Járlinson Pantano, pura sonrisa colombiana en el Tour de Francia

Julio 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Járlinson Pantano, pura sonrisa colombiana en el Tour de Francia

Járlinson Pantano, ciclista caleño.

El pedalista caleño se destaca no solamente por su talento sino por el buen humor que transmite a los demás integrantes del pelotón.

A imagen de los ruidosos aficionados colombianos presentes este año en la ruta del Tour de Francia, pero a diferencia de su más celebre compatriota del ciclismo Nairo Quintana, mucho más serio, Járlinson Pantano se hace notar en el pelotón por su constante buen humor, que evidentemente se exacerbó este domingo con su triunfo en la decimoquinta etapo de la ronda gala con meta en Culoz, tras subir y bajar a toda marcha el Grand Colombier.

"Es un sueño hecho realidad", dijo este domingo Pantano tras lograr la victoria más importante de su carrera. "Estoy repleto de felicidad. He soñado toda mi vida con esto", añadió con una mezcla de emoción y felicidad exhibida con una sonrisa que lleva prácticamente grabada en su rostro.

A una semana de su primera victoria en el Tour en Culoz, al pie del mítico Grand Colombier, el nativo de Cali se distingue de otra manera.

En el ascenso hacia Arcalis, el cielo se le caía encima al pelotón. La tormenta pegaba fuerte y el granizo le daba marco de epopeya a las pedaleadas de los ciclistas en la etapa de Andorra, disputada bajo condiciones dramáticas.

Pero Pantano eligió poner una sonrisa, al cruzar la meta con un paraguas en mano. "¿Quién dijo que hay que temer a la lluvia?", apuntó el colombiano, orgulloso de su ocurrencia, al publicar su foto en la red social Instagram.

Allí, el corredor del equipo suizo IAM agradeció a los hinchas que le habían dado esa protección, para cambiarla al final por sus guantes, hoy guantes de campeón que valen mucho más.

Objetivo cumplido

En sus fotos, el colombiano siempre esta sonriente, de buen humor. "Se siente muy cómodo, es muy optimista, siempre de buen humor", confirma su director deportivo Kjell Carlström, que autorizó este domingo al equipo a destapar una botella de champán para festejar la victoria de su pupilo.

La formación IAM, de hecho, logró el objetivo que se había trazado en la Grand Boucle: que Pantano "gane una etapa", según Carlström, en su segundo Tour.

A la luz de los hechos, los helvéticos han hecho bien en contratar a Pantano a inicios de 2015, cuando era una esperanza del ciclismo colombiano formada en el equipo Colombia-Coldeportes, una estructura apoyada por el gobierno.

"Es muy fuerte en la montaña, pero tal vez no el más fuerte... es muy completo. No es malo en la contrarreloj y puede hacer un buen esprint después de una montaña", detalla el excorredor finlandés, basado seguramente en la exhibición de este domingo.

A sus 27 años, en su segunda temporada en el seno de un equipo de elite mundial, las cosas se aceleran para Pantano, ganador de una etapa de la Vuelta a Suiza a mediados de junio.

Este escalador con buen golpe final no corre en la misma categoría que Quintana, pero podría convertirse en una punta de lanza de la genial generación colombiana, demasiado rica para privarse de él en los próximos Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad