DEPORTES
Hoy:

    La Liga China, con sus millones, le apuesta a ser potencia mundial en el fútbol

    Enero 29, 2017 - 12:00 a.m. Por:
    Francisco Henao Bolívar- Reportero de El País
    El brasileño Oscar llegó al Shanghai como una de las grandes estrellas de la Liga China

    El futbolista brasilero ya se unió al Shanghai.

    Los chinos siguen con el pie en el acelerador en su empeño de tener en su liga  a las grandes figuras del fútbol mundial.

    El último al que le tiraron el millonario anzuelo fue el argentino Carlos Tévez, a quien lograron 'enganchar' con un suculento salario de 40 millones de dólares al año, es decir, 3.3 millones de dólares mensuales, equivalentes a 322 millones de pesos diarios.

    En otras palabras, el argentino pasó de largo en la lista de los que más ganan a su compatriota Lionel Messi y al portugués Cristiano Ronaldo, que son las dos joyas del fútbol mundial.

    Y así como 'cayó' Tévez, también se  fueron seducidos al fútbol chino otras figuras como los brasileños Hulk, Ramires y Óscar, el argentino Ezequiel Lavezzi, el marfileño Gervinho, los colombianos Freddy Montero, Jackson Martínez y Freddy Guarín, además de los afamados técnicos Luiz Felipe Scolari, Manuel Pellegrini, André Villas Boas, Sven Goran Eriksson y Fabio Cannavaro.

     El objetivo no solo es potenciar su liga y hacerla una de las mejores del mundo. La idea también es crear 20.000 escuelas de fútbol en todo el país, según le confesó el presidente chino,  Xi Jinping, un afiebrado del fútbol, a su par de Argentina, el también futbolero Mauricio Macri.

    “Queremos que dentro de veinte años o antes haya un Messi o un Maradona chino y para eso estamos haciendo centros de formación en todo el país”, reveló el mandatario asiático.

    Por su parte, Sergio Batista, extécnico de la selección argentina y entrenador del Shanghai Shenhua desde el 2012 hasta el 2014, asegura que con lo que están haciendo, el fútbol chino se va a potenciar.

    “Están armando lo que les faltaba: escuelas de fútbol, divisiones inferiores. Se van a hacer fuertes. Van a ir creciendo, como lo hizo Japón cuando llevó a Zico, Lineker, Littbarsky, Ramón Díaz, Sócrates. Promocionó la liga e hizo el Mundial en 2002, que es lo que pretenden los chinos para 2034”, dijo Batista a La Nación de Argentina.

    Falcao, Messi y Cristiano Ronaldo están en la agenda, o mejor, en la chequera de los chinos con ofertas que van desde los 100 hasta los 300 millones de euros.

    “Desde China a Cristiano le han ofrecido 100 millones de dólares por temporada. Pero para Cristiano, el dinero no lo es todo. El Madrid es su vida”, dijo el agente del portugués, Jorge Mendes.

    Cristiano y Messi tendrán que acostumbrarse a los cantos de sirena que continuamente llegarán desde el gigante asiático porque la intención es llevarlos en cualquier momento para engrandecer aún más la liga.

    Mientras tanto, los chinos, después de sacudir la chequera, se alistan para vivir desde el 4 de marzo su millonario torneo. El tiempo dirá si las escandalosas inversiones les dieron el registro civil que los acredite ya como grandes en el fútbol mundial.

    ¿Quiénes mueven el mercado?Los números del fútbol chino son alarmantes.En el 2016 los equipos invirtieron 450 millones de dólares en el fichaje de varios jugadores estrellas, como el argentino Carlos Tévez que fue el último en aterrizar en el gigante asiático. Los equipos que más han invertido en refuerzos, gracias a que pertenecen a grandes empresas chinas o, en su defecto, a los hombres más poderosos de ese país, son Guangzhou Evergrande, Shanghai SIPG, Jiangsu Suning, Hebei China Fortune, Shandong Luneng y Beijing Guoan. En dos jugadores brasileños, Óscar y Hulk, el Shanghai SIPG se gastó nada menos que 115 millones de euros, una cifra con la que se podrían comprar 17 de los 20 equipos de primera división en Colombia. El Jiangsu gastó 78 millones de euros en dos jugadores, los brasileños Ramires y Alex Teixeira, en tanto que el Guangzhou sacó 71 millones de euros en tres jugadores, el colombiano Jackson Martínez y los brasileños Ricardo Goulart y Paulinho. Contrario a estos equipos que han hecho grandes inversiones en materia de jugadores, hay otros que han preferido la cautela para apostarle a jugadores ciento por ciento nacionales o con refuerzos de poca trayectoria a nivel internacional. Es el caso del Shijiazhuang que tiene tres brasileños poco conocidos como Adriano, Matheus y Diego Mauricio. También el Yanbian Funde, cuyo único jugador no asiático es el serbio Nicola Petkovic, en tanto que el Liaoning tiene en su plantilla un defensa zambio, dos volantes australianos y un delantero nigeriano. Este último equipo no sale campeón desde 1993.
    Los hombres claveLa orden de potenciar el fútbol en China y llevarlo a niveles parecidos a los de las ligas europeas viene de arriba.El presidente Xi Jinping quiere ver a su país como el dominador futbolístico de la región en el 2020 y como gran alternativa mundial en el 2040. Para ello tiene hombres clave en el manejo del fútbol y de los equipos. Wang Jianlin es el hombre más rico de China y presidente del Grupo Dalian Wanda, un conglomerado que maneja bienes privados y que es dueño de la cadena de cines más grande del mundo, además de hoteles en muchos países. Wang Jianlin es el encargado de buscar para China la sede de un Mundial de Fútbol, además de apoyar con patrocinio a varios equipos de la Superliga. Ma Chengquan es otra de las fichas clave del presidente en su intención de popularizar más el fútbol en el país y de promover también una candidatura para alcanzar la sede del Mundial de la Fifa. Es el actual presidente de la Superliga China. Jack Ma, por su parte,  es el segundo hombre más rico de China. Es el presidente de Alibaba Group, empresa dedicada al comercio electrónico y es uno de los dueños del Guangzhou Evergrande.Zhang Jindong, dueño del grupo de comercio electrónico Suning, que tiene ventas millonarias en China y Japón, es propietario del Jiangsu Suning.
    Colombianos en China

    [[nid:514600;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/03/afp_8i5i6.jpg;full;{AFP - El País}]]

    El delantero bogotano Ricardo 'Gato' Pérez, ex Millonarios y ex América, fue de los primeros en llegar al fútbol chino. Lo hizo en 1999 transferido de Liga de Quito al Sichuan Guanchen. Para ese año también estuvieron el volante bogotano Juan Carlos Niño y el delantero tumaqueño Harry Castillo. Yovanni Arrechea jugó para el Changchun Yatai. El atacante Ricardo Steer pasó del Medellín al Changchun Yatai. Hamilton Ricard mostró su fútbol en el Shanghái Shenhua, en tanto que el zaguero paisa Arley Palacio probó suerte en el Xiamen Xiaxin, después en el Xiamen Hongshi y por último en Sichuan Dahe. El delantero caleño Dúvier Riascos jugó una temporada en el Shanghai Shenhua; en ese mismo equipo están hoy Freddy Guarín y Giovanni Moreno. Martín García, atacante, pasó por tres clubes: Nanchang Bayi, Shanghái Donghai y Tianjin Songjiang. Carmelo Valencia hizo parte de las plantillas del Tianjin Teda y Beijing BG. Luis Carlos Cabezas, ex Deportivo Cali, militó en el Shanghái Donghai y en el Hunan Xiangtao. Luis Carlos Ruiz probó fortuna en el Shanghái Shenhua, lo mismo Juan Gilberto Núñez y Jaír Reynoso en el Harbin Yiteng, John Valoy en Hunan Billows. Roger Martínez juega en el Jiangsu Suning, Jackson Martínez en Guangzhou Evergrande y Freddy Montero en el Tianjin.
    Duvier Riascos: "Gracias a la liga china le compré casa a mi mamá"

    [[nid:536761;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/05/duvier-riascos.jpg;full;{Especial para El País}]]

    Dúvier Riascos es uno de los pocos futbolistas colombianos que ha tenido el privilegio de jugar en la poderosa liga china.

    Lo hizo del 2010 al 2011 con el Shanghai Shenhua, uno de los equipos más grandes, que hoy tiene en nómina a los también nacionales Giovanni Moreno y Freddy Guarín, y al argentino Carlos Tévez.

    ¿Cómo fue su experiencia en China?

    Muy bonita, me dio a conocer y además conocí a grandes jugadores; la liga china fue la que me hizo despertar como jugador, es una liga que viene evolucionando mucho.

    ¿Con qué jugadores conocidos compartió?

    Con Juan Camilo Angulo, el lateral del América; Luis Salmerón y Facundo Pérez, argentinos; y dos brasileños que en su momento eran muy buenos. Después que yo salí llegaron figuras más conocidas como el francés Nicolás Anelka y Didier Drogba.

    ¿La pasión por el fútbol allá es similar a lo que se ve en otras ligas?

    Depende de cómo vaya el equipo en el torneo. Cuando yo estuve, el estadio casi siempre se llenaba porque estábamos peleando el primer lugar. Los equipos grandes siempre llenan estadios y ahora se notará más por la cantidad de jugadores que han llegado.

    ¿En cuanto a adaptación, no hubo problemas?

    La adaptación depende de lo que uno quiera; cuando fui sabía que era un cambio para mejorar y para darle una mejor vida a mi familia; en el fútbol chino se paga muy bien, así que afortunadamente siempre me cumplieron en todos los aspectos.

    En el caso suyo entonces valió la pena irse a jugar tan lejos...

    Sí, valió muchísimo la pena; gracias al fútbol chino pude regalarle una casa a mi madre en Cali, pude comprar la mía y de ahí para adelante progresé en lo económico. Fue una experiencia muy linda que me sirvió demasiado.

    ¿Cuando estuvo allá notó que la liga iba para lo que es hoy?

    Sí, se escuchaba que querían ser potencia mundial en fútbol; poco a poco lo han ido consiguiendo, se están poniendo a tope con cualquier liga del mundo. Esto no es sorpresa, lo que están haciendo es seducir con dinero a jugadores importantes.

    ¿Cree que las figuras del fútbol europeo van a terminar en China?

    A terminar sus carreras no porque ahora están yendo jugadores jóvenes; van, juegan en China, cumplen su contrato y tienen la opción de seguir o de regresar a Europa.

    ¿Qué piensa cuando dicen que el que vaya a jugar a China se pierde para la Selección de su país?

    Eso ha sido malinterpretado; en la selección brasileña hay jugadores importantes y pertenecen a la liga china, vienen a su selección y marcan diferencia. Ahí no hay nada oculto, el que juegue bien y marque diferencia lo van a llamar a su selección esté donde esté.

    ¿Le gustaría volver al fútbol chino?

    Muchas veces me insinuaron la posibilidad de regresar, en su momento no quise, de pronto más adelante se puede dar y si se da, no lo dudaría.

    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad
    VER COMENTARIOS
    Publicidad