Juan Pablo Montoya volvió a sonreír

Agosto 08, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción y agencias EFE y AP

Juan Pablo Montoya volvió a sonreír desde lo más alto de un podio. Para quienes no siguen al piloto pudo parecer un gesto repetido: brazos arriba, manos empuñadas y cara levantada en dirección al cielo.

Juan Pablo Montoya volvió a sonreír desde lo más alto de un podio. Para quienes no siguen al piloto pudo parecer un gesto repetido: brazos arriba, manos empuñadas y cara levantada en dirección al cielo. Para quienes siguen su desempeño en la Nascar, ese gesto nada tuvo que ver con el protocolo del triunfo: el colombiano llevaba 113 carreras sin ganar una válida. Este domingo lo hizo en el circuito neoyorquino de Watkins Glen y, por eso, sonrió sin prisa.Montoya dominó la prueba Nascar de la Serie Sprint Cup y se adjudicó así su segunda victoria desde que llegó a la competición automovilística más importante de los Estados Unidos, a finales del 2006.Con la victoria dejó atrás una racha de más de cien carreras en las que siempre lució combativo, con muchas posibilidades de ganar, pero en la que el triunfo, al final, siempre le resultaba esquivo.Esta vez el colombiano, que partió tercero en la vigésima segunda prueba de la temporada, impuso su ley en la línea de meta al sacar 4,7 segundos a Kurt Busch, tras liderar 74 de las 90 vueltas del tramo ovalado de 3.942 kilómetros.La primera victoria del colombiano en Nascar se produjo en el circuito urbano de Sonoma, en el 2007. Con la del domingo, el piloto colombiano dio al equipo Earnhardt Ganassi Racing la tercera victoria de la temporada. SUBIÓ DOS PUESTOS El bogotano vio por el retrovisor la llegada en el tercer puesto de Marcos Ambrose, el rival que más pelea le dio durante la competición, seguido de A.J. Allmendinger y Carl Edwards, quien partió en la 'pole position'.El grupo de los diez primeros lo completaron el compañero de equipo de Montoya, Jamie McMurray, así como Tony Stewart, Kyle Busch, Jeff Burton y Jeff Gordon.Al cruzar de primero la línea de meta, el bogotano obtuvo 195 puntos y pasó del puesto 21 al 19 en la clasificación general, lo que le permite recuperar opciones para matricularse en el selecto grupo de los doce pilotos que lucharán por el título de la temporada. “Es sólo hablar de tiempo”, declaró Montoya al final de la válida. “Hemos perdido una gran cantidad de carreras que en algún momento hemos estado cerca de ganar. Todo ha sido frustrante, pero todos hemos luchado y la idea es seguir trabajando porque las posibilidades de clasificar todavía están ahí”, manifestó el ganador.La de Juan Pablo también se convirtió en la primera victoria para Brian Pattie, jefe del equipo de Montoya, que dos carreras antes (en la de Brickyard 400 de Indianápolis) había tomado una decisión errada al cambiar los cuatro neumáticos del coche, lo que, según los expertos, privó del triunfo al colombiano. “Es algo grande”, dijo Pattie, mientras trataba de controlar las lágrimas. “Deseaba ganar un prueba en el circuito ovalado. Y Juan Pablo deseaba mostrar que podía. En Brickyard fue mi culpa. Por eso este triunfo nos compensa y levantar el trofeo significa muchísimo”. RECONOCIMIENTO Luego de haber ganado su tercer carrera consecutiva en la Nationwide que se disputó el sábado anterior en el mismo circuito, el estadounidense Marcos Ambrose era el favorito para ganar en Watkins Glen.Por eso, al final de la carrera de ayer, fue uno de los más buscados por la prensa: “No salieron bien las cosas al final y es un poco frustrante”, comentó.Sin embargo, el estadounidense reconoció que Montoya cumplió una gran carrera y que mereció la victoria. “Ha hecho una gran carrera”, declaró al valorar el trabajo del colombiano durante la última fase de la prueba. “Habría sido muy difícil poderlo superar. Intenté forzarlo a cometer un error y quedarme libre hasta el final, pero no pudo ser”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad