La lluvia fuerza una quinta final masculina del US Open en lunes

La lluvia fuerza una quinta final masculina del US Open en lunes

Septiembre 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE-El País
La lluvia fuerza una quinta final masculina del US Open en lunes

El tenista español David Ferrer (i) y el serbio Novak Djokovic (c) hablan con el árbitro Brian Earley (d) quien les dice que su partido semifinal del abierto de tenis de EEUU fue aplazado por lluvia.

La lluvia hizo acto de presencia sobre el área de Flushing Meadows desde primeras horas de la mañana del sábado, lo que hizo pensar que cumplir con el programa del día no sería posible.

La nada agradable presencia de la lluvia en la jornada sabatina del Abierto de Estados Unidos forzó a la cancelación de dos de los tres partidos que estaban programados, la segunda semifinal masculina y la final femenina.El jugador checo Tomas Berdych, que perdió la semifinal ante el escocés Andy Murray, reconoció que cuando llegó a los 8:15 de la mañana a las pistas del Centro Nacional de Tenis de Flushing Meadows y vio como llovía y el viento que hacia, pensó que no habría partido.Pero los organizadores no pensaron lo mismo y aunque el partido entre Murray y Berdych comenzó una hora y media más tarde de lo programado, al final se completó en cuatro sets, pero en el que el viento fue el gran protagonista.Berdych, en la rueda de prensa posterior al partido que perdió por 5-7, 6-2, 6-1 y 7-6 (7), fue categórico cuando dijo que por él no se hubiese disputado el partido. "Primero nos hacen levantar muy pronto, luego la lluvia, el aplazamiento, y para rematar el viento, simplemente no eran las mejores condiciones para jugar, pero los organizadores son los que mandan y no queda más que aceptarlo", comentó Berdych. "El viento para mi saque es lo peor que puede haber, elevo mucho la pelota". La ironía en las decisiones de los organizadores llegó cuando en el segundo partido que disputaban el serbio Novak Djokovic y el español David Ferrer, con ventaja para éste por 5-2 y en poder de su saque, decidieron suspenderlo con sol.El argumento de los organizadores era que los informes meteorológicos pronosticaban la llegada de fuertes vientos y lluvias y no querían correr ningún riesgo con los aficionados.De esta manera y con la petición de evacuación inmediata de la gente, se confirmó lo que se preveía, la final masculina se volverá a jugar el lunes.La decisión estaba tomada y de nuevo el 'Super Sábado' no pudo darse en el Abierto ante la frustración de los seguidores neoyorquinos, que llenaron una vez más las gradas de la pista central Arthur Ashe Stadium.Una vez más, tal como sucede desde 2008, la final masculina no se llevará a cabo en el tradicional domingo y el director del torneo David Brewer reconoció que no era lo mejor, pero era la realidad a la que tenÍan que hacer frente.Los organizadores pensaron en trasladar la semifinal entre Djokovic y Ferrer al Louis Armstron Stadium, pero se decidieron por implementarla y al final resultó ser un error, que no les ayudará en las audiencias de televisión y más con el comienzo el lunes del tradicional partido de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).Murray, que ya vivió la misma historia en el 2008 cuando perdió su primera final que disputaba del Abierto ante el suizo Roger Federer, ahora tendrá la oportunidad de cambiar la historia y establecer otro hito en su carrera si gana el partido ante Djokovic o Ferrer y consigue estrenar los tÍtulos de Grand Slam.Djokovic ya sabe también lo que es jugar la final en lunes porque lo ha hecho los dos últimos años ante el mismo rival, el español Rafael Nadal, con el que perdió en el 2010 y ganó en el 2011.Mientras que el argentino Juan Martín del Potro le tocó jugar en lunes la final del 2009 que ganó a Federer.El problema de la lluvia volvió a ser el rompecabezas para los organizadores, que descartaron a corto plazo la construcción de un techo retractable para la pista central Arthur Ashe Stadium, pero cada vez suena con más lógica el establecer el lunes de manera oficial como el último día del torneo. "No hay nada decidido, se trata de analizar cada año todo lo que sucede dentro de la organización del torneo, y la posibilidad de alargarlo un día más forma parte de ese proceso, pero nada más", explicó Brewer.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad