“La medalla es mía, así no me la hayan dado”: Luis Javier Mosquera

Octubre 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Andrés Felipe Martínez González - Especial para El País

Al pesista vallecaucano aún no le entregan la medalla olímpica ganada en Río 2016.

Habiendo superado el fragor de sus primeros días como medallista olímpico, el yumbeño Luis Javier Mosquera ha regresado a sus sesiones de entrenamiento con miras a seguir haciendo historia en la Halterofilia colombiana.

Esperando aún la entrega de su medalla y acostumbrándose a la popularidad que alcanza un ‘campeón’, dedica sus días a prepararse  en Cali. 

“He estado recuperando la intensidad del trabajo y  realizando ejercicios que permitan reponerme de la gran exigencia que recibió mi espalda”, le contó el atleta a El País.

“Mis días han cambiado mucho después de los Olímpicos, es algo impresionante. Ser medallista olímpico te cambia la vida”, agrega.

Después de su participación en Río, habiendo regresado al país con el peso de una decepción, Luis Javier recibió la noticia del castigo a un competidor de su prueba y la consecuente asignación del  tercer lugar a su nombre.

“No sé cómo va el proceso de la entrega de la medalla, no me han dicho nada; pero esa medalla es mía así no me la hayan entregado”, dijo Mosquera.

Con la buena nueva llegó el ensalzamiento de las autoridades locales y firmas privadas que quisieron realizarle reconocimientos y obsequios. 

“Estoy muy agradecido, todo se ha dado muy bien, las ayudas y la entrega de la casa, todo lo he recibido con satisfacción”, confiesa el deportista.

El pesista resaltó la temporada histórica para el deporte colombiano y para el futuro del país. 

“Este año ha sido  impresionante para Colombia, nos hemos acercado a encontrar la paz, a terminar las guerras. Además,  estamos demostrando que con el deporte  se puede construir el futuro, y pues todos estos logros deportivos hacen que las personas sepan de que en Colombia no sólo es violencia sino que también es paz”.

Soñando todavía con la silueta del bronce colgada en su pecho, Luis Javier admite sentirse orgulloso de pertenecer a la mejor generación olímpica colombiana, y quiere ir por más.

“Colombia puede ser una potencia  deportiva, hemos logrado mucho en estos últimos meses, se nos han dado reconocimientos”.

“Me siento triste por la doctora Ana  Camacho”, señala Luis Javier sobre la destitución temporal de la presidenta de la Federación de Pesas, tras la intervención de Coldeportes. 

“Los deportistas queremos apelar esa decisión. Ella le ha ayudado mucho a este deporte en muy poco tiempo. No estoy de acuerdo con que se asigne otro presidente que pueda tirar todo esto a la basura”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad