La Selección Colombia dejó más dudas que certezas

Junio 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
La Selección Colombia dejó más dudas que certezas

El jugador colombiano Falcao García, durante un partido entre Ecuador y Colombia clasificatorio al mundial Brasil 2014 en el estadio Olímpico de Atahualpa, en Quito (Ecuador).

El combinado nacional no convenció en los partidos ante Perú y Ecuador. Hay mucho por corregir. Aquí está lo bueno y lo malo del equipo de Pékerman.

Mucha decepción regaló la Selección Colombia en los dos partidos que jugó en una semana por la eliminatoria rumbo al Mundial de Brasil 2014.Ni siquiera el triunfo 1-0 ante Perú en Lima sirvió para disimular el malestar de los aficionados, que enfatizaron mucho sobre el pobre rendimiento del equipo en el estadio Nacional.Ese mismo accionar tan irregular del combinado nacional se vio el domingo en el Atahualpa de Quito, en donde esta vez la suerte no le acompañó porque el resultado le fue adverso.Desde muchos ángulos le llovieron críticas a la Selección Colombia por sus dos pálidas salidas en condición de visitante. “En el partido contra Perú pensé que David Ospina iba a estar más rodeado porque le tocó salir como figura, a Colombia le llegaron mucho”, dijo el ex arquero del onceno tricolor, el vallecaucano Óscar Córdoba.“A la Selección se le veía mejor con Leonel; tanto misterio de Pékerman para jugar tan mal”, dijo en su perfil de facebook otro ex jugador, el paisa Hernán Darío Herrera. “Preocupante lo de la Selección Colombia, sin estilo de juego, sin variantes, sin jugadas de gol; sólo les ganamos a Bolivia y a Perú”, comentó el ex delantero del combinado patrio Víctor Hugo Aristizábal.El equipo hace algunos días ganó una posición gracias al triunfo sobre Perú y a la estrepitosa caída de Ecuador ante Argentina. Pasó del sexto al quinto lugar en la tabla que es zona de repechaje.Pero lo sucedido el domingo la volvió a la realidad porque de nuevo bajó a la sexta casilla, quedando al alcance de los tres equipos que están en la parte baja de la tabla como Bolivia, Paraguay y la colera selección peruana. A corregir muchos detalles Lo sucedido en esta dos fechas no sería tan preocupante si los próximos rivales no fueran los dos primeros en la tabla: Chile y Uruguay.Con la 'celeste' la Selección jugará de local en septiembre, y unos días después visitará a los 'australes' en Santiago.Le queda tiempo al técnico José Pékerman para encausar al combinado nacional por el camino del buen fútbol y de la clasificación al Mundial.Por lo pronto, presentamos los puntos positivos y negativos que dejó Colombia en sus dos recientes salidas. LO POSITIVO El triunfo en Lima Ganar por fuera siempre será un punto muy alto para cualquier equipo porque obliga a las demás selecciones visitantes a triunfar en esa misma plaza.Colombia no jugó bien ante Perú en Lima, pero aprovechó una de las pocas opciones que tuvo para anotar y sumar tres puntos de oro.Esa victoria, más allá de lo futbolístico, es muy buena ya que en tres salidas el combinado nacional ha conseguido seis puntos, sumando lo hecho en la primera fecha contra Bolivia en La Paz. Por fuera la cosecha colombiana es muy buena.Los que brillaronEn Lima y en Quito hubo jugadores que mostraron categoría y jerarquía para defender la camiseta nacional.David Ospina despejó algunas dudas y en esas dos confrontaciones salió bien librado. Carlos Sánchez fue el mejor del equipo por su entrega, lucha y sacrificio para quitar balones en el medio y para corregir la displicencia y los errores de varios de sus compañeros.A James Rodríguez se le vio mejor en Lima, y se demostró que con más compañía en función creativa puede ser el conductor del equipo. Apenas recibió un gol En 180 minutos y jugando en condición de visitante ante delanteros de gran nivel como el peruano Paolo Guerrero y los ecuatorianos Antonio Valencia y Cristian Benítez, se podía esperar lo peor en materia de goles en contra.Pero el equipo solo vio caer su valla en una ocasión, en Ecuador, lo que habla de una cierta seguridad defensiva que empieza primero con el trabajo de David Ospina y la complementa el aporte del triángulo defensivo que conforman Aquivaldo Mosquera, Mario Yepes y Carlos Sánchez. Se tuvo fondo físico Los jugadores demostraron profesionalismo porque después de llegar con el peso de haber afrontado extenuantes torneos en el exterior, y de estar concentrados 24 días en Bogotá, respondieron a la exigencia física en ambos compromisos.En Lima el equipo corrió y aguantó las arremetidas de un Perú que siempre estuvo encima. Y en Ecuador también se dio lo mismo porque a la Selección le tocó esperar mucho en su terreno para controlar a los veloces delanteros rivales.No hubo deficiencia física en ningún jugador. Los que salieron para ser relevados fue por lesión y decisión técnica. LO NEGATIVO Fue muy defensiva Tanto en Lima como en Quito la Selección salió a esperar a sus rivales en su propio terreno, y no a proponer o a intentar imponer su estilo.Ese estilo defensivo, como es de esperarse, sacrifica a muchos jugadores, empezando por Falcao García, a quien no le llegan muchos balones y no se le acercan sus compañeros porque éstos están en tareas defensivas.Por esa razón David Ospina tuvo demasiado trabajo en Lima y por ese mismo argumento a la defensa le tocó reiterarse en las faltas contra Ecuador.En bajo nivelHubo jugadores que decepcionaron por su alarmante bajo nivel, lo que obliga al técnico a examinar esas pociones de manera urgente para los próximos partidos.Pablo Armero volvió a dar demasiadas ventajas por su sector; Freddy Guarín, además de caminar tranquilamente la cancha en Lima y Quito, muy poco ayudó en marca y en salida ofensiva.Dorlan Pabón estuvo muy perdido y muchas veces individualista; Falcao García muy poco pudo hacer y Juan Guillermo Cuadrado, cuando jugó, tampoco fue solución en el medio campo.No hay identidadPor lo menos antes se sabía que el equipo jugaba al famoso toque-toque que muchos criticaban.Pero estos dos partidos oficiales de José Pékerman como técnico, a la Selección no se le vio un estilo definido. Su idea casi siempre fue la de esperar al rival y cuando tuvo el balón la única fórmula a la vista fue el contragolpe.El equipo careció también de la tenencia de la pelota que era otra de sus aliadas. Ni siquiera mostró el fútbol rápido que se vio en el amistoso ante México, en el estreno de Pékerman. Anemia ofensiva A la Selección se le vio muy débil ofensivamente. En Lima gozó de dos opciones, una de ellas aprovechada por James Rodríguez.Pero en Quito las llegadas a predios ecuatorianos fueron casi nulas y eso habla claramente de un equipo sin peso y jerarquía del medio hacia arriba.A eso se le suma la tardía reacción del técnico José Pékerman para encontrar los revulsivos. Ante Ecuador, por ejemplo, cuando se perdía 1-0 el último cambio que ordenó fue el ingreso de Luis Fernando Muriel para jugar pocos minutos. Frases "La derrota es muy dura para nosotros, pero hay que seguir adelante, hay que pelear porque no estamos tan lejos de los punteros”, Falcao García, delantero."El balance en estos dos partidos es que sumamos 3 puntos que nos permiten estar cerca de la meta. No hay que bajar los brazos”, Mario Yepes, defensa."Yo tenía que hacer una línea de tres con Guarín y con Sánchez en el medio; yo creo que nos faltó claridad en el momento de tener el balón”, Elkin Soto, volante."Es triste perder un partido cuando podíamos haber sumado. Toca seguir peleando para no perder la rueda”, Carlos Sánchez, volante.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad