Juan Camilo Zúñiga, pieza clave en la selección Colombia de Pékerman

Juan Camilo Zúñiga, pieza clave en la selección Colombia de Pékerman

Marzo 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Filiberto Rojas Ferro / Colprensa
Juan Camilo Zúñiga, pieza clave en la selección Colombia de Pékerman

Juan Camilo Zúñiga, lateral de la selección Colombia.

El lateral derecho de la Selección y el Nápoles de Italia ya completó sus fases de recuperación tras una lesión de rodilla y espera llegar a tiempo para aportar su talento a la Selección en el Mundial.

"Pido salud para volver pronto a las canchas", fueron los deseos en diciembre pasado del antioqueño Camilo Zúñiga. Una ilusión que se ha demorado un poco, pero que parece estar muy cerca y con el tiempo necesario para llegar en óptimas condiciones a la Copa Mundo de la Fifa Brasil-2014. El lateral derecho de la Selección Colombia y el Nápoles de Italia se lesionó en octubre del año pasado, se perdió el juego de la clasificación al Mundial contra Chile y los siguiente amistosos de la tricolor, pero ya hace trabajos de campo y en un par de semanas volvería a jugar con el Nápoles. Con 48 partidos oficiales en la Selección Colombia de Mayores y siempre en el listado de confianza de José Néstor Pékerman, sólo con las ausencias por lesión y sanción, Camilo se convirtió en una pieza clave de la tricolor, por su proyección al ataque por la banda derecha, su capacidad para marcar que adquirió en Italia y la versatilidad que le permite jugar por el sector izquierdo. En el proceso de clasificación al Mundial de Brasil, Camilo actuó en 12 de los 16 partidos de la Selección, con un gol marcado, en el triunfo 4-0 en Barranquilla frente a Uruguay, en un partido que dio apertura al mejor momento de la tricolor rumbo a la clasificación para el Mundial. Por eso Zúñiga es pieza clave en la idea de Pékerman, ya que cumple a la perfección su labor como lateral derecho y ante la escasez de defensas por izquierda, es el primer suplente en caso de que Pablo Armero no pueda jugar, con dos opciones para suplirlo por derecha, Santiago Arias y Stefan Medina. DE CHIGORODÓ PARA ITALIA La carrera deportiva de Camilo Zúñiga ha tenido dos etapas, la primera pintada de verde antioqueño y la segunda de celeste napolitano, pero siempre con el tricolor nacional de por medio, ya que integró las Selecciones Colombia en las diferentes categorías, al lado de esta generación mundialista. Desde las divisiones menores hizo parte del Atlético Nacional, club del que se confesó hincha, al punto de que en diciembre del año anterior manifestó que 2013 “ha sido mi gran año y nunca lo olvidaré”, porque se dio “la clasificación al Mundial y la gran campaña de Nacional, ya que todavía me siento parte de la familia verdolaga”. Desde los 15 años de edad, Camilo integró la nómina del Atlético Nacional, club en el que jugó hasta el 2008, cuando a sus 23 años dio el salto al fútbol europeo, al ser adquirido por tres millones de dólares por el Siena de Italia, club que tuvo líos para pagar el dinero y tuvo que aceptar la compra del Nápoles. Con el elenco napolitano se consolidó en el fútbol europeo, pues a los tres títulos de Liga que ganó con Nacional en Colombia y a la corona del Sudamericanos Sub20 de 2005 con la Selección, le sumó la vuelta olímpica que dio con el elenco celeste por ganar la Copa de Italia de 2012. Desde el año anterior sufrió la lesión de rodilla que lo ha tenido por seis meses fuera de las canchas, pero el pasado lunes 17 de marzo volvió a entrenar normalmente con el primer equipo de Nápoles y en menos de un par de semanas podría ser tenido en cuenta para actuar en el Calcio Italiano. De cara al Mundial, Camilo tiene las expectativas intactas, por eso acompañó a los jugadores en la última concentración en España para el amistoso frente a Túnez y en su momento declaró que se ve en Brasil-2014 jugando “una final en cada uno de los partidos ante Grecia, Costa de Marfil y Japón".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad