Henry Agudelo, el fotógrafo del 5-0 de Colombia contra Argentina

Septiembre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Henry Agudelo, el fotógrafo del 5-0 de Colombia contra Argentina

El reportero gráfico Henry Agudelo, con el entonces técnico de la selección Colombia, Francisco Maturana, en Argentina.

¿Cómo vivió el histórico resultado que clasificó a la selección Colombia a USA 1994 el fotógrafo que registró las postales de la goleada?

Como si fuera uno de los jugadores de aquella selección de ensueño, a Henry Agudelo le hicieron calle de honor cuando regresó a la redacción de El Tiempo, donde este fotógrafo paisa llevaba dos años laborando. “Don Enrique Santos me esperaba al final, allí me dio un beso en la frente, fue mi consagración”.Agudelo, que estaba pensando dejar esa casa editorial, fue incluido en el equipo que se desplazó hasta Argentina para cubrir el partido. “Era una forma de evitar que me fuera para una agencia”, recuerda.Lo cierto es que llegó dos o tres días antes del encuentro junto a Francisco Santos, editor general, y Víctor Rosas, encargado de la sección deportiva.“Tenía algo de susto, pues entendía la importancia del partido, era mi primera vez en Buenos Aires y no quería fallar”. Por eso buscó un colega argentino, Tony Fernández, que le prestó su estudio y una línea telefónica exclusiva, pues en esa época luego de revelar los rollos y de escanear las mejores fotos, el material se tenía que enviar por teléfono, “y eso se demoraba entre 20 y 30 minutos por imagen”.Asegura que pudo hacer el trabajo pese a la irresponsabilidad de sus compañeros, quienes salieron a escuchar tangos la noche anterior y aparecieron en el hotel a las 7:00 de la mañana del día del partido. Agudelo se les perdió, prefirió comer solo y caminar por la gran ciudad tomando fotos con su Nikon F4.Aunque no recuerda a qué hora de la tarde ingresó al estadio, le llamó la atención que la rivalidad y el clima tenso de la previa no se extendió entre los colegas que lo atendieron bien en la sala de prensa.“Decidí ubicarme tras el arco argentino porque le tenía fe a nuestra selección”, afirma confiado y al preguntarle qué pasaba si esa noche Argentina le marca goles a Colombia, no duda en responder: “hubiera perdido el año, no habría tomado ni uno solo”.Una de sus famosas imágenes es la celebración del primer gol. Agudelo capturó desde un ángulo lateral a Rincón gritando a todo pulmón, encima suyo a Asprilla con su brazo derecho levantado y detrás, suspendido para siempre en el aire, a Valderrama, cuya melena le otorga un aura de movimiento a la foto.“Pensé que ese marcador no nos iba a durar mucho y que pronto vendría el empate”, resume sobre su sensación. Pero vinieron el segundo y el tercero de la goleada y allí cambió su percepción.“Registré el tercer gol y de pronto sentí tal alegría que bajé mi cámara y subí los brazos para festejar, solito y sin aspaviento, pero muy feliz”.Luego, Agudelo tomó una decisión que le permitió hacer otra de sus famosas fotos. “Me voy pal’ banco de Colombia, Asprilla cuelga al portero y hace el cuarto, y yo prefiero capturar la emoción del técnico Maturana que sale riendo y mostrando las calzas”.Tras finalizar el partido y mandar las fotos a Colombia, Agudelo regresó al hotel, donde había una gran parranda, pero el prefirió descansar. Al día siguiente salió de regreso en el mismo avión de la selección. “Rondaba a chorros el whisky. Me emocioné tanto, que posé junto al ‘Pibe’ Valderrama”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad