"Hice realidad mi sueño en el Tour de Francia": Jarlinson Pantano

"Hice realidad mi sueño en el Tour de Francia": Jarlinson Pantano

Agosto 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Hernández - Reportera de El País

El caleño del equipo IAM Cycling realizó una gran actuación en la ‘Grande Bouclé’ del 2015: fue el segundo mejor colombiano, tras ubicarse en el top 20. El pedalista le contó a El País las incidencias de la que fue su mejor experiencia.

[[nid:446055;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/jarlinson.jpg;left;{Ciclista vallecaucano Jarlinson Pantano. Colprensa- El País.com.co}]]Siguiendo la premisa de que no hay un sueño imposible de alcanzar, Jarlinson Pantano se montó a su bicicleta, cuando  tenía 10 años y con un fluido y seguro pedaleo recorrió los duros caminos que lo llevarían años más tarde al  Tour de Francia, su  más grande sueño.  

El amor por el ciclismo, que fue heredado de su padre José Gabriel, también fue alimentado por la resonancia de las gloriosas hazañas de 'Cochise' Rodríguez en los 70’, de Lucho Herrera en los 80’ y las de Álvaro Mejía  en los 90’, las cuales inscribieron el nombre de Colombia en los parajes europeos y alentaron el resurgir de nuevas promesas del ciclismo. Uno de ellos, Jarlinson.      

Luego de recorrer los más de 3300 kilómetros del Tour 2015,  donde rodó  por los Campos Elíseos, escaló el Alpe d’Huez, el Muro de Huy, sobrevivió a la tormentosa etapa de Pavé y logró un tercer lugar en la fracción más larga (201 kms) la Bourg-de-Péage, míticos parajes en los cuales aguantó los inclementes climas, pero donde también tuvo la oportunidad de compartir con algunos de sus referentes de niño, como el español Haimar Zubeldia, Jarlinson asegura que vivió la experiencia más grande de su vida deportiva,  la  que por momentos quiso abandonar por la presión mental y el cansancio, pero la cual califica como “un sueño hecho realidad”.

Desde España, el caleño con cédula de Palmira, que se ubicó en  la casilla 19 de la general en su primer Tour, habló con El País y relató cómo vivió la experiencia de competir en  la ‘Grande Bouclé’. 

Estoy muy feliz de haber estado en el Tour y sobretodo de terminarlo porque es muy difícil. Hice mi sueño realidad, eso fue lo que siempre imaginé de niño; gracias a Dios ahora puedo decir que lo logré.

Antes de irme le dije a mi esposa, voy a disfrutármelo sea cual sea el resultado. Gracias a Dios las cosas fueron bastante positivas.

La verdad es que se dio por sorpresa. Yo iba solo pensando en ganar una etapa y en ayudarle a mi compañero Mathias Frank. Cuando  me vi entre los primeros  20 dije: hay que aguantar acá, aunque siempre teniendo la prioridad de  ayudar a Frank.

Estaba muy contento. Hacer estas actuaciones en el Tour  nunca te  las imaginas. Estoy muy orgulloso por la labor que hice, aunque uno siempre quiere ganar,  lograr un podio allá es  bastante complicado, hay que tener  paciencia y  suerte. Sé que las cosas me irán saliendo poco a poco. 

Todas las etapas son difíciles, pero la más complicada fue la 19, la del día anterior al Alpe d’Huez, esa fue una etapa muy dura, era corta pero con mucha subida. Era muy exigente.

Primero que todo nos duchábamos en el bus; después comíamos un poco de arroz o papa. Ya en el hotel, nos hacían  el masaje para luego  dormir; las   horas de sueño son vitales para la recuperación.

Mi esposa estaba en Cali, así que no tuve a nadie en Francia. Durante el Tour trataba de estar muy concentrado, muy metido en lo que estaba haciendo. Con las únicas personas que hablaba era con mi esposa, mis padres, pero era poco el tiempo que podíamos hacerlo  ya que tenía que estar concentrado y descansado para poder recuperarme.  

Hay días en los que uno no quiere seguir, en los que decía: me quiero ir a  casa. En esos momentos uno siente que todo está acabado, pero la mente es muy poderosa y aguanta.

Yo creo que al final de estas carreras uno está cansando de todo, ya todo molesta. Esa es una parte bastante complicada, pero eso con los años y el tiempo lo aprendemos a manejar para ser  más profesionales  en nuestro trabajo.  Son situaciones que hay que manejarlas.

La organización es algo impresionante. Por eso siempre se dice  que no hay nada como el Tour porque es una carrera muy organizada. Además, el nivel de la competencia es diferente a las otras carreras.

Pues pude compartir con corredores que no pensaba conocer. Por ejemplo, le decía a Haimar Zubeldia, quien es un corredor veterano (38 años) del Trek,  que yo lo veía desde que era niño y ahora estar compartiendo con él era algo impresionante. Sin embargo, él me decía que a casi todos les pasaba igual,  pero encontrarme con él  fue algo que me llenó de emoción.

[[nid:450423;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/jarlinson.gif;full;{Pantano representó al departamento en los campeonatos nacionales vistiendo los colores de la Liga de Ciclismo del Valle.Cortesía Especial para El País del Archivo Personal de Jarlinson Pantano}]]

Saber que llegué aquí  y he cumplido es algo que no tiene precio. Todos los sacrificios que he hecho, por ejemplo estar sin mi esposa, sin mi hijo, sin mis padres, lejos de mi gente, creo que valió la pena al ver que mis  sueños se están haciendo realidad.

Hay personas que piensan que solo es montarse a la bicicleta y no es así, hay muchas cosas detrás de esto y ahora estoy tranquilo porque  lo logré.

Hablé bastante con Alberto  Contador y  con Alejandro Valverde, quienes además de ser grandes corredores son muy buenas personas, gente que  tú no te imaginas que sean así. Ellos respetan mucho a los colombianos, hablan muy bien de nuestro país , eso era algo que también me llenaba de  alegría.

Seguramente, aunque aún no se cual será mi calendario, pero espero hacer parte del Tour, para el cual mis aspiraciones serían más altas, porque ya es hora de estar disputando el podio de una carrera grande .

Yo tenía contrato por este año, pero gracias a Dios decidieron ampliarme el contrato un año más.

Me iré a Francia a hacer unas competencias de exhibición, la cuales  hacen como de espectáculo después del Tour. No estaré en la Vuelta a España, así que me iré a casa unos días, regresaré a Europa para participar en el campeonato Mundial y el 16 de octubre termino de correr y regreso a Colombia hasta el próximo año.

Siempre que voy me tienen fríjoles, patacones, arroz y carne frita. Me encanta. Desde hace mucho, desde febrero que estoy aquí en  Europa, no me como unos ‘frijolitos’.

Nairo es un corredor fuera de clase. Para mí será el primer colombiano que ganará el Tour. Lo que ha hecho  hasta el momento ningún corredor colombiano lo hizo, ni Lucho Herrera, nadie. Con 24 años, Nairo ha ganado un Giro de Italia, ha hecho dos segundos lugares en el Tour de Francia y las carreras que ha ganado aquí en Europa son bastante difíciles, eso es algo que no cualquiera logra.

No, para nada. Somos una familia. Por ejemplo, molestando yo digo: voy a  ser el mejor vallecaucano, sabiendo que yo soy el único del Valle o Serpa dice: yo voy a ser el mejor costeño. Nosotros nunca pensamos en competir entre nosotros porque todos tenemos objetivos diferentes y aquí ya somos profesionales. 

[[nid:450420;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/jarlinson-y-esposa.gif;full;{Su esposa Yesenia y su hijo Jerónimo, son los motores de vida de Jarlinson.Cortesía Especial para El País del Archivo Personal de Jarlinson Pantano}]]

Me gustaría ser un padre de familia por tiempo completo. Eso es lo que sueño después del ciclismo.

Ahora está haciendo BMX, pero para mí que ni le vaya a gustar, porque el ciclismo es un deporte muy duro y para llegar a un alto nivel hay que hacer  muchos sacrificios y no me gustaría ver a mi hijo en las situaciones que yo he estado, pero pues si él toma la decisión de ser ciclista yo se la respetaré.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad