Jonathan Rivas y José Mosquera: los ganadores que se forman juntos

Jonathan Rivas y José Mosquera: los ganadores que se forman juntos

Abril 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Jonathan Rivas y José Mosquera: los ganadores que se forman juntos

Jonathan Rivas (camisa roja) y José Mosquera, pesistas vallecaucanos.

Los vallecaucanos Jonathan Rivas y José Mosquera hablaron de lo que fue su gran papel en el Mundial Juvenil de Levantamiento de Pesas, disputado en Perú.

Jonathan Rivas y José David Mosquera fueron dos de los jóvenes pesistas vallecaucanos que se fueron al Mundial Juvenil de Perú en silencio y regresaron bañados en pura gloria. Ambos, a sus 16 años, representan el esfuerzo y la dedicación, ya que el duro oficio de levantar pesas los hace creer que no existe ningún obstáculo que los pueda frenar en esta vida.  Después de haber hecho historia, lucen con orgullo las medallas que consiguieron en suelo peruano. Las miran, las tocan, juegan con ellas, se ríen, parpadean y finalmente las vuelven a observar, como para confirmar que pase lo que pase, no van a desaparecer. 

Jonathan se trajo un oro y dos platas, mientras que José David estuvo más que inspirado y se colgó tres de las doradas. Y luego de su regreso triunfal al hogar San José (que hace parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar), donde viven desde hace algún tiempo, no se quieren cambiar por nadie. 

Explican que levantar pesas los apasiona y que, a pesar de su corta edad, ven en esta disciplina una gran puerta para tener un futuro deportivo glorioso.

Jonathan nació en Cartago, Valle. Dice que empezó a practicar el levantamiento de pesas a los 9 años, gracias a su hermano, y aseguró que  la principal razón para venir a Cali fue que en su ciudad no estaban las condiciones para inclinarse por el camino del deporte que hoy practica. 

“En junio del año pasado llegué a la fundación y la verdad estoy muy contento aquí. Yo empecé en esto por mi hermano, ya fallecido, y eso es lo que me motiva a seguir”, dice Jonathan. 

Para él, lo más valioso de este proceso ha sido “aprender a valorar lo que uno tiene sin ponerse a pensar demasiado en lo que todavía no poseemos”. 

José David, por su parte, nació en Yumbo, y curiosamente también llegó a las pesas gracias al apoyo de sus hermanos, en especial de Luis Javier Mosquera, quien es campeón mundial de esta disciplina.

Pero su ídolo es su padre. José dice que la misma fuerza que él utiliza para levantar las pesas es proporcional a la que hizo su viejo para sacarlo adelante a él y a sus otros cinco hermanos.

[inline_video:kaltura:0_pedqsm0r:11603041:null]

“Yo estoy orgulloso de eso y por eso me esfuerzo mucho para ser el mejor”, dice. 

Además, relata que en Lima, cada vez que se subió al podio, lloró de la emoción. “Uno se siente orgulloso de lo que ha logrado y se su país”.

Jonathan y José comparten el mismo hogar, la misma pasión y tienen un potencial increíble. Eso los ha hecho ser muy buenos amigos. “Siempre hablamos de nuestro pasado, de la vida y de las competencias”, dice José.

 Su próxima salida internacional será dentro de un mes. Irán a Polonia, a otro campeonato del mundo. Cuando les preguntan cómo se imaginan ese viaje, miran las medallas y de nuevo sonríen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad