Jorge Ramírez Gallego, una marca registrada en la historia del Deportivo Cali

Jorge Ramírez Gallego, una marca registrada en la historia del Deportivo Cali

Noviembre 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR - Reportero de El País
Jorge Ramírez Gallego, una marca registrada en la historia del Deportivo Cali

Jorge Ramírez Gallego, delantero histórico del Deportivo Cali.

Deportivo Cali cumple el viernes -noviembre 23- 100 años de vida. Jorge Ramírez Gallego está en la historia azucarera como el máximo artillero.

Son muchos los jugadores que han pasado por el Deportivo Cali en sus 100 años de vida, pero muy pocos los que han quedado en la historia del cuadro azucarero.Cuando se cumple el centenario del equipo verdiblanco y vienen los recuerdos de triunfos y fracasos, es inevitable hablar de los momentos más emotivos y de aquellos que pusieron su granito de arena, o sus goles, para darle nacimiento a la grandeza del Deportivo Cali.Uno de esos personajes que hoy y siempre recordarán los seguidores de la escuadra verdiblanca es precisamente un caleño de pura cepa, nacido en el barrio Benjamín Herrera.Los números de Jorge Ramírez Gallego son contundentes: 300 partidos con la camiseta del Cali, cuatro títulos y 168 goles para ser, desde hace muchos años, y quién sabe por cuántos más, el máximo anotador en la historia del elenco verdiblanco.‘Gallegol’, como se le conoció por su facilidad, frialdad y capacidad para definir, habló con El País sobre el centenario del Cali, los títulos alcanzados y su historia con la verde y blanca.¿Qué significa para usted el Deportivo Cali?"Ha sido lo más grande que me ha pasado; como jugador alcancé mis éxitos, todo fue glorioso, estuve rodeado de grandes jugadores y directivos. Pasé años muy bonitos, a los hinchas les cumplimos consiguiendo títulos porque en esa época había entrega, sacrificio y mucha humildad de parte de todos los jugadores".De los cuatro títulos que alcanzó con el Cali (65, 67, 69 y 70), ¿cuál es el que más recuerda, el más especial en su corazón?"El primero, porque la ciudad nunca había logrado un título en el fútbol profesional; eso fue inolvidable, a partir de ahí se nos abrieron las puertas porque después llegaron otros títulos que celebramos con los hinchas".¿Cómo se llegó a esa primera estrella?"El torneo le daba el título al equipo que hiciera el mayor puntaje. Los otros clubes estaban muy bien conformados y por eso la lucha fue muy pareja. Eran partidos de un alto nivel técnico y de una seriedad tan grande que nadie quería perder. Al final el Cali alcanzó la estrella en 1965 con base en su lucha, en el sacrificio y en la entrega de todos nosotros. Nosotros nos coronamos en Cúcuta y al otro día, cuando regresamos a Cali, la ciudad era una locura; el carro de los bomberos fue a recibirnos al aeropuerto y hubo un gran desfile por toda la ciudad. Eso fue una cosa maravillosa, es algo que no se olvida por todo lo vivido y lo que celebramos con los hinchas".Usted jugó al lado de muchas otras figuras. ¿Para usted quién era la estrella de ese Cali del 65?"Para mí todos eran estrellas. Benicio Ferreira, Iroldo, Desiderio, Lallana, Pegnotty, Óscar López, el finado Saúl ‘Chapa’ Saya, Isidro Olmos, Rosendo Toledo y muchos otros compañeros que ayudaron a hacer mucho más grande al Deportivo Cali en esos años gloriosos".¿Recuerda a algún jugador en especial en toda la historia del Deportivo Cali?"Cuando niño yo veía al Cali; de esa época tengo un buen recuerdo de los peruanos Valeriano López y Gerónimo Barbadillo; también de los argentinos Eduardo Castro y Camilo Cervino. Hay otros que no recuerdo, pero son muchos los de gran talento que han pasado por esta institución".¿Pese a la época, había mucho profesionalismo de parte de los jugadores?"Por supuesto; había un entendimiento entre todos los jugadores, había un querer, un sentimiento y un amor por la institución, por la ciudad, por el hincha y por el directivo; eso nos hizo ver grandes y sentirnos grandes a todos los que vivimos esa época".¿Cuál fue el dirigente que más lo descrestó?"Han sido varios, pero indiscutiblemente don Álex Gorayeb, Humberto Palacio y Humberto Arias. Don Álex hizo mucho por la institución, fue como un segundo padre para mí porque cuando yo llegué al Cali fue la persona que más me aconsejó, me dijo: 'te hemos contratado, de ti espero muchas cosas grandes para el Cali, tú me vas a dar demasiadas satisfacciones'. Yo le dije que iba a ser así, que yo quería ser grande en el Cali y que el sueño mío era llegar a una institución grande. Creo que le cumplí porque hasta el momento soy el máximo anotador del equipo con 168 goles. Humberto Palacio fue un consejero, estaba pendiente de mí, cuando yo jugaba en el Quindío él fue a Armenia para verme jugar, recomendó mi contratación y cuando llegué al Cali también le cumplí a él porque alcancé con el equipo cuatro títulos y un subcampeonato. Con don Humberto Arias también tengo gratos recuerdos porque me estimó mucho, me quería demasiado y siempre deseaba lo mejor para mí".El Cali cumple 100 años de historia y solo tiene ocho títulos. ¿Cree que el equipo debería tener más estrellas?"Sí, me parece que ocho títulos en 100 años es muy poco para una institución tan grande; estamos quedados en eso. Lo más grande de una institución son sus logros y eso lo hemos olvidado. Estamos en deuda porque era para que el Cali tuviera muchas más estrellas, este es un equipo que a lo largo de los años ha traído grandes jugadores y ha conformado muy buenos equipos".La mejor canteraSon muchas las figuras que han salido de las divisiones inferiores del Deportivo Cali a lo largo de los años. De la década del 60 y 70 se podrían mencionar los nombres de Miguel Escobar, Henry Caicedo, Pedro Zape, Diego Umaña y Ángel María Torres, entre muchos otros.Luego, en los 80 y 90 surgieron otros grandes jugadores como Bernardo Redín, los arqueros Miguel Calero, Faryd Mondragón y Óscar Córdoba, así como Édison ‘Guigo’ Mafla, Víctor Bonilla, Arley Betancurt y Máyer Candelo.Luego apareció Giovanni Córdoba (q.e.p.d.) y mucho más acá salieron de las canteras verdiblancas Abel Aguilar, quien terminó de formarse allí cuando vino procedente de Bogotá; Cristian Zapata, Freddy Montero, John Kennedy Hurtado, Luis Fernando Muriel, Michael Ortega, Andrés ‘Manga’ Escobar, entre muchas otras promesas, quienes a diferencia de aquellos que surgieron en los años 70 y 80, emigraron pronto a equipos del exterior sin jugar mucho tiempo en la primera escuadra del Deportivo Cali.La Frase* "En mi época había un sentimiento, un querer, un amor y un respeto hacia la institución y hacia los hinchas”.Jorge Gallego* "Felicitaciones a la familia del Deportivo Cali. Me siento orgulloso de pertenecer a esta gran institución. Mil gracias a su gran hinchada, muchas alegrías para todos”.Michael Ortega, en twitter8 estrellas en la liga colombiana y dos subtítulos en Copa Libertadores, algunos logros del Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad