Jugaron como tanques

Junio 27, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Enlajugada

Con dos goles de Muller y tantos de Podolski y Klose, Alemania apabulló por 4-1 a Inglaterra y aseguró un cupo en los Cuartos de Final de Sudáfrica 2010. La honrilla inglesa corrió por cuenta de Upson en el cierre del primer tiempo. El partido se disputó en el estadio 'Free State' de Bloemfontein. El próximo rival de los germanos saldrá entre Argentina y México.

Con dos goles de Muller y tantos de Podolski y Klose, Alemania apabulló por 4-1 a Inglaterra y aseguró un cupo en los Cuartos de Final de Sudáfrica 2010. La honrilla inglesa corrió por cuenta de Upson en el cierre del primer tiempo. El partido se disputó en el estadio 'Free State' de Bloemfontein. El próximo rival de los germanos saldrá entre Argentina y México.En el minuto 4 se registró la primera de gol y fue sobre predios británicos: pelotazo que tiraron por el costado derecho, Oezil le ganó la espalda a su marca personal, penetró el área, el balón venía haciendo piques, el germano remató de media volea y sobre la marcha, y el arquero James reaccionó bien rechazando con las piernas esa esférica envenenada.La iniciativa era de los alemanes, que recuperaban rápido y llegaban a tres-cuatro toques sobre predios germanos; sin embargo, en el último cuarto de cancha el equipo de Loew no tenía argumentos para inquietar con trascendencia.En Inglaterra, Rooney lucía desconectado, no recibía muchos balones y cuando le llegaban sus movimientos eran aparatosos e impulsivos, facilitando la reacción de la zaga alemana. En pelota quieta Lampard ensayó en el minuto 18, pero la estrelló en la muralla.Alemania tomó ventaja en el minuto 19: saque de puerta largo de Neuer, pelotazo profundo, prendió motores Klose, protegió la esférica, en el mano a mano le ganó de fuerza a Upson, penetró y cuando ya tenía a James encima estiró su pierna diestra y la cruzó para meterla pegada a la base del vertical izquierdo. Golazo y 1-0.La cuenta se amplió en el minuto 31: jugada fantástica de juego colectivo, la comenzó Oezil, aportó Klose, vino la carrera en diagonal de Muller, entrando al área levantó el centro sobre el costado izquierdo donde apareció Podolski, remató de primera, potente zurdazo cruzado ante lo cual nada pudo hacer James. Golazo y 2-0.A los 34, tiraron un centro desde el costado a zona germana, no hubo el achique preciso, Lampard se lanzó en plancha para conectar, lo hizo en el mano a mano con Neuer, el balón quedó flotando en zona de riesgo y finalmente despejaron el peligro.La cuenta se apretó en el minuto 36: centro de Lampard desde el flanco derecho y, en zona de candela, sobre las cinco con cincuenta, se congeló en el aire Upson, anticipó la salida de Neuer, conectó de cabeza y la puso en el fondo. 2-1.En seguida, minuto 37, Lampard remató una pelota desde fuera del área, el balón sobró al arquero Neuer, hizo pica barra con el horizontal, traspasó la raya de gol -así lo ratificó la repetición televisiva-, era el empate inglés pero el árbitro jamás se percató. Para la polémica y el escándalo.Para la complementaria, la iniciativa comenzó en manos de los ingleses. Gerrard, sobre los 3 minutos, desbordó por izquierda, cambió de perfil, hizo la diagonal rumbo al área rival, remató desde la cabecera pero sin potencia y desviado.A los 6 Inglaterra dio un campanazo de alerta: Lampard cobró un tiro libre directo, desde unos 28 metros, le pegó potente y medido, la esférica superó el muro alemán y se estrelló rebeldemente en el horizontal; exceso de confianza del arquero Neuer.Cada que pudo, cada que le dejaron espacio, Gerrard se animó en la media distancia, su especialiad, encontrándose siempre a Neuer muy concentrado. Minuto 11: mala entrega germana, Defoe pescó en río revuelto, ganó en velocidad por el tramo izquierdo y al arquero Neuer le tocó abandonar su redil para salir a evacuar la amenaza británica.Dos minutos después, en el 13, Muller hizo una individual, encontró el panorama despejado para fusilar a James, pero el remate definitivo -que debía terminar en las redes- salió pifiado; al parecer le pegó al césped y el disparo careció de potencia y dirección. Pifia.Minuto 15: Rooney abrió la cancha por derecha, Milner metió el centro de la muerte y cuando Defoe ya buscaba posición de remate estuvo providencial el arquero Neuer. En seguida, de nuevo se juntaron Rooney y Milner, esta vez el lateral se animó a rematar de primera pero Boateng se interpuso en la trayectoria. Presión inglesa.A los 18 minutos, Capello se la jugó toda y mandó a un hombre de ofensiva y gol como Joe Cole, relevando a uno que le estaba dando proyección por el costado derecho, Milner. Al todo o nada, que en definitiva fueron 'nada' porque Alemania siguió de largo.Cuando Inglaterra hacía el gasto para igualar, los germanos le comenzaron a poner lápida al resultado. Minuto 21: cobró un tiro libre Lampard, los ingleses no pescar el rebote, sí lo hicieron los germanos, se vino el contragolpe letal y rápido, Schweinsteiger lo comandó por izquierda, hizo la diagonal, cambió de costado, Muller recibió por derecha, libre de marca, tuvo tiempo para medir, acomodar perfil, remató con mucha potencia, fusiló a James y la metió pegada al vertical izquierdo. Golazo y 3-1. El cuarto se vino en seguida. Minuto 24: de nuevo se generó un contragolpe por izquierda, Oezil se comió la cancha, hizo la diagonal rumbo al área, la cruzó a ras de piso y en segundo sector apareció Muller, quien con el arco a su merced la metió sin despeinarse. Paliza y 4-1.Gerrard tuvo para descontar en el minuto 35, cuando se animó en la individual, penetró por el centro del área rival y casí cayéndose remató para gol, pero Neuer alcanzó a manotear la esférica y frustrar la celebración inglesa.Alemania, sin dejar de proponer, le puso pausa al asunto, le bajó la dinámica a las acciones, jamás perdió el dominio del balón, mientras Inglaterra se resignó y bajó los brazos. Apenas lógico. Avanza uno grande; se queda uno grande.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad