Juan Camilo Durán, casi termina inválido y correrá el Mundial de Atletismo de Menores

Julio 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Por Leonard Gutiérrez Bueno

El atleta colombiano Juan Camilo Durán superó una peligrosa bacteria que lo mandó a la cama durante un año y se levantó para ser figura del atletismo.

[inline_video:kaltura:0_osu2pwbm:11603041:null]

Quien  podría imaginarse que después de una dura enfermedad que te tira a la cama durante un año y te obliga a desplazarte en una silla de ruedas, al final termina siendo el motivo que te cambia la vida para bien.

Antes de que Juan Camilo Durán se pusiera los colores de la selección Colombia de atletismo, tuvo que pasar a corta edad una prueba  de la que pudo salir victorioso con la ayuda de Dios.

“Duré casi un año sin la posibilidad de caminar porque tenía una fisura en la cadera, pero con tan mala suerte que se me entró una de las bacterias más difíciles de combatir en el mundo, como es la Estafilococo Áureo, la cual me terminó ocasionando otras enfermedades, como lo fue la artritis séptica”, narra Juan Camilo, quien para aquella oportunidad apenas tenía 12 años y trataba de entender, al igual que su familia, qué era lo que estaba pasando.

El ahora deportista de la selección Colombia de atletismo para aquella época no se veía haciendo nada diferente que jugar al baloncesto. De hecho, correr y más al nivel que lo hace en la actualidad, ni siquiera se le pasaba por la cabeza. Precisamente, el santandereano tuvo el problema de cadera por tantos golpes a la hora de jugar el baloncesto.

“Los médicos no me daban posibilidades de que volviera a caminar, la verdad lo que me decían no nos llenaba de esperanzas, pero seguíamos luchando. De hecho, la única oportunidad que en su momento nos dieron fue que si tenía la posibilidad a estar nuevamente de pie, podría caminar, pero con dificultad”, explica.

El tiempo fue pasando y el temperamento de los santandereanos afloró, para que comenzara la lucha de Juan Camilo Durán, quien a pesar de lo que la ciencia decía, buscaba seguir luchando para volver a ser el mismo de antes.

“A mí, la verdad, nunca me gustó el atletismo, pero mi papá siempre ha sido un aficionado. Me dijo que por favor le diera la oportunidad y me llevó a la pista de atletismo de Bucaramanga para que comenzara a hacer el trabajo de recuperación. Con el tiempo, el entrenador Giovani Vega me comentó que quería hacerme un chequeo en los 300 metros vallas. Mi primera marca fue 38 segundos y me pidió que me quedara”, recuerda.

Lo que vendría después dejaría sorprendidos a propios y extraños. La vida de Juan Camilo comenzó a cambiar y gracias al atletismo vio la oportunidad de reencontrarse con el deporte.

El santandereano se ha ido superando en todos los sentidos y de aquella penosa enfermedad que lo mandó a la cama solo queda el recuerdo. Hoy, gracias a su esfuerzo, es una de las grandes estrellas de la selección que está en Cali, en la modalidad de 400 metros vallas.

“Estoy muy contento porque he trabajado como me lo había imaginado y tenemos un grupo muy bueno  con todos mis compañeros y los entrenadores que tenemos. La verdad, en este momento lo que quiero es seguir manteniendo mi marca personal de 54.08 y tratar de buscar una final haciendo 52”, dice el deportista que por estos días se prepara a doble jornada en el estadio Pedro Grajales.

 Juan Camilo ya demostró que cuando se quiere se puede, y sabe que la valla más alta que le puso la vida ya fue superada, y ahora, sueña con que tanto esfuerzo le ayude a conseguir un oro.

“Quiero ganar por mi familia, por Colombia y porque todo este grupo de trabajo se merece una gran alegría”, sentencia el deportista.

Frase"Una tarde le dije a mi mamá que quería bajar a la capilla de la iglesia, hice el intento de levantarme solo de la cama, lo cual fue una sorpresa. Fue una gran felicidad para todos", Juan Camilo Durán, Atleta colombiano

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad