“José Mourinho fue el técnico que más marcó mi carrera”: Nelson Rivas

“José Mourinho fue el técnico que más marcó mi carrera”: Nelson Rivas

Febrero 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Molina Durango - Reportero de El País

El defensa vallecaucano está feliz en el Dépor. El veterano defensa habló con El País sobre el reto de jugar en la B de Colombia y acerca de su vasta trayectoria internacional. Además, reveló detalles de por qué estuvo a punto de decirle adiós al fútbol.

En un costado de la cancha número tres de Comfenalco, Valle del Lili, Nelson Rivas se encontraba realizando ejercicios diferenciados, mientras que el resto de sus compañeros hacían trabajos de centro y definición. Y es que el veterano zaguero, refuerzo de lujo del Dépor de la segunda división para este temporada, tuvo una molestia en su partido de debut por Copa Águila ante el América y toda esta semana trabajó en su recuperación. “Dale, Nelson, dale, trotá cinco minutos alrededor de la cancha y terminamos”, le dijo el martes pasado uno de los integrantes del cuerpo técnico de este equipo. Nelson, con una expresión amable, aceptó la instrucción y, cuando algunos de sus compañeros se fueron a hidratar por el calor, salió a correr. Porque, como él mismo lo cuenta, su carrera siempre ha estado enfocada en tener sacrificio y superar barreras. Hoy, el jugador de 31 años, que había tomado la decisión de abandonar el fútbol, creyó en el proyecto del Dépor y está feliz de encontrarse viviendo en Cali con su familia. Tras una larga jornada de entrenamiento, Rivas dialogó con El País sobre su vida y su carrera, recordando desde su “encontrón” con Martín Palermo cuando jugó en River Plate hasta la buena relación que tuvo en el Inter de Italia con el reconocido técnico José Mourinho. Tras varios años en el fútbol internacional, ¿cómo se encuentran usted y su familia de nuevo en Cali? Llevamos ya cuatro meses en la ciudad. El año pasado estuve haciendo un trabajo de recuperación con el Deportivo Cali por una lesión que tuve y ahora estoy muy contento aquí en el Dépor y motivado por ese objetivo que se ha trazado el equipo de ascender. Estoy con mi esposa y mis tres hijos (Jordan David, Alana y Celeste) y estoy muy contento porque con este regreso tengo a mi familia mucho más cerca. ¿Cómo ha sido la adaptación de los niños a la ciudad, ya que usted llevaba cerca de ocho años afuera? Muy buena, Jordan va a cumplir 14 años y él sí alcanzó a nacer acá en Colombia, pero Alana nació en Italia y Celeste en Canadá. Lo que pasa es que acá tenemos nuestras raíces y ellos se han adaptado muy bien porque toda la familia está con nosotros. ¿Y los nombres de las dos niñas (Alana y Celeste) de dónde surgen? Bueno, Alana tiene seis años y ese nombre me pareció muy bonito porque significa armonía, y a Celeste le pusimos así por gusto total de mi esposa. ¿Cómo se siente al regresar a jugar a Colombia con el Dépor? Yo estoy excelente y muy contento de estar acá después de tantos años. Siempre pensé en terminar mi carrera en Colombia y espero sacar el mayor provecho de esta experiencia. Aquí hay jugadores muy jóvenes y vengo con el propósito de compartir con ellos mis vivencias y que todos aprendamos un poquito de todos. Nos hemos trazado la meta de ascender y ojalá la podamos cumplir. ¿Cómo fue su reencuentro en el Dépor con José Mera? Muy especial porque hace mucho que no nos veíamos. Fuimos compañeros muchos años en el Cali y ambos estamos aquí para transmitirle nuestra experiencia a estos muchachos. Eso es algo muy bonito porque lo hacemos de corazón y esperamos que ellos puedan aprender mucho de nosotros. ¿Es verdad que iba a retirarse? Sí, cuando llegué acá lo pensé mucho porque se decía que el tema de las lesiones a lo largo de mi carrera me había afectado mucho cuando en realidad yo estaba bien. Tuve opciones, pero no se concretaron, y me dije que ya era tiempo de dar un paso al costado, pero todo pasa por algo, apareció Gustavo Moreno (presidente del Dépor) y me convenció de no abandonar el fútbol, me dijo que tenía mucho aún para dar y por eso estoy aquí. ¿Pero dónde surge ese desencanto? Fue una decisión que se tomó en el momento porque las opciones para jugar no eran las mejores y además mi familia ya estaba acá, y por el tema de lo que hubiera significado otra mudanza decidí no optar por ninguna. ¿Qué posibilidades descartó? Estuve a punto de cerrar con Colo Colo de Chile, pero no se concretó por lo económico. También estuvieron interesados Colón de Santa Fe, Independiente, Newell’s y un equipo de la segunda división en México, pero las condiciones no eran las mejores. Ahí fue cuando dije que mejor me iba a dedicar a mi familia, hasta que llegó Gustavo Moreno. ¿Cómo hizo él para convencerlo? Simplemente con el hecho de decirme que no me retirara, que estaba muy joven para dejar lo que más me gustaba. Me motivó eso y el gran proyecto de este equipo con jugadores jóvenes, pero de mucho talento. La idea es transmitir aquí toda mi experiencia europea para que podamos lograr el ascenso. Usted tuvo una larga carrera internacional. Cuando sale del Cali en 2006 va a River Plate. ¿Qué fue lo que más lo marcó allá? Lo que me inculcaron porque cuando eres joven a veces no piensas en grande, y cuando llegué a River me acogieron bien y me enseñaron liderazgo y ambición. También me quedó grabada la forma de trabajar, porque acá en Colombia la mayoría de los jugadores no se entrenan al 100 %. Eso me ayudó a ser mejor profesional y así sobresalir. A usted el hincha de River siempre lo recordará por el encontronazo con Martín Palermo en un clásico de verano ante Boca. ¿Cómo fue eso? Esa fue una pelota dividida donde yo voy muy fuerte y lo anticipo, entonces él pierde el equilibrio y se cae. Ese clásico encierra una rivalidad muy grande y cuando juegan con pasión te metes al hincha en el bolsillo. ¿Qué le dijo Palermo? Estaba muy caliente y empezó a insultarme, pero yo no le presté atención porque estaba muy concentrado; sin embargo, luego le fui a pedir disculpas porque la idea de uno nunca es hacerle daño a alguien. Después de River pasa al Inter de Italia. ¿Cómo fue la experiencia allá? Fue excelente, aunque estuvo marcada por las lesiones. Pero cuando estuve bien, mi rendimiento fue muy bueno y se pudieron lograr títulos. A pesar de la competencia tan grande, porque había centrales de la categoría de Iván Ramiro Córdoba, Marco Materazzi, Cristian Chivu y Nicolás Burdisso, pude sobresalir. ¿No se asustó cuando llegó y vio tantas figuras? Pensé que de una me iban a mandar a otro equipo, pero el técnico de ese momento, Roberto Mancini, me dijo que me quedaría y que me preparara bien para jugar. Lo hice y demostré mi valor. ¿De todos los técnicos, quién lo marcó más? Mancini fue un técnico muy importante y José Mourinho fue el entrenador que más marcó mi carrera por las enseñanzas que me dio para la vida y el fútbol. ¿Por qué lo marcó tanto ‘Mou’? Me marcó por la parte familiar, porque es una persona que acoge muy bien al jugador. Tal vez se dicen muchas cosas de él, pero es porque no lo conocen. Yo, que lo tuve de cerca, me di cuenta de que es un ser humano impresionante y por eso todos los jugadores que ha dirigido lo quieren. Para Mourinho más que un futbolista eres un amigo y por eso presta atención a tus asuntos familiares y se preocupa por si te estás alimentando y descansando bien. ¿Qué gestos tuvo él con usted? El hecho de que se preocupara por mi familia y por mis hijos, es un técnico que piensa en todo y eso se termina reflejando en la cancha. ¿Y por qué se fue entonces? Por una lesión del colateral externo, tocó reconstruirlo todo y lógicamente en los equipos grandes no te dan espera porque juegan muy seguido. Luego fui a Livorno, donde nos fuimos al descenso y después regresé a Inter, pero ya sin mucha continuidad. Lo más lindo de Italia fue lograr los títulos que finalmente conseguí. Y más porque mucha gente decía que Nelson Rivas no era un jugador para el Inter. Sin embargo, uno siempre quiere jugar y por eso terminé en el Montreal de la MLS viviendo otra buena experiencia. Pero allá se volvió a lesionar... Infortunadamente sufrí una lesión de cartílago y después de que el médico me operara mal, pasé nueve meses sin jugar. Yo renuncié y me fui a recuperarme con el médico del Bayern en Alemania, ahí fue cuando quise regresar acá a Colombia a entrenar con el Cali. No se concretaron las opciones que te dije y me quise retirar, pero apareció el Dépor. Así es la vida, pero se me abrió esta linda puerta para seguir haciendo lo que más me gusta. ¿En su trayectoria, cuál fue el mejor central con el que le tocó jugar? Jugué con muchos, con Materazzi, con Walter Samuel, Lucio y Ranocchia pero con el que más cómodo me sentí fue con Iván Ramiro Córdoba, fue como un papá para mí. ¿Cómo trasmitir su experiencia a los jóvenes del Dépor? Pienso que lo principal es que siempre trabajen con humildad y con los pies sobre la tierra, porque así como el fútbol te da, también te quita. Les digo que el éxito depende de la fortaleza con la que uno se va preparando. Habló del Deportivo Cali Rivas también se refirió el Cali, el equipo con el que salió campeón en el 2005. “El verde tuvo un papel fundamental en el desarrollo de mi carrera, porque antes de ser jugador me formó como persona”. ”Una de las cosas más valiosas es que en todas las categorías del Cali fui campeón y cuando llegué al primer equipo, pude también lograr un título. Fue como retribuir todo lo que me dio el club”. Sobre un posible regreso al cuadro azucarero dijo: “En el fútbol uno nunca sabe, para eso hay que estar activo, pero ahora solo pienso en el Dépor”.Juegan el lunesEn el marco de la tercera fecha del Torneo Águila, el Dépor visita el lunes a Bucaramanga en el estadio Alfonso López. El juego será a las 6:00 de la tarde y tendrá la transmisión de Win Sports.Los dirigidos por Andrés Sicachá tienen solamente un punto, así que estarán con la necesidad de lograr una victoria.El lunes también jugará el América. Hará las veces de local en el estadio Metropolitano de Techo (Bogotá) ante el Valledupar. Los rojos irán por su segundo triunfo de este año. Gran parte de la fecha en la B se disputará el domingo con los partidos: Unión-Fortaleza, Leones-Barranquilla, Real Cartagena-Popayán y Deportivo Pereira-Llaneros. Frases “Cuando estaba en el Inter de Milán, Luis Figo, Esteban Cambiasso, Patrick Vieira, Maicon y Maxwell eran los jugadores más apegados a mí”, defensa del Dépor FC. “Lo más lindo de Italia fue lograr los títulos que finalmente conseguí. Y más porque mucha gente decía que Nelson Rivas no era un jugador para el Inter”, futbolista vallecaucano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad