James Rodríguez, el niño de oro de la selección Colombia

James Rodríguez, el niño de oro de la selección Colombia

Septiembre 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa- El Colombiano
James Rodríguez, el niño de oro de la selección Colombia

El volante James Rodríguez durante una acción del partido entre la selección Colombia y Ecuador por la jornada 15 de las Eliminatorias Mundialistas.

James Rodríguez fue el que le mostró el camino de la cercana clasificación a la Selección para el Mundial de Brasil-2014.

Corría el minuto 30, el agua tenía apagado al público, la cancha estaba pesada, Ecuador adelantaba líneas y trataba de cambiar la historia cuando un remate de media distancia de Falcao García, fuera del área, le pegó a un adversario y generó el rebote que aprovechó James Rodríguez para anotar el gol que terminó con el taco que teníamos en la garganta 44 millones de colombianos desde el 2000 cuando arrancó la Eliminatoria hacia Corea del Sur y Japón-2002. James le dio gracias al Creador y festejó con los hinchas de occidental y norte, José Pékerman se abrazó con sus ayudantes y los jugadores que estaban en el banco, la emoción traspasó todas las fronteras y con ello el equipo soportó el chaparrón, por las cinco horas de agua en el estadio Metropolitano y el atrevimiento de los ecuatorianos, que con un hombre menos desde el minuto 28 por la expulsión de Achilier, hizo más sufrida la victoria 1-0. Este joven de escasos 22 años, experiencia en Argentina, Portugal y Francia, y una técnica que condujo al 'Pibe' Valderrama a reconocer que podría superarlo en un futuro no lejano, fue el que le mostró el camino de la clasificación a la Selección para el Mundial de Brasil-2014. Sin dejarse intimidar por las dificultades el encuentro, retrasado dos veces y parado en un par de ocasiones, James apareció cuando se necesitaba y con ello tiene festejando al país porque con su gol Colombia ajustó la quinta victoria en Barranquilla y aseguró el repechaje para la próxima Copa Mundo que se sorteará en diciembre en Salvador. Los autores de los goles son los que se notan, pero en este triunfo histórico también fueron determinantes el portero David Ospina, quien sorteó también un desmayo de tres minutos por un golpe en la sien que le pegó Montero, Falcao García por su pase gol y las cuatro oportunidades claras que generó en el arco de Banguera, Luis Amaranto Perea por la seguridad en el juego aéreo, Pablo Armero con sus constantes centros y el técnico José Pékerman porque fue capaz de corregir cuando se equivocó y gracias a ello consiguió los tres puntos que mandan a la Selección a Uruguay pensando en cuáles prendas debe llevar el próximo año a Brasil.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad