Humberto Palacios: un poder detrás del trono

Noviembre 23, 2010 - 12:00 a.m. Por:
FABIO VALDÉS / Especial para ENLAJUGADA.COM
Humberto Palacios: un poder detrás del trono

Humberto Palacios (izq.) acompañado de María Clara Naranjo y Humberto Arias durante la Final de Copa Colombia ante Itagüí en Palmaseca.

La historia del Deportivo Cali no puede escribirse sin el nombre de Humberto Palacios, uno de sus gerentes más brillantes que se ganó la admiración de muchos y la envidia de pocos.

La historia del Deportivo Cali no puede escribirse sin el nombre de Humberto Palacios, uno de sus gerentes más brillantes que se ganó la admiración de muchos y la envidia de pocos. Siempre con su silenciosa y aplomada figura, con su mirada inquisitiva, encontró los mejores jugadores nacionales y extranjeros para el Deportivo Cali. Ocupó la gerencia del cuadro ‘azucarero’ durante 20 años. Hincha del América pero se graduó con todos los honores en el equipo ‘verdiblanco’. Fue jugador de baloncesto y presidente de la Liga en su juventud. “Hupa”, cordial, espontáneo y atento, atributos que resaltaron su personalidad como buen ciudadano del balompié y dirigente bueno, noble y generoso, en uso de buen retiro, que nació con el único objetivo de servir al fútbol que era su pasión y sentimiento.Conocedor de las dificultades en la historia de los ‘verdiblancos’, logró las mieles de la victoria, ya que al lado de don Alex Gorayeb alcanzó cinco de las ocho estrellas con el glorioso equipo amado. Humberto, de manera callada, sin alardes, pero con la seguridad de quien supo responder siempre por sus actos, participó en la evolución del fútbol como elemento básico y esencial en cada una de sus actuaciones.Recientemente estuvo en medio de la tristeza y alegría. Uno de sus protegidos -hijo adoptivo-, el arquero Hernando García, era visitado por Humberto y partió al ‘Estadio del Cielo’. Recientemente y antes del partido ante Itagüí, el doctor Herney Hoyos Garcés, miembro del Comité Ejecutivo del Cali, le entregó un reconocimiento y Humberto estaba feliz por el único reconocimiento que se le hizo.A los 83 años de edad, Humberto llegó a su residencia, departió y dialogó con su familia. En la madrugada del 23 de noviembre se fue para el ‘Estadio del Cielo’, como vivió: tranquilo y sereno. Pero por esas cosas del destino, su muerte se produjo cuando el equipo de sus amores cumplió los 90 años de su fundación. Ejerció su función de gerente general con un poder detrás del trono. Trajo jugadores uruguayos, argentinos, brasileros y colombianos. Alcanzó cinco títulos y participó en Copa Libertadores de América. Humberto vivía en el barrio San Fernando y siempre conservó su lucidez y memoria prodigiosa. Considerado como el padre de muchos jugadores. Con lágrimas, uno de los jugadores más queridos, el goleador histórico Jorge Gallego, dijo que “Hupa” jamás será superado, un fenómeno fuera de serie.El estilo es el hombre. En torno a Humberto Palacios, uno de los amigos más preciados, no se opina con el cerebro sino con el corazón. El corazón es el que selecciona y el afecto destaca lo bueno; nos queda el recuerdo de un famoso con la contundencia de su personalidad, de aparente carácter fuerte pero lleno de virtudes y valores humanos. Nuestra voz de condolencia y solidaridad a su esposa y a su hija. La velación de Humberto se llevará a cabo a partir de las 6:00 p.m. del martes en la sede administrativa ‘Alex Gorayeb’, en la Avenida Vásquez Cobo. Sus honras fúnebres se realizaran el miércoles.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad