James Rodríguez no se ve cómodo en la Selección Colombia

Noviembre 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El ‘10’ luce perdido en la cancha. No encuentra socios ni espacios para hacer lo que lo que sabe.

No es paranoia, ni mucho menos una especulación. Solo falta ver su rostro cuando no le sale una de esas jugadas que antes era parte fija de su repertorio o cuando uno de sus compañeros entrega mal una pelota. 

La verdad es que James Rodríguez, el ‘10’ de la Selección Colombia, no se siente cómodo con el funcionamiento del equipos desde hace mucho. Es más, sus últimas grandes actuaciones se remontan al Mundial del año pasado en Brasil.

La gota que rebosó la copa fue cuando el jugador del Real Madrid, en medio del partido que se perdió frente a Argentina, empujó a su propio compañero de equipo, Daniel Torres, para agarrar la pelota.

También a James se le vio molesto, manoteando y haciendo caras largas cada vez que uno de sus compañeros no le daba con precisión el balón. 

El empujón solo es un reflejo más de la impotencia de un jugador que dejó el tope muy alto en Brasil 2014 y que no ha podido volver a tocar ese techo.

En la Copa América de Chile esto se vio con claridad, y en los últimos partidos de Eliminatorias también. 

Si bien es cierto que el jueves pasado, ante los chilenos, Rodríguez marcó el gol que significó el empate, en la cancha él parece que no encuentra su lugar.

“No nos podemos engañar. Frente a Chile, James solamente fue el gol y nada más, no pesó en el juego”, había sentenciado el extécnico de la Selección, Francisco ‘Pacho’ Maturana.

“No solo fue algo individual, la verdad es que ninguno estuvo bien”, sentenció el actual capitán de la Selección Colombia. 

Si se compara el proceso anterior para clasificar a la Copa Mundo de Brasil, James fue un jugador que se posicionaba más desde las bandas y no era el único hombre que generaba fútbol. 

Los laterales, Zúñiga y Armero, generaban peligro, en la mitad Abel Aguilar daba de forma acertada el segundo pase y más adelante Juan Guillermo Cuadrado desequilibraba donde lo ponían. James hacía más un rol de definidor (y que lo digas sus seis goles en el Mundial). 

 Pero ahora el panorama es distinto. Los laterales actuales no tienen el mismo peso, nadie le da el segundo pase limpio y la creación quedó toda sobre sus hombros.

Sobre esto, uno de los referentes de la Tricolor, Faustino el ‘Tino’ Asprilla sostuvo: “Nosotros creemos que James es un armador y la verdad es que no hace del todo ese papel, más bien es por ratos, para mí él es más un definidor”.

Pero además de esto, ante la ausencia de Mario Yepes, al joven jugador le ha tocado asumir el papel del liderazgo, pero ya no en los momentos felices, sino en la época de las vacas flacas. Por eso su impotencia. “James debe calmarse y saber que el rol de líder tiene más valor en las derrotas, no solo en los buenos momentos”, sostuvo tras el juego el técnico y comentarista del Gol Caracol, Norberto Peluffo.

La molestia viene de antes

La evidente molestia de Rodríguez con su nivel y el de sus compañeros en la Selección Colombia, viene desde mediados de este año. 

Luego del partido en el que Colombia empató 0-0 con Perú en la Copa América, James dio unas fuertes declaraciones a los periodistas, expresando que desde su concepto el equipo había jugado muy mal y por eso no había ganando. 

Esas palabras fueron en contra de lo que expresó en la rueda de prensa de ese juego el técnico José Pékerman, quien aseguró que Colombia sí había hecho las cosas bien en el campo.

 Aunque ‘Don José’ atribuyó esa reacción de James a que en ese momento el volante se encontraba con la “cabeza caliente”, lo cierto es que desde ahí resulta evidente que en esta Selección la figura colombiana no ha encontrado el lugar en el que mejor pueda expresar su fútbol.

 Ojalá y el receso que tendrán las Eliminatorias le vengan bien el ‘10’ colombiano, que necesita volver a tomar ritmo para volver a ser el jugador determinante que todos los colombianos esperan.

Llega justo para el clásico En el Real Madrid esperaban con ansias a James Rodríguez,  puesto que el equipo blanco se medirá el próximo sábado al Barcelona en el gran clásico del fútbol de España. El conjunto ‘Merengue’ se preocupó al mandar a James a la  Selección puesto que el jugador recién volvió a jugar tras una lesión hace unas semanas. Lo más seguro es que juegue ante el Barsa.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad