La 'hija del viento' en los Juegos Nacionales

Noviembre 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
WILFRIDO FRANCO GARCÍA – Especial para El País.com.co – Prensa Indervalle
La 'hija del viento' en los Juegos Nacionales

Paola Segura, patinadora vallecaucana.

Paola Andrea Segura literalmente voló en la pista “Enrique Lara” del patinódromo de Cúcuta, donde aseguró tres oros y una medalla de plata para el Valle del Cauca. En la ruta aspira seguir sumando preseas. Contundente.

Un golpeteo cadencioso. Sus piernas como alas. Parece volar y se despega por momentos del piso de la vertiginosa pista del patinódromo “Enrique Lara” de la capital motilona. Es Paola Andrea Segura Ordóñez de 20 años, natural de Cali; exactamente del populoso barrio “Nueva Floresta”. Ya sumó tres oros en los Juegos Deportivos Nacionales: ganó en las modalidades de 300 CRI, en 1.000 metros carreras y en el relevo 3x1.000 junto a las diosas de ébano, Aura Quintana y Johana Viveros. Además sumó una presea de plata en 500 metros donde la venció la cartagenera Yeiki Caballero, pero siguió adicionando metales. Básicamente, no tuvo rivales o sí las tuvo, pero las demolió a punta de aceleraciones. Organizó un festival de perfecciones donde las demás, no pudieron con ella. Desde los nueve años le “pega” a los patines y su primer técnico fue William Ramírez. Estudiante de Diseño Gráfico de la Academia de Dibujo Profesional de Cali, Paola Andrea se distingue por su sonrisa engastada en feroces brackets que parecen simplemente un aditamento más. También, la diferencian las uñas de sus manos pintadas con extrema sicodelia y en festivos tonos vallecaucanos.“Me inicié en el patinaje primordialmente como un hobby y luego me fue gustando mucho. Me quedé enganchada. Desde 2007 empecé a competir por el Valle del Cauca y en el mundial de Guarne de 2010 gané un bronce en 1.000 metros carreras. Ya en el mundial de este 2012 en Italia, quedé campeona mundial en la misma distancia, venciendo a una italiana y a una coreana del sur. Fue el momento más grande en mi carrera deportiva. Algo inolvidable para mí”, cuenta mientras simultáneamente responde una llamada a su teléfono de novedosa tecnología.Es velocista al extremo. Vuela con las perfecciones de las aves, que ligeras emigran en la búsqueda de su próximo hogar. No tiene frenos. Su técnico actual es Orlando Yepes. “Respecto a Yercy Puello, yo solo tengo palabras de agradecimiento por todo lo que nos enseñó y ahora todo eso, lo hemos asimilado y lo estamos aplicando acá en los Juegos Deportivos Nacionales para ganar medallas. No pretende ser su reemplazo, quiero ser yo misma”, afirma, mientras de su rostro brota un gesto amable para saludar a un transeúnte del día.“Disfruto mucho el patinaje”Es bachiller del colegio “Nuestra Señora de Guadalupe” de su barrio en Cali. Le encanta dibujar y escuchar reggaetón. Dice tajantemente: “Ahora vienen otras medallas en la ruta y daremos la batalla en la búsqueda de nuevas medallas doradas. Hay que sacar la cara por el Valle del Cauca y aportar lo nuestro para que nuestra representación finalmente gane los juegos”.Cuando le preguntamos por lo económico, respecto a todo lo que ha ganado afirma: “La parte económica viene por añadidura. Yo hago lo que me gusta, disfrutó mucho patinar y las ganancias llegarán luego, para ayudar a toda mi familia”.Ahí viene Paola Andrea Segura con su botín de oro. Como un huracán. Tres oros y una plata en sus alforjas; otras preseas llegar, puede ser la reina de los Juegos Deportivos Nacionales. Sus piernas como alas, sus manos como hélices. Vuelta alto y sin frenos. Es Paola Segura, la hija del viento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad