Jorge Aguirre, el otro papá de Jonathan 'El Momo' Romero

Jorge Aguirre, el otro papá de Jonathan 'El Momo' Romero

Febrero 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
KATERINE MORA HOYOS- Reportera de El País
Jorge Aguirre, el otro papá de Jonathan 'El Momo' Romero

La rapidez en el ring de Jonathan ‘Momo’ Romero es una de las cualidades que destaca Jorge Aguirre, entrenador del deportista.

Por las manos de Aguirre pasan las promesas del boxeo vallecaucano. Jonathan Romero fue su alumno más aventajado. El entrenador cuenta cómo descubrió al nuevo campeón mundial.

Desde hace más de 20 años, las guanteletas de Jorge Aguirre han recibido los primeros golpes de los boxeadores que han salido del oriente de Cali. En la madrugada del domingo uno de sus alumnos más aventajados, Jonathan ‘Momo’ Romero, levantó el primer título de un caleño en el boxeo mundial. Esta es la historia detrás de los primeros golpes del campeón. Mientras pega en una de las paredes del Coliseo de Mariano Ramos los principales recortes de periódicos que registraron el triunfo de ‘Momo’, Aguirre reconoce que lo hace para que el resto de sus alumnos se sientan motivados y crean en ellos. Precisamente él, desde hace más de 20 años, ha sido una de las pocas personas que ha volteado su mirada hacia uno de los sectores más marginados de Cali, el distrito de Aguablanca, para encontrar talento donde la gente no ve futuro. “Puedo entrar a zonas tremendamente peligrosas donde creo que me van a atracar y me llega el saludo. A las personas hay que darles oportunidades de tener más entrenadores en las laderas de Cali porque cuando llega un buen entrenador, el deportista cree en él”. Como boxeador, Aguirre reconoce haber sido bastante mediocre, pero su amor hacia la disciplina y también un poco la tristeza que le produjo la pérdida de sus padres, lo llevaron a buscar refugio en el deporte de las narices chatas. A través de él ha logrado arrebatarle niños y jóvenes a la violencia y los ha convertido en campeones. “Siempre me ha gustado lo bueno y creo que Dios me mandó para esto. El oriente de Cali es una tierra pródiga de talentos, porque la mayoría de gente es procedente de la Costa Pacífica. Los campeones están acá y no hay que ir a buscarlos muy lejos”, manifiesta el entrenador que a punta de respeto y de resultados se ha ganado la admiración y la confianza de los jóvenes de la Comuna 15. “El técnico tiene que tener credibilidad y, modestia a parte, tengo esa confianza. Sé lo que estoy haciendo y toda esa agresividad que he encontrado en algunos sitios de Aguablanca y otros sectores de Cali la he canalizado y la he llevado a la parte deportiva. Esto ha resultado espectacular porque he logrado sacar a cientos de niños de las pandillas. Entre ellos Gustavo Mosquera, que hoy en día es mediador de conflictos”, manifiesta.No obstante, la guerra también le ha arrebatado a prometedores prospectos del cuadrilátero. “A mis deportistas los quiero casi como mis hijos y cuando llega la pérdida de uno de ellos por una bala, es lamentable y doloroso, te llega al alma, se pierde una persona y un deportista. Hay tres ‘pelados’ que recuerdo y que sé que hubieran podido ser campeones mundiales. El hermano de ‘Momo’, René Romero, estoy seguro hubiera sido medalla olímpica y campeón mundial. También Luis Fernando Lucumí y Efrén Granados”. Todos ellos fueron tres de los campeones nacionales que se los llevó una bala. Con ese mismo amor de padre, Aguirre también reconoce que le ha tocado tener mano dura. Por ejemplo, recuerda que con ‘Momo’, a quien fue fácil enseñarle la técnica y los principios del boxeo, le tocó quebrarle dos cronómetros en las piernas por lo testarudo que fue en algunas ocasiones. En esos momentos contó con todo el apoyo de Reinel Romero, el papá del hoy campeón, quien siempre le pidió que fuera exigente con su hijo. “Desgraciadamente la mayoría de ‘pelaos’ no tienen cultura ni ninguna guía en su vida, el papá se va y los abandona y la mamá sale a vender chontaduros o pescado, no tienen una voz de autoridad y se crían sin una guía. Yo tengo claro que no todo me lo sé, pero lo que hago sirve”, comenta Jorge Aguirre, quien espera que la atención hacia el boxeo caleño por el triunfo de ‘Momo’ no sea de un solo día. “Las ayudas al boxeo debería llegar solas. Se debería manifestar la empresa privada y el municipio. Los resultados y el talento están y nadie se pregunta qué estamos haciendo por los jóvenes de Aguablanca”, concluye el entrenador.‘Momo’ Romero llega a Cali este juevesEl campeón supergallo de la Federación Internacional de Boxeo, Jonathan ‘Momo’ Romero, llegará entre el jueves y el viernes a Cali para visitar a su familia, en el barrio El Retiro, en el distrito de Aguablanca.El lunes en la noche, el pugilista caleño era esperado en Barranquilla, donde reside desde que pertenece a la firma Billy Chams, que lo convirtió en boxeador profesional para buscar el título mundial.‘Momo’ le contó a El País que lo primero que hará cuando llegue a Cali será visitar a su padre, Reinel Romero, quien el lunes fue dado de alta de la Clínica de los Remedios, luego de sufrir un preinfarto. “A mi padre le debo todo, él es el campeón y quiero ponerle el cinturón, se lo merece”, dijo el deportista, de 26 años de edad.‘Momo’, consciente del estado de salud de su padre, afirmó que no quiso hablar con él antes ni inmediatamente después de la pelea, porque la enfermedad de su progenitor es delicada.“Se puso muy nervioso con esto de la pelea, pero quiero abrazarlo y agradecerle por todo”, concluyó ‘Momo’.Frases* "Al ‘profe’ le gustan mucho los gestos técnicos y diferenciar el boxeo de la pelea ordinaria. Todos le tenemos miedo cuando empieza a indicarnos cómo pegarle”.Camilo Forero, alumno de Jorge Aguirre.* "El profesor me ha dado muchos consejos. Me dice que debo ser muy humilde y todos los días le agradezco todo lo que me ha dado. Es bastante estricto, pero es porque es buen profesor”.Yílmar González, alumno de Aguirre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad