La mejor generación Roja

La mejor generación Roja

Junio 07, 2010 - 12:00 a.m. Por:
AP-Enlajugada
La mejor generación Roja

Una generación dorada de futbolistas, el aval de un título continental y la esperanza de una afición entregada al buen juego de su selección se funden en el sueño más realista que ha vivido España de conseguir un Mundial por primera vez en su historia.

Una generación dorada de futbolistas, el aval de un título continental y la esperanza de una afición entregada al buen juego de su selección se funden en el sueño más realista que ha vivido España de conseguir un Mundial por primera vez en su historia.Los vigentes campeones de Europa viajan a Sudáfrica con la etiqueta de favoritos y casi con la obligación de superar la barrera de los cuartos de final y pelear por el torneo. Todo lo demás podría ser entendido como un fracaso.España rompió en la Eurocopa de 2008 una racha de 44 años sin un título de renombre internacional. Pero eso fue en Europa. Porque en los mundiales, el papel de la Roja ha sido más bien pobre. Nunca ha jugado una final y su mejor resultado, un cuarto puesto, se remonta a Brasil 1950. Desde entonces, ni siquiera ha asomado la nariz en semifinales.El técnico Vicente del Bosque lleva meses intentado rebajar la euforia y pidiendo públicamente a su plantilla que evite la relajación.Con una columna vertebral estructurada en torno al mediocampo y la defensa de Barcelona, que la temporada pasada batió todos los récords posibles con sus seis títulos, las expectativas españolas son más altas que nunca.España se entusiasma al contar con una formidable generación de futbolistas en la que sobresalen los delanteros Fernando Torres y David Villa; los volantes Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Cesc Fábregas; y el guardameta Iker Casillas. Pero en la recta final de la temporada, las lesiones amenazan el bloque de la selección. Jugadores decisivos como Iniesta, Torres y Fábregas arrastran graves problemas físicos y todavía es una incógnita si su recuperación les permitirá llegar en plenitud de facultades a Sudáfrica.Salvo algunos retoques, la selección será la misma que conquistó el título europeo hace dos años, con un once titular que los niños recitan de memoria.Luis Aragonés dejó su sitio en el banquillo a Del Bosque sin que aparentemente se notara mucho el cambio. La Roja ganó los 10 partidos de su grupo de clasificación para el Mundial y ha sumado importantes victorias en amistosos contra Francia en París o Argentina en Madrid.Su juego ofensivo y de toque es admirado, pero todavía suscita incógnitas sobre su capacidad de respuesta ante las adversidades. El año pasado, España disputó la Copa Confederaciones en Sudáfrica y, contra todo pronóstico, sucumbió en semifinales ante Estados Unidos, un rival teóricamente inferior. Desde entonces el equipo encadena una racha inmaculada de nueve victorias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad