Imparable la selección Colombia en las Eliminatorias Sudamericanas

Octubre 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR / Enviado Especial de El País - Barranquilla
Imparable la selección Colombia en las Eliminatorias Sudamericanas

Así formó la selección Colombia de José Pékerman para el partido contra Paraguay en Barranquilla, por la fecha 9 de las Eliminatorias Sudamericanas.

Colombia logró su tercer triunfo en línea, esta vez 2-0 sobre Paraguay, y dio otro paso de gigantes hacia el Mundial del 2014.

Las garras del tigre siguen afiladas. Cada zarpazo de ese felino colombiano deja una herida mortal en el rival, pero también una profunda alegría en el país.El viernes, en el primer tiempo, no se acomodaba a su terreno. No encontraba los espacios. Parecía que Paraguay lo había enjaulado para evitar que se moviera con soltura y que hiciera daño.Sin embargo, en el segundo tiempo bastó que lo dejaran libre un par de veces y en un espacio muy reducido por cierto. Craso error de los paraguayos. Porque allí llegó él, aprovechando ese papayazo, para sacar sus garras y matar de primera. Paraguay lo sufrió y Colombia lo celebró.Esos dos golazos de Falcao, en una tarde más bien fresca y con un marco espectacular en el Metropolitano, empujan decididamente a Colombia hacia el gran objetivo. El Mundial es posible. Se puede soñar. El camino hacia Brasil se acorta favorablemente. Colombia, de la mano del mejor nueve del mundo, se acerca con paso de gigantes. Ya son tres victorias en línea sobre tres grandes de la región como Uruguay, Chile y ahora Paraguay.Por eso el viernes hubo júbilo inmortal en toda Colombia. Por eso la fiesta fue enorme en el Metropolitano. No era el carnaval de Barranquilla, pero sí una gran alegría de todo un estadio vestido de amarillo que arropó a su Selección de principio a fin.El partido, en la etapa inicial, no salió como muchos pensaban. Paraguay la puso difícil. El onceno guaraní llegó con ganas de aguar la fiesta. Apretó en el medio, manejó el balón, aisló a Falcao de los demás jugadores y eso lo sintió Colombia, que sufrió para hacerse dueño de la pelota.Por eso ese primer tiempo terminó 0-0. En el segundo, con prontitud, había que hacer diferencia para evitar que al partido entraran la ansiedad y el desespero.Y por fortuna Colombia, después de buscar y buscar por todos lados, encontró la llave para abrir la puerta de Paraguay. A los seis minutos Macnelly, en tal vez la única jugada buena que tuvo, tomó el balón en el medio, giró su cuerpo y vio que Falcao tenía una luz de ventaja sobre su carcelero. El tigre no lo pensó dos veces. Recibió y con una gambeta eludió a Da Silva para luego definir de manera impecable al segundo palo ante la salida de Diego Barreto. Ese gol ya se lo había anotado al Bilbao en la final de la Liga Europa. Y se lo repitió al Chelsea en la final de la Supercopa europea.El rugido que tanto esperaba Colombia desatoró un poco el partido. Porque Paraguay tuvo que salir un poco más y porque el combinado nacional se encontró más cómodo en la cancha.El ingreso de Cuadrado fue clave porque le dio alegría, chispa y velocidad al ataque de Colombia. James despertó, Teófilo se sacudió de la marca y Falcao comenzó a hacerse más dueño del área paraguaya.A dos minutos del final, una vez más el tigre sacó sus garras. Fue otro gol de gran factura. Otro ataque mortal al corazón de los paraguayos. Recibió un pase de Soto, eludió a Aguilar y a Barreto y sacó un globito para el muy esperado 2-0 que celebró todo el país.Los minutos finales fueron un carnaval en el Metro. La afición brincó, celebró, hizo la ola, coreó el óle, aplaudió a sus ídolos y al final abrazó con un emocionado saludo al equipo cuando el árbitro Sergio Pezzota decretó el final del partido.De esa manera Colombia dio otro paso decisivo hacia el Mundial. Claro que se puede soñar con Brasil 2014. Desde que se tenga al mejor nueve del mundo o a un felino que no perdona como Falcao, cualquier cosa es posible.UNO A UNOOspina: estuvo atento a los pocos tiros directos de Paraguay. Partido sin muchos sobresaltos. Zúñiga: en el primer tiempo no pesó cuando pasó al ataque. Mejoró mucho en el complemento.Valdés: se le vio confundido los primeros minutos. Después se acomodó mejor y controló a los paraguayos.Yepes: fue muy exigido en el arranque. Terminó mandando en su zona con mucha jerarquía.Armero: se dio un banquete por su sector en el segundo tiempo. Estrelló un remate en el vertical.Valencia: le tocó la más difícil como único volante de marca. Se defendió con mucha prestancia. Aldo Leao: muy poco pesó porque Paraguay jugó muy rápido sobre su sector en la primera etapa. Fue relevado.Macnelly: se vio solo una vez y fue en el pase a Falcao para el primer gol. Le faltó más dinámica.Rodríguez: flojo primer tiempo, pero levantó enormemente en el segundo. Fue uno de los más destacados.Teófilo: muy frío en gran parte del partido. Perdió varias opciones y le anularon un gol.Falcao: de los mejores. No se vio mucho en el primer tiempo, pero en el segundo apareció y le dio los puntos a Colombia.Cuadrado: la gran figura. Movió al equipo, se asoció con sus compañeros y generó muchas opciones por derecha.LA FIGURAJuan G. Cuadrado entró enchufado. Con su fútbol alegre, rápido y desequilibrante despertó a Colombia. Su movilidad descuadernó el bloque defensivo de Paraguay. Eso generó espacios que aprovechó Colombia para definir el partido.EL ÁRBITROSergio Pezzota no tuvo reparos en la conducción arbitral del partido. Amonestó cuando hubo mala intención y estuvo atento a las jugadas más riesgosas. En dos ocasiones paró el partido para la hidratación de los jugadores.POR QUÉ GANÓ COLOMBIA1. Porque tuvo paciencia para no desesperarse cuando Paraguay le planteó mano a mano el partido especialmente en el primer tiempo.2. Cambió de ritmo en el segundo tiempo porque supo que si seguía como en la etapa inicial, el partido se le iba a complicar.3. El ingreso de Cuadrado fue clave porque despertó al equipo y le dio muchas opciones a Colombia por zona derecha.4. Falcao estuvo otra vez inspirado, pero para ello recibió el apoyo de sus compañeros, de Macnelly y de Soto para los dos goles.5. El equipo tomó sus precauciones cuando anotó el primer gol. Se dio cuenta que Paraguay podría ser peligro y por eso el técnico Pékerman reforzó la marca en el medio con el ingreso de Carlos Sáncez.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad