La de Rafael Nadal es una lesión recurrente

Octubre 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
La de Rafael Nadal es una  lesión  recurrente

El tenista español, Rafael Nadal.

El tenista español padece de entesopatía rotuliana, una dolencia en la rodilla izquierda que lo mantendría fuera de las canchas hasta diciembre. El tratamiento: cero esfuerzo.

Fue en junio. Hace ya mucho que Rafael Nadal no pisa una cancha de tenis. Cuatro meses en reposo para un deportista de alto rendimiento es la eternidad. En aquella vez enfrentó al checo Lukas Rosol en la segunda ronda de Wimbledon. Perdió. Después de estar años entre los primeros tres del mundo, hoy es cuarto en el ranking de la ATP. Y seguirá bajando. Su regreso apenas está planeado para diciembre próximo, pero en un torneo de exhibición en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos. Eso, por lo menos, es lo que dicen sus médicos. Toni Nadal, su tío y entrenador, cree otra cosa: no descarta que pueda estar en la final de la Copa Davis entre República Checa y España que se disputará en noviembre. El problema de todo es una lesión en la rodilla izquierda de Nadal. Los médicos y su particular manera de bautizar las enfermedades la llaman entesopatía rotuliana. El dolor de la rodilla es intenso. La rodilla se inflama. En realidad la enfermedad consiste en la inflamación del tendón rotuliano. La principal razón para que se presente, explicó doctor Héctor Fabio Cruz, es la sobrecarga de trabajos, de ejercicios. “Yo conocí hace tres años, en el Congreso Mundial de Medicina Deportiva realizado en Barcelona, los entrenamientos de Rafael Nadal. Es un trabajo de una intensidad máxima y a toda hora. Le ponen arnés, poleas, con unas cargas máximas, para golpear la bola y trabajar la potencia. Por eso él puede responder una pelota a velocidades que sorprenden. El problema es que Nadal ya no es un niño. Sus tejidos han sufrido mucho y llega el momento en que se van deteriorando las intersecciones de los tendones, que es la entesopatía que tiene. El colágeno de estos sitios se va deshidratando y va provocando unos cambios grasos degenerativos, que llevan a las inflamaciones”. En teoría, la recuperación tarda entre tres y seis meses. Todo depende de la gravedad de la lesión. Nadal, al parecer, tomará el tiempo máximo en recuperarse. Ya lo ha intentado todo: Mikel Sánchez, un médico, lo infiltró en julio, le ordenó suspender cualquier entrenamiento. Descansar es el camino. Ángel Ruiz Cotorro, su médico personal, confirmó el tratamiento a seguir: cero partidos, cero esfuerzo. Apenas algo de piscina, un poco de gimnasio leve para no perder la condición física. Por eso Nadal debió cancelar un partido de exhibición ante Djokovic en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid, programado para el pasado mes de julio. Pero no solo eso. También debió cancelar su viaje a Londres, a los Juegos Olímpicos. Era, de hecho, el deportista abanderado de España para justas. Y las renuncias continuaron: no va al US Open, el cuarto Grand Slam del año. Además, cancela los Másters 1000 de Toronto y el de Cincinnati. Nadal le apuesta, mientras tanto y a pesar de todo, a la paciencia: “Voy a intentar recuperarme lo antes posible para volver con muy buenas sensaciones, con garantías de poder competir y entrenar todo lo mejor” , dijo, muy tranquilo, a la prensa internacional. Tal vez eso de la paciencia sea un asunto aprendido. Lo de las lesiones no es nuevo en Nadal. De hecho no ha habido un solo año, desde 2003, en el que no haya sufrido una lesión. En 2003 fue una fisura en el codo derecho de la que se recuperó pronto; en 2004 fue una escafoides en el pie izquierdo, dos meses fuera de las canchas; en 2005 es le inflamó el pie izquierdo, lo que lo mantuvo tres meses en reposo; en 2006 tuvo dificultades al apoyar los pies, se le inflamó el izquierdo; en 2007 padeció de unos extraños mareos y calambres; en 2008 se lesionó la rodilla derecha; en 2009 fueron ambas rodillas, tendinitis; en 2010 repite, otra lesión de rodilla; 2011, molestias en el tendón del pie izquierdo; 2012 entesopatía rotuliana. Y sin embargo, siempre ha ocupado los primeros lugares del ranking de la ATP. ¿Qué explica aquello? La revista CQ lo declaró el mejor deportista de toda la historia. Su legado, según la revista, “es incomparable”. Tal vez esa sea la respuesta.Frase"Rafael está en un proceso de recuperación todavía, le falta la parte última y yo confío que podamos empezar a entrenar. Después ya veremos cuándo regresamos a la competición". Toni Nadal Tío y entrenador

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad