James Rodríguez, volviste con tu talento y ganas a la Selección Colombia

James Rodríguez, volviste con tu talento y ganas a la Selección Colombia

Junio 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Daniel Molina Durango Enviado especial de El País a Estados Unidos
James Rodríguez, volviste con tu talento y ganas a la Selección Colombia

Los que te vieron allí, a pocos metros de la cancha del Rose Bowl, saben que ese zurdazo estaba cargado de desahogo.

Después de ver el partido que hiciste contra Paraguay, en el que poco te importó ese punzante y molesto dolor en el hombro izquierdo, solamente queda algo por decir: volviste, James.  

Y lo bueno, o lo mejor dentro de todas las cosas buenas que están pasando con esta Selección Colombia, es que esta vez volviste para aparecer en un momento complicado,  porque durante todo este semestre la prensa internacional se dedicó a especular con vos, poniéndote de forma atrevida tiquetes para Manchester, para Turín y hasta para París.  

Pero por fortuna, con esa zurda privilegiada que el destino te concedió, demostraste que tus pensamientos están aquí, en el presente, comandando a un país que está ilusionado con ganar la Copa América Centenario.  

Para más de un colombiano fue difícil ver que vos, el jugador al que hoy todos los niños de acá se quieren parecer, se encontraba naufragando en el banco de los suplentes del Real Madrid de España, pero por fortuna para nosotros, toda esa gasolina que te querías gastar en el cuadro blanco y no pudiste, la estás usando en una Selección que, como lo reconoció el técnico José Pékerman, no es la misma sin tu fútbol.  

Esos 164 minutos que llevas en esta Copa América con Colombia, representan mucho más que esos 240 que te dio el Madrid durante toda la Liga de Campeones, que al final ganaron, pero con el sinsabor de que no te dejaron aportar todo lo que podías.  

Quizá por eso las cosas ahora se están dando así. A lo mejor por eso Marcus Bradley, el rapado y recio volante de Estados Unidos te dio ese golpe en el hombro y te puso en duda para ese partido ante los guaraníes… el mensaje era que le tenías que mostrar al mundo, y en especial a los que tanto especulan con tu futuro, que tu carácter y tu fútbol te da para ser titular donde sea. 

Debido a esto, los que te vieron allí, a pocos metros de la cancha del inmenso Rose Bowl de Pasadena, saben que ese zurdazo tuyo, que significó el segundo gol ante Paraguay, estaba cargado de muchas cosas: de bronca, de furia, de coraje y también de desahogo. 

Pero de un desahogo lindo, de esos que uno se imagina a  menudo cuando no puede dormir y mira hacia el techo, porque después de mucho rato y en unas condiciones físicas adversas, apareciste cuando el equipo más necesitaba. Hiciste pases, recuperaste balones, armaste al equipo desde el medio y, aunque algunos no hayan caído en cuenta, eres el goleador del equipo en esta Copa con dos tantos en dos encuentros, como reeditando lo que hiciste con esta misma camiseta en Brasil 2014, en donde te convertiste en la máxima figura y en el artillero del campeonato del mundo.    

*** 

Al terminar el partido ante Paraguay, que significó la clasificación de Colombia a los cuartos de final de la Copa América, con una fecha de anticipación, una aficionada se metió al campo y, casi que arrodillada, te dio las gracias por el partidazo que te fajaste. 

En sí, esa imagen que se quedó grabada en las cámaras, es la que refleja el sentimiento que Colombia siente hacia vos, porque aunque en el plano europeo las cosas no te estén saliendo bien últimamente, cuando te enfundas la tricolor, no escatimas una sola gota de sudor y, como ya lo has reconocido, aquí jugás hasta estando cojo, aquí te ponés el equipo al hombro, así te esté incomodando, así te esté doliendo como nadie se lo imagina. 

Por eso, qué bonito sería verte el 26 de junio en Nueva Jersey levantando la Copa América Centenario, un trofeo que te daría de nuevo el prestigio que a veces se pierde en un deporte en el que es casi imposible vivir del pasado o de lo que ya se hizo. Queda un camino largo, y las Selecciones que se vienen a partir de los cuartos de final serán mucho más exigentes, pero con vos y esa actitud de querer demostrar tu fútbol y tu carácter, todo es posible.  

Aún no se sabe si a nivel de clubes seguirás en el Real Madrid o partirás a otro lugar, pero sin importar las circunstancias o los momentos, está claro que tu sitio en el mundo es la Selección Colombia. Por eso, ¡qué bueno que volviste, James! 

En detalle  

Con el gol anotado ante Paraguay, James Rodríguez llegó a 16 goles con la camiseta de la Selección Colombia de mayores.  

Su mayor producción fue en el Mundial Brasil 2016, certamen en el que fue el máximo artillero con cinco tantos. 

En la Copa América de Chile 2015 James no marcó gol y tuvo una gris actuación, pero se está reivindicando en esta Copa Centenario en Estados Unidos. Ya lleva dos tantos, uno ante los norteamericanos y otro frente a los guaraníes.   

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad