Japón, campeón de Asia, va a por todas en Brasil 2014

Mayo 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AFP- El País.com.co
Japón, campeón de Asia, va a por todas en Brasil 2014

Keisuke Honda, jugador polifuncional en la selección Japón.

La principal estrella del combinado japonés es el centrocampista Keisuke Honda.

Campeón de Asia, Japón tiene por costumbre afrontar los Mundiales marcándose metas inexploradas por selecciones de su continente y de cara a Brasil-2014 miembros destacados del equipo hablan sin complejos de la posibilidad de levantar el trofeo el 13 de julio en el estadio Maracaná. Es el caso de la estrella Keisuke Honda, que ha declarado que "no hay ninguna razón para pensar que Japón no puede ganar la Copa del Mundo". El primer paso para el equipo dirigido por el italiano ALberto Zaccheroni será superar la primera fase, en la que se enfrentará a Colombia, Costa de Marfil y Grecia, en el seno del grupo C. Hace cuatro años, en Sudáfrica-2010, el entonces seleccionador, Takeshi Okada, marcó las semifinales como objetivo, a pesar de que el equipo llegaba en un pésimo estado de preparación. Contra todo pronóstico, con Honda como líder, Japón pudo con Camerún y Dinamarca para caer con Paraguay en los penales en su enfrentamiento de los octavos de final. Antes, la historia de Japón en el Mundial de fútbol comenzó en Francia-1998, donde no pasó de la primera fase. Cuatro años más tarde, como anfitrión, alcanzó los octavos de final, antes de caer otra vez en la ronda inaugural de Alemania-2006. Honda, estrella y líder Honda, quien fichó por el Milán en el pasado mercado de invierno procedente del CSKA de Moscú, es la indiscutible referencia del equipo. Centrocampista técnico, luchador y con excelente golpeo de balón, las opciones japonesas pasan por su inspiración. Fuera del terreno de juego es un ídolo en su país. Teñido de rubio, con gafas de aviador y chaqueta de cuero; sus andanzas son seguidas al milímetro y su fichaje por un club del prestigio del Milan fue todo un acontecimiento. El jugador nacido en Osaka es el heredero de Hidetoshi Nakata, faro de Japón en las Copas del Mundo de 2002 y 2006. A sus 27 años y con 52 partidos (20 goles) con el equipo nacional, tiene la madurez necesaria para triunfar en la competición mayor del fútbol mundial. Otro futbolista bregado en el fútbol europeo que deber tener un papel importante con Japón es Shinji Kagawa, el mediapunta del Manchester United, que viene de completar una decepcionante segunda temporada con el equipo del norte de Inglaterra. La falta de confianza del técnico David Moyes en el sorprendente atacante que triunfó con el Borussia Dortmund no ha restado importancia a Kagawa en el esquema de Zaccheroni, que confía en su movilidad, llegada y capacidad combinativa. Con 25 años, la parte buena de haber jugado poco es que llegará fresco al Mundial, donde se espera que sea el factor sorpresa de Japón. Madurez del proyecto Zaccheroni Zaccheroni, de 61 años y con una dilatada trayectoria en el fútbol italiano, aceptó en 2010 dirigir por primera vez fuera de su país. Continuando la tradición de seleccionadores extranjeros, se convirtió en el sexto no japonés en hacerse cargo del equipo nacional. En la fase de clasificación Japón dominó con autoridad y terminó primera de su grupo con cuatro puntos de diferencia con Australia, con un balance de cinco victorias, un empate y dos derrotas en ocho partidos. Pero las tres derrotas en la pasada Copa de las Confederaciones fueron un baño de realidad para el grupo."Creo que podemos plantar cara a cualquiera de estas selecciones si hacemos nuestro mejor juego, si Japón juega al fútbol que le identifica", marcado por la buena organización, dijo Zaccheroni sobre las posibilidades de superar la primera fase. Lo cierto es que con una columna formada por Honda, Kagawa, el defensa del Inter de Milán Yuto Nagatomo y el finalizador del Maguncia Shinji Okazaki, Japón puede sorprender a cualquiera.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad