La impotencia que sintió Juan Carlos Osorio en Asunción

Marzo 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
OSVALDO HERNÁNDEZ / Colprensa-La Patria

Sin palabras. Con su reacción, el técnico Juan Carlos Osorio encarnó el sentimiento de todos los seguidores del Once Caldas. El santarrosano pateó el piso, se internó en el banco de su equipo, le pegó de nuevo al suelo y lanzó un madrazo que lo vio todo el mundo. Estaba que se "salía de la ropa".

Sin palabras. Con su reacción, el técnico Juan Carlos Osorio encarnó el sentimiento de todos los seguidores del Once Caldas. El santarrosano pateó el piso, se internó en el banco de su equipo, le pegó de nuevo al suelo y lanzó un madrazo que lo vio todo el mundo. Estaba que se "salía de la ropa".No era para menos. De nuevo, como ha sucedido en la Copa Santander Libertadores, los rivales le sacan la victoria del bolsillo en los últimos minutos. Esta vez Libertad le empató 2-2 en la disputa de la quinta fecha del Grupo Uno del torneo suramericano.Los goles del equipo paraguayo fueron marcados por el argentino Nicolás Pavlovic, a los 15 y 93 minutos, mientras que Wason Rentería, a los 11 y 18, hizo lo propio para el Once Caldas.Lo del martes fue peor que las anteriores. Faltaban cuatro segundos para finalizar el juego cuando entró ese balón que produjo escalofrío a kilómetros de distancia.Lo lamentable fue que el error partió de una equivocación del ídolo. Dayro Moreno "no quiso" marcar el 3-1 en el arco contrario, regaló el balón, el portero paraguayo sacó y el balón terminó en el fondo del arco "blanco".El argentino Nicolás Pavlovich, ni corto ni perezoso puso el 2-2 final en la última acción del partido.Los dirigidos por Juan Carlos Osorio tuvieron las opciones de gol suficientes para definir el juego y evitar dolores de cabeza como el del martes. Entre Dayro y Wason pudieron golear, pero en unas fallaron en la definición, en otras por individualismo y en otras más porque el adversario acertó en los cierres.Atrás, con el módulo de tres defensores y cuatro volantes costó contener el ataque paraguayo, pero se respondió, y cuando no se pudo, emergió "Neco" Martínez como la figura del compromiso.Sin embargo, en el balance del trámite del partido, el Once debió ganar el partido, pero no fue así, al parecer, todos fueron al camerino culpando a Dayro Moreno por el empate que sabe a derrota.El equipo no está eliminado porque San Luis le ayudó con el resultado y le ganó a San Martín. No obstante lo anterior, ahora es el de menos posibilidades porque por encima están San Martín y San Luis.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad