“La Lista Clinton es algo oprobioso e injusto”: Óscar Ignacio Martán, expresidente del Cortuluá

“La Lista Clinton es algo oprobioso e injusto”: Óscar Ignacio Martán, expresidente del Cortuluá

Abril 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
JAVIER JARAMILLO y EDWARD ROJAS - El País
“La Lista Clinton es algo oprobioso e injusto”: Óscar Ignacio Martán, expresidente del Cortuluá

Óscar Ignacio Martán, expresidente del Cortuluá, estuvo seis años en Lista Clinton.

Más de seis años estuvo en Lista Clinton el expresidente del Cortuluá y exmiembro de la Federación Colombiana de Fútbol, Óscar Ignacio Martán.

A la Lista Clinton no sólo van a parar empresas que, según el gobierno de Estados Unidos, tienen vínculos con actividades del narcotráfico y el terrorismo.También personas naturales, por sospecha o presuntos vínculos con actividades ilícitas, terminan cargando el estigma. Es el caso del expresidente del Cortuluá y exintegrante del Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol, Óscar Ignacio ‘Nacho’ Martán.En entrevista exclusiva con El País contó detalles de los seis años que estuvo ‘enlistado’, dijo que jurídicamente estuvo muerto en vida pero que, asimismo, nació para una nueva vida en lo familiar y social.Cuando le menciono 'Lista Clinton', ¿qué se le viene a la cabeza? “Tristeza, mucho dolor, incertidumbre y, como lo dije en ese momento, me quedé congelado. Es algo que uno cree que nunca le va a suceder y que sucede. Congelamiento total”.¿Por qué fue a parar Oscar Ignacio Martán y Cortuluá a la Lista Clinton? “Te marcan por un indicio de que usted tiene un vínculo con alguna persona X, Y o Z, y no tenés derecho a un debido proceso, a nada. Simplemente te acaban con la vida en muchos sentidos. Es algo oprobioso, injusto y que viola todas las normas legales”.¿Conocer al narcotraficante 'Beto' Rentería sentenció su inclusión a Lista Clinton? “En Tuluá todo el mundo se conoce; todo el mundo veía al señor Rentería por las calles de la ciudad, todos los saludaban. Otra cosa es ser socio o testaferro del señor Rentería, algo muy diferente. La relación y los indicios vienen en ese sentido. Se tendría que meter a la Lista Clinton a todos los tulueños”.Háganos una reseña del año en que entró a Lista Clinton, cuántos años estuvo en ella y el año en que salieron... “Fue un 31 de octubre de 2006, un día de las brujas muy fuerte. Cortuluá salió de esa Lista el 24 de mayo de 2012 y Óscar Ignacio salió el 12 de diciembre de ese mismo año. La expectativa era que salía primero yo, pero al final lo importante es que salimos los dos, lo que más añoraba”.¿Cómo se logra salir de Lista Clinton? “Es un tema difícil de responder. Cuando me sucedió esto, tomé la decisión clara de que no tenía qué responderle a nadie. Si no me decían por qué me metían, por qué me involucraban, cuál era la prueba para involucrarme, en el orgullo de uno está que si nada debo, nada temo. Pero ante el poder de Estados Unidos y ante el doblegamiento que tiene el Estado colombiano ante la Lista Clinton, tocó decir ‘tengo que hacer algo’. Duré casi dos años sin hacer nada. Un abogado me creo terrorismo, me dijo que nunca iba a salir, que se me iba a acabar la vida; fue un momento de demasiada angustia. Luego pasé a otro abogado que me dio tranquilidad y me dijo que yo era un buen hombre, me dijo que era fácil salir y que había que hacer contactos con unos abogados de Estados Unidos y que era costoso. Cuando empecé a conocer que sí salía la gente de esa lista, dejé el orgullo a un lado y empecé a hacer gestión”.“Conocí al profesor de una universidad en Cali, el doctor Alejandro Silva, quien me dio la confianza para encaminarme a escribir. Redactamos la primera carta y la respuesta demoró casi un año. Me hicieron un formulario donde me preguntaban si era socio de tal persona o si la conocía; respondimos claramente porque si se comete un error o se miente te va peor. En mi proceso duré entre tres y cuatro años. Hay que escribir, poner la cara, dejar el orgullo y se tienen buenos resultados”.¿Los americanos le dijeron por qué lo habían incluido en la Lista? “No te van a decir nunca. Ese es el tema, es un abuso. Uno siempre quisiera saber por qué, quién logró ventajas o beneficios. Uno se muere sin saber qué pasó y quién te afectó. Te hacen un daño grave y a las instituciones”.¿Arruinó la Lista Clinton su carrera como directivo del fútbol? “Yo podía continuar siendo directivo de la Federación Colombiana de Fútbol, en ese momento era miembro del Comité Ejecutivo, pues la Ley colombiana me protegía. Simplemente tuve un acto de decencia con la Federación, con el fútbol, porque si mañana aparecía un patrocinio de cualquier empresa, una multinacional o algo, iban a decir que mientras esté un señor en Lista Clinton no lo patrocinamos. Pero sí me castró ese sueño de haber llegado a la Federación. No me iba a quedar a la brava. Tomé el camino de irme”.¿Qué más arruinó en su vida el estar en Lista Clinton? “Te afecta la familia, el entorno; hay veces uno cree que le afecta mucho más de lo que se imagina, que va a perder gran porcentaje de los amigos, pero realmente perdí el 1%, pues el 99% estuvieron cercanos. Sin embargo hubo gente del ingenio que se alejó, me dieron la espalda, duele y la deslealtad nunca se perdona. Te hacen más daño en tu país que en el mismo Estados Unidos”.¿Oscar Martán está vetado para volver al fútbol como directivo o empresario? “He estado cercano al fútbol, no me he alejado, pero no he querido ser muy visible por una cosa sencilla: en ese momento Cortuluá y yo estábamos en la Lista y uno cree que cualquier cosa que suceda afecta a la institución o viceversa. Y lo que más quería, por encima mío, era que Cortuluá saliera”.¿Volverá al fútbol en un tiempo? “Es algo que me atrae, está en la sangre, pero a la vez uno se pregunta si volverán las envidias y resentimientos de quien te quiso hacer daño. Pero siempre amaré a Cortuluá”.¿Cuál es su relación actual con el Cortuluá? “Con el Presidente actual tengo una muy buena relación, hablamos permanentemente y queremos a la institución. Estoy cercano a Cortuluá y asesoro al equipo, gratuitamente”.Usted siempre fue un hombre que habló fuerte, polémico, controvertido, que siempre fue de frente. ¿Hoy le tocó bajarle a la intensidad para evitar problemas con el gobierno de Estados Unidos? “Que le castren a uno el derecho a opinar lo que piensa; nadie me limitó, era un temor interior, de que si hablaba me podía hacer daño o al equipo en el propósito de salir de la Lista. Ya ese peso, ese trauma se cayó y hay que seguir diciendo las cosas con la claridad de antes”.¿Podría decirse que estar en Lista Clinton es como estar muerto en vida? “Sí. Hay afectaciones que son muy feroces. Muy en el tema jurídico si es estar muerto en vida. Sin embargo, a raíz de la Lista Clinton me acerqué mucho a los desplazados, pues manejo un grupo de 195 familias, trabajo con ellos, es un tema fuerte pero me distrajo un poco. Me acerqué a mi mamá, a mis hermanos, tengo una hija que va a cumplir 5 años y eso me alegró la vida; me acerqué a mis hijos. Muerto en vida en muchas cosas jurídicas, pero nací a una nueva vida familiar”.¿Cómo puede sobrevivir una persona o equipo estando en Lista Clinton? “Hay cosas que se pierden. Por ejemplo patrocinio no te dan porque ninguna empresa quiere comprometerse, aunque podrían hacerlo. El tema es el temor que tenemos a ser ingresado en esa Lista. Afortunadamente Cortuluá pertenecía a la A y tenía beneficios de la A y eso le ayudó a sobrevivir”.¿Ya estando por fuera de la Lista, ¿cómo sacudirse ese estigma con el que quedó marcado ante la sociedad? “El 99.9 por ciento saben quién es uno, no he sido narcotraficante y la gente ha estado conmigo; ese 1%, que no debió haberlo hecho, se marginó de mi vida, y bien ido”.¿A qué se dedica hoy el Oscar Martán que logró superar el estigma Clinton? “A las familias de desplazados les entregaron unas mil hectáreas, ellos me dieron una porción importante, tenemos un contrato de cuentas en participación, soy economista pero como cualquier agricultor madrugo; vendí panela, azúcar, cemento, miel de purga y arroz. Es una nueva etapa, estoy contento y me he defendido. También asesoro jugadores, me jodo con ellos, les consigo buenos contratos en buenos clubes y son unos derechos que he adquirido y quiero explotar”.¿Se cometen injusticias al momento de incluir a X o Y personas en la Lista oClinton? “Claro que sí, se es arbitrario. Es una decisión de Estados Unidos, arbitraria, oprobiosa, porque se hace sobre un supuesto. Se es arbitrario y se cometen errores muy graves. Seguramente hay unos que deben estar, otros que no”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad