James Rodríguez no estará hoy en el duelo crucial del Real Madrid

Mayo 17, 2017 - 07:41 a.m. Por:
Agencia EFE
James Rodríguez

James Rodríguez

Efe / El País

James Rodríguez, centrocampista internacional colombiano del Real Madrid, no completó el último entrenamiento del equipo de Zinedine Zidane en la ciudad deportiva, por un golpe en el pie derecho recibido ante el Sevilla, y se perderá hoy el decisivo encuentro liguero en Balaídos ante el Celta.

James se sumará a las ausencias de Dani Carvajal, el portugués Pepe y el galés Gareth Bale, que prosiguen con sus planes específicos de recuperación, con el objetivo de estar recuperados para la final de la Liga de Campeones.

Un golpe en el pie derecho impidió trabajar con sus compañeros a James, que se quedó en el interior de las instalaciones, después de que el domingo dejase en su salida del terreno de juego gestos de despedida hacia la afición madridista del estadio Santiago Bernabéu.

El resto de la primera plantilla, reforzada con la presencia del canterano Enzo Zidane, completó un entrenamiento con gran ambiente en los rondos iniciales, antes de terminar de preparar la visita al Celta a puerta cerrada con el ensayo de acciones de ataque, continuos centros y remates a portería, más partidos en reducidas dimensiones.

Lo anterior se suma a la bola de nieve en que se han convertido los rumores de los últimos días que dan como un hecho el paso del volante cucuteño al Manchester United.

El martes los medios británicos indicaron que el cuadro que orienta el entrenador portugués José Mourinho alista una super oferta por Gareth Bale y el propio James.

“El Manchester United alista una mega oferta de 150 millones de euros por Bale y James”, título ayer el Daily Star.

Por su parte, el técnico Zinedine Zidane le bajó el perfil al tema de la posible salida de James durante la rueda de prensa previa al compromiso de hoy.

“No es el debate, James está aquí con nosotros, no ha entrenado porque tuvo un golpe fuerte. Solo pensamos en los tres partidos que nos quedan”, apuntó.

Al equipo de Zidane le basta con puntuar en Vigo e igualar el resultado del Barcelona el próximo domingo para proclamarse campeón. Matemáticamente necesita 4 puntos de 6 para ser campeón. Así, el Real Madrid se juega la vida y el Celta únicamente su orgullo, tras quedarse sin opciones de luchar por los puestos europeos.

No le espera un partido fácil al Real. En el vestuario celeste hay varios jugadores con pasado en el Barsa; la plantilla quiere lavar la imagen de sus últimos partidos en Liga; y el celtismo no olvida la presión que el Real Madrid ejerció para que este partido, aplazado el 5 de febrero por culpa de un desprendimiento de una parte de la grada de Rio por el fuerte temporal que azotó Galicia, se jugase en su día.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad