio y televisión, se pasó a las multitudinarias caravanas de bicicletas, motocicletas y automóviles, que por momentos hicieron imposible el deambular por la ciudad.CRÉDITOS* Libro “Deportivo Cali: Nuestra Historia”Publicado por la Asociación Deportivo Cali en 2008”* Libro “Sentimiento Verde”Publicado por El País en 2003.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad