La bendición fue para los ‘diablos rojos’ del América de Cali en los penales

Julio 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR / Reportero de El País
La bendición fue para los ‘diablos rojos’ del América de Cali en los penales

Los jugadores del América salen emocionados en busca de Julián Lalinde, el autor del último penal que le dio al América el título del primer semestre en el torneo de ascenso. Los rojos tienen ahora tres posibilidades para lograr el regreso a la máxima categoría del fútbol colombiano. El más directo es si gana el segundo semestre.

América logró el título del primer semestre al vencer 5-4 al Unión en los penales. Los rojos pusieron la cuota inicial para regresar a la A.

Esa bendita fórmula de definición, la de los penales, a la que muchos jugadores le huyen y en la que incluso figuras de talla mundial se equivocan, traicionados por los nervios, la que en diciembre hizo llorar a los americanos, la noche del martes le brindó una enorme y prolongada alegría a esa gran hinchada roja que pasó por todos los estados posibles antes de la celebración definitiva.El fantasma del fracaso, una vez más desde el escalofriante punto blanco, volvió a rondar por el Pascual. Pero América de Cali no quería más frustraciones para sus hinchas ni mucho menos otra inmensa mancha en su rica historia.Apretando los dientes y aprovechando ese infierno que fue el Pascual, los jugadores rojos fueron con mucha sangre fría a la inevitable cita con los penales. Y allí, los ‘diablos’, que antes eran frecuentes perdedores, esta vez encontraron las bendiciones suficientes para salir avantes y conquistar el codiciado título del primer semestre.Una vez Julián Lalinde anotó el penal decisivo, los abrazos, las lágrimas, los apretones de manos y las sonrisas no se hicieron esperar. Y ahí fue cuando más se escuchó el “volveremos, volveremos, volveremos a la A”, ese cántico que se ha convertido en el caballito de batalla o en casi una promesa para el onceno rojo.El sufrimiento parece ser la eterna compañía de los ‘diablos’. Lo del martes resultó muy difícil. Un América confundido y con pocas luces, tal vez atrapado por el nerviosismo y la ansiedad, no tuvo la claridad suficiente para hacerse fuerte en su caldera.El Unión Magdalena se la puso tan difícil a los rojos, que la lotería de los penales comenzó a rondar en muchos aficionados a medida que pasaban los minutos.Pero la esperanza de definirlo en tiempo reglamentario renació cuando en el minuto 56 Paulo César Arango clavó un derechazo al segundo palo y desató la euforia en el Pascual.Sin embargo, el ‘Ciclón’, que no sopló como en sus mejores épocas, por lo menos tuvo una leve brisa que lo llevó a empatar el juego a los 73 con Santiago Silvera, y aún con un hombre menos por la expulsión de Dídier Roa.El empate obligó a la definición por penales. Hubo susto en el Pascual porque a los rojos desde ahí no les ha ido bien. Pero el martes América no estaba para otra enorme decepción y con frialdad y mucha decisión, los jugadores fueron al punto blanco, alcanzando la victoria anhelada, propiciando una gran alegría y entregando la cuota inicial para el gran objetivo: el regreso a la A.Uno a UnoJulián Viáfara: en el partido fue sorprendido por Carrillo en la acción del gol visitante. No tuvo suerte en los penales.Rubén Darío Bustos: esta vez no se le dio en los tiros libres. Su nivel estuvo lejos de lo esperado. Luciano Ospina: tuvo varios parpadeos defensivos que llevaron susto. Le va mejor cuando busca el cabezazo ofensivo.Julián Carabalí: casi siempre les ganó a los delanteros visitantes. Como todo el equipo, se nubló después de que el Unión logró el empate. Julio César Ortiz: por su sector poco atacó el Unión. Le dio mucha salida al equipo por zona izquierda.Nicolás Schenone: el pulmón del equipo porque quita, marca y se asocia con sus compañeros en ofensiva.Nóndier Romero: combinó buenas y malas en el mediocampo.Paulo César Arango: apareció únicamente en el gol. No fue su noche porque poco pesó y eso lo sintió el América.Mauricio Romero: tuvo un buen comienzo, pero después se fue quedando. Fue sustituido.Stiven Mendoza: el mejor del América. Corre todos los balones y es el que inicia las jugadas ofensivas.Iván Trujillo: esta vez no le dieron espacio para inquietar.Fiesta con heridosLuego del triunfo americano, las principales calles de la ciudad, como la Quinta y la Avenida Sexta, se colmaron de hinchas rojos que festejaron hasta las horas de la madrugada el título de los ‘diablos’ en la B.Al cierre de esta edición, las autoridades reportaban un normal comportamiento de los aficionados, aunque el miércoles habrá un balance general de la celebración. El Hospital Universitario del Valle, por su parte, informó sobre el ingreso de cuatro hinchas que sufrieron heridas con armas corto-punzantes, aunque dos de los hechos se produjeron antes del partido. Las personas heridas responden a los nombres de Hélbert Salgado, de 16 años de edad; Alejandro Quintero, de 17; Carlos Steven Ortiz, de 19, y Milton Steven Ruiz, de 16.“Este título es de todos”Un Eduardo Lara radiante de felicidad y fundido en un emotivo abrazo con su pequeña hija Valentina le dedicó el título del martes a los hinchas rojos regados en todos el país.“Este triunfo y este título es para todos los hinchas del América. Que lo disfruten los americanos en todo el país, es un título que nos merecíamos porque trabajamos bien durante todo el semestre para llegar a este primer objetivo”, señaló el timonel escarlata.Lara manifestó que siempre confió en el triunfo de su equipo. “Yo estaba tranquilo, sabía que no se nos podía escapar; hubiera sido injusto no haber ganado porque América fue el mejor equipo del semestre y ha venido haciendo las cosas bien”.El técnico escarlata aseguró que nunca tuvo dudas en los penales. “Cuando vi que el partido iba para la definición de los penales, comencé a pensar en los cobradores; ya los tenía en la cabeza, pero después hice un cambio e incluí en la lista a Julián (Viáfara) que inicialmente no lo tenía”.Lara reconoció el trabajo del Unión Magdalena, al que calificó de “un digno rival que vino a hacer las cosas bien; no me sorprendió lo que hizo, pero nosotros estábamos decididos a no dejar pasar esta gran oportunidad para quedarnos con el título”.El regreso a la AHaber ganado este torneo le otorga al América tres posibilidades de ascender al fútbol de primera división al final del año. La primera de ellas y que será la que buscarán los ‘diablos rojos’ es ganar el campeonato del segundo semestre del Torneo Postobón para ascender de manera directa el próximo año. De no ganar ese torneo, América tendrá una segunda posibilidad que consiste en disputar la final del año con el que resulte vencedor en el segundo semestre.Si América desperdicia también esa opción, entonces tendrá un último chance: jugar la promoción con el equipo que quede segundo en la tabla del descenso de la primera división.Justamente fue el América el equipo que el año pasado jugó la promoción con Patriotas y la perdió.La figuraStiven Mendoza, AméricaSobre él recayó el fútbol del América. Le dio profundidad al equipo por izquierda y fue el que generó las mejores jugadas ofensivas de los rojos. Anotó uno de los penales.El árbitroAdrián Vélez, AntioquiaNo tuvo mayores reparos porque no influyó en el resultado y tampoco se vio comprometido en jugadas dudosas. Expulsó bien al samario Dídier Roa por doble amarilla.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad