José Adolfo 'El Trencito’ Valencia pide vía en la Selección Sub 20

Agosto 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
MARCO ANTONIO GARCÉS / Enviado Especial de El País - Bogotá
José Adolfo 'El Trencito’ Valencia pide vía en la Selección Sub 20

José Adolfo Valencia, joven delantero colombiano, es hijo de Adolfo 'Tren' Valencia, exartillero de la selección Colombia.

Hace siete años, el fenomenal Adolfo ‘Tren’ Valencia colgaba las botas luego de perforar redes en las ligas de España, Italia y Alemania. El talentoso goleador ha dejado sin embargo otro legado para el balompié cafetero: nada menos que su hijo José Adolfo...

Hace siete años, el fenomenal Adolfo ‘Tren’ Valencia colgaba las botas luego de perforar redes en las ligas de España, Italia y Alemania. Partícipe de dos Copas Mundiales de la Fifa, las últimas que haya disputado su país, el talentoso goleador ha dejado sin embargo otro legado para el balompié cafetero: nada menos que su hijo José, pieza clave del equipo de Eduardo Lara que lucha por el título de la Copa Mundial Sub 20.El ‘Trencito’, como le llaman en Colombia, nació el 18 de diciembre de 1991 y ha heredado varias características de su padre: la potencia, el amor por la camiseta nacional y, tal como se vio ante Malí en su segunda presentación, la frialdad para definir.“Fue un gol bonito, la verdad”, cuenta el heredero del gol a Fifa.com. “Por la jugada, que venía de una tocata, y el pase que me filtró Michael Ortega. Se la tuve que puntear al arquero y después capturar el rebote en el defensor”, agrega antes de admitir, entre risas, que su padre “habría definido mejor”.UN BUEN ESPEJO...Las referencias a la relación con su padre son ineludibles, pero el ‘Trencito’ no le escapa ni mucho menos. “Mi papá era un monstruo definiendo, lo admiro mucho. Y trabajo para eso, para sobrepasarlo algún día”, nos cuenta con ilusión quien, sin embargo, lleva en sus espaldas una carga pesada: “A veces es duro ser el hijo de mi papá, porque fue muy grande y un verdadero orgullo para todo el país. Entonces siempre hay comparaciones, de las positivas y las negativas”.Está visto: crecer en la familia de un futbolista reconocido puede tener ventajas y desventajas. Por un lado, el buen pasar económico y la posibilidad de convivir rodeado de estrellas. Por el otro, las comparaciones, las mudanzas y los constantes períodos de adaptación a distintas culturas. De allí que José, quien juega en el Santa Fe con el hijo de Carlos Valderrama, destaque el papel que ha jugado su mamá María Nelsy en toda su etapa de maduración.“Siempre he contado con su apoyo y es la que me mantiene con los pies sobre la tierra”, confiesa. ¿Cuáles son sus consejos? “Que siempre mantenga la humildad, que esté calmadito y que cuando salgan las cosas bien, piense en dar más para seguir progresando”.CUESTIONES DE FAMILIA...Su relación con María Nelsy Arrechea ha sido idílica desde su más tierna edad. Tanto, que las primeras patadas que arrojó José en su vida no fueron al balón, sino… ¡a su padre! “Alguna vez que mis papás discutieron, no recuerdo si en Alemania o en España, me cuentan que aparecí de la nada a patear a mi papá en las canillas”, recuerda entre risas.Sin embargo, valga la aclaración, este admirador de Adrián Ramos (Hertha Berlín) reconoce que el ‘Tren’ toma aquella anécdota con humor y le brinda las mejores recomendaciones de cara a lo que promete ser un futuro brillante: “Me dice que cuide la carrera con mucha humildad e inteligencia porque es muy corta”.Antes de enfrentar el viernes a la República de Corea, partido que ameritaba “la misma responsabilidad y el mismo respeto para terminar primeros”, José sabía que está ante una posibilidad única: completar el legado de su papá levantando un título mundial, algo inédito en la familia Valencia. Por eso exclama: “¡Imagínate! Él ganó mucho pero no pudo ser campeón del mundo, y ahora soy yo el que pelea por ese título”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad