La Selección Colombia, cara a cara contra el ‘fantasma’ del Rose Bowl

Junio 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Daniel Molina Durango Enviado especial de El País a Estados Unidos
La Selección Colombia, cara a cara contra el ‘fantasma’ del Rose Bowl

Andrés Escobar (derecha), durante el fatídico partido que la selección Colombia perdió con Estados Unidos en el Mundial de 1994. Ese día el defensor de Atlético Nacional marcó un autogol.

En el Mundial de 1994, disputado en Estados Unidos, Colombia jugó dos partidos en el estadio Rose Bowl de Pasadena, y en ambos cayó, frente a Rumania y luego Estados Unidos. Sin embargo, allí se perdió algo más importante que los puntos en disputa. 

Ante Rumania se perdió la confianza —que tardaría años en regresar—  y frente a Estados Unidos se empezó a ir Escobar, legendario defensa colombiano que, diez días después de ese juego ante los norteamericanos, en el que marcó un autogol, fue asesinado en Medellín.

Desde entonces, Colombia no ha vuelto a pisar de manera oficial ese estadio, pero lo volverá a hacer este 7 de junio en el marco de la segunda fecha del Grupo A de la Copa América Centenario, ante Paraguay. 

Con una Selección llena de buenos jugadores —al igual que la de esa década—, pero con una mentalidad mucho más fuerte y menos triunfalista, la tricolor sueña con lograr un triunfo que permita clasificar a los cuartos de final y rendirle un homenaje más a Escobar. 

De hecho, en el partido inaugural de la Copa Centenario, la familia del ‘Caballero’, como le decían, fue invitada a un homenaje por la organización del evento, en la que les entregaron una camiseta nueva de la Selección Colombia firmada por todos los jugadores actuales.

Quizá la persona más alegre de todas fue Santiago el ‘Sachi’ Escobar, hermano de Andrés y técnico de fútbol. “Fue un momento muy bonito, que demuestra que mi hermano dejó un legado como futbolista y como el buen ser humano que fue”. 

En esa misma tónica habló Faustino el ‘Tino’ Asprilla, quien aseguró que “Andrés fue una de las mejores personas que conocí en mi vida”.

Frente a los paraguayos, esta nueva generación debe demostrar de qué está hecha, para lograr un triunfo en ese difícil estadio y seguir peleando por lograr el título de la Copa América Centenario. 

Si el combinado nacional llega a ganar en Pasadena y luego es campeón, de seguro, esté donde esté, Andrés Escobar también dará la vuelta olímpica.

[[nid:539569;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/05/rose_bowl_stadium965.jpg;full;{Estadio Rose Bowl.Afp- El País.com.co}]]

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad