La guerra de colores

Marzo 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
LEONARD GUTIÉRREZ - Bloguero El País.com.co
La guerra de colores

Un pacto de no agresión y buena convivencia se firmó entre los hinchas del Deportivo Cali y America de Cali, en la víspera del Clásico por la fecha 3 de la Copa Postobón.

En Colombia la Ley del Deporte es una figura más, como una marimonda o carrosa en el Carnaval de Barranquilla, que entre tanto festín se vuelve parte del paisaje.

Al parecer todos nuestros miedos se están volviendo realidad. El fútbol, un deporte que por lo menos en Colombia siempre fue de la familia, hoy ve cómo los delincuentes disfrazados de hinchas, cada vez desplazan de un lugar que es de todos, a una comunidad que como la caleña gira en torno al mejor espectáculo del mundo.Los ingleses, que son el ejemplo más importante de cómo erradicar de los estadios una plaga de desadaptados vestidos de equis color, para lograr llegar al corazón de la mafia de las barras bravas los infiltró. No fue sólo 'bolillo' y 'pata', como dirían en la calle, hace falta inteligencia.Ya está claro que en el estadio quedan pocos banquillos para la familia y que por lo menos en el 'Pascual Guerrero', norte y sur, inexplicablemente, pertenecen a dos barras que pareciera que pagan alquiler por el espacio y por eso no pueden compartirla con nadie más.¿O será por el humo? Lo que no sabía, o por lo menos no tenía claro, es que estos mal llamados hinchas ahora se adjudican la propiedad de la Calle Quinta y la Roosevelt. Como diría mi mamá: “El ojo que llora y le ponen sal”.Se acabaron los años en los que verdes y rojos compartían el espacio en común de los alrededores del 'Pascual Guerrero' para ver jugar al fútbol.INGRESE AQUÍ para Leer el Blog completo de LEONARD GUTIÉRREZ.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad