Irak refuerza frontera con Siria mientras recibe refugiados

Irak refuerza frontera con Siria mientras recibe refugiados

Julio 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Irak refuerza frontera con Siria mientras recibe refugiados

Soldados iraquíes resguardan un paso fronterizo en Rabia-Alyaroubia, en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

Los refuerzos militares buscan garantizar la seguridad y vigilar la frontera entre Irak y Siria tras los últimos movimientos de los rebeldes sirios.

El Gobierno iraquí ordenó enviar una brigada militar a la frontera con Siria para reforzar la seguridad en la zona, que también está sirviendo como paso a los iraquíes y sirios que huyen de la violencia en el país vecino.Medios estatales informaron este martes de que el Ejecutivo iraquí ordenó trasladar una brigada militar que se encontraba en la provincia meridional de Diqar hacia la frontera con Siria a la altura de la provincia de Al Anbar (este).El pasado jueves, los combatientes del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) se apoderaron del puesto fronterizo de Al Bukamal, situado en los límites de Al Anbar.Posteriormente, el ELS se hizo con el control del paso fronterizo de Al Yarbia, el único que existe entre Siria y la provincia iraquí de Nínive (norte), aunque el pasado domingo el Ejército sirio lo recuperó.Al Yarbia, nombre que recibe en el lado sirio (en la parte iraquí se denomina Rabía), fue otro de los puestos en la frontera con Irak cuyo control tomaron los rebeldes, aunque por poco tiempo.Por otra parte, más de doscientos refugiados formaron parte del primer grupo de sirios que ha cruzado en las últimas horas la frontera entre Siria y la provincia iraquí de Al Anbar a través del paso fronterizo de Al Qaem, informaron fuentes de seguridad.La llegada de refugiados se produce después de que ayer el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, aprobase la permanencia en Irak de los sirios que huyen de la violencia en su país.La decisión de Al Maliki contrasta con las anteriores declaraciones del primer ministro, que había manifestado que Irak era incapaz de acoger a los refugiados sirios.La espiral de violencia en la que se halla sumida Siria hizo que el pasado 17 de julio Bagdad pidiera a sus ciudadanos en ese país que lo abandonasen.Para controlar este flujo de personas, medios estatales añadieron este martes que las fuerzas de seguridad vigilarán las identidades de todos los iraquíes procedentes de Siria ante el temor de que se infiltren personas perseguidas por la Justicia.Además, los refugiados que presentaban heridas por los actos de violencia fueron trasladados a hospitales de Al Anbar para recibir atención médica, mientras que otros fueron acogidos en campamentos establecidos por el Ministerio iraquí de Inmigración.Un portavoz del Gobierno iraquí dijo que los pasos fronterizos de Rabía y Al Qaem han sido abiertos para recibir a los iraquíes y sirios procedentes de Siria, para quienes se ha aprobado una ayuda de 40 millones de dólares.Este llamamiento ha hecho que más de 10.000 iraquíes que estaban refugiados en Siria volvieron a su país en los últimos seis días huyendo de la violencia, alertó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) desde Ginebra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad