La atleta colombiana Caterine Ibargüen quiere oro olímpico y récord mundial

Septiembre 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
AP - El País
La atleta colombiana Caterine Ibargüen quiere oro olímpico y récord mundial

Caterine Ibargüen, la principal referente del atletismo colombiano a nivel internacional.

Luego de un corto descanso volverá a San Juan, Puerto Rico, y se alistará para los Juegos Bolivarianos de Trujillo, Perú, del 16 al 30 de noviembre.

La colombiana Caterine Ibargüen quiere ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y romper el récord mundial en el salto triple. La atleta de 29 años, reciente campeona en el Mundial de Moscú, dijo que su meta inmediata es superar los 15 metros y superar la marca de 15,50 que posee la ucraniana Inessa Kravetz desde hace 18 años. "Los objetivos son claros: el récord mundial y la medalla de oro en Río de Janeiro, no hay límites, la clave está en fijarse una meta, ponerse objetivos grandes, nada que valga la pena es fácil", declaró Ibargüen esta semana en Colombia, donde el martes fue proclamada como la Mujer Deportista del Año. Ibargüen obtuvo la plata en los Juegos Olímpicos de Londres con un brinco de 14,80 metros, y en agosto se convirtió en el primer atleta de Colombia que conquista el oro en un Mundial de atletismo, al ganar con 14,85 metros. Además, se adjudicó seis de las siete etapas de la Liga de Diamante y obtuvo un premio de 60.000 dólares. "La temporada fue excelente, pero no se lograron las marcas que esperábamos con (el entrenador) Ubaldo (Duany), y esto nos dejó un vacío", indicó, al referirse a la meta de superar los 15 metros. La campeona de sonrisa destellante estuvo acompañada por su novio puertorriqueño Alexander Ramos el jueves en la sede del periódico El Colombiano de Medellín, donde una madre le pidió ayuda para la tarea de su hijo sobre ella. "Para ser grande hay que tener disciplina", escribió en un cuaderno, y aconsejó al niño "lucha siempre por lo que quieres". La saltadora antes de trasladarse el viernes a Apartadó, población a 450 kilómetros al noreste de Medellín donde viven su madre Francisca y su abuela Ayola, se reunió con viejos amigos y los medios en el estadio de atletismo de la unidad deportiva Atanasio Girardot de Medellín. "El 2013 ha sido el mejor año de toda mi carrera deportiva, un regalo de la vida, los resultados hablan por sí solos, soy campeona mundial y gané la Liga de Diamante", recordó. La súper estrella permanecerá otros dos años en San Juan, Puerto Rico, donde se gradúo de enfermera en la Universidad Metropolitana, e iniciará pronto una maestría en educación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad