“Hay que tenerle amor a la pelota”: Jorge Valdano

Septiembre 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR / Reportero de El País

Jorge Valdano pasó por Cali y dejó sus reflexiones. “La Selección Colombia no ha tocado techo. Falcao es un depredador en el área. Nada está por encima del talento”.

Filósofo, escritor, analista, conferencista y apasionado por el fútbol. Nació hace 56 años en Las Parejas, un municipio que pertenece a la Provincia de Santa Fe, en Argentina; pero cuando apenas tenía 20 'abriles' las puertas del Viejo Continente, concretamente de España, se le abrieron de par en par y desde entonces echó raíces en el país ibérico.En 1975 llegó como jugador al modesto Alavés, procedente de Newell's Old Boys. Cuatro años después dio un salto más grande al fichar por el Zaragoza, y en 1984 se podría decir que entró a las grandes ligas del fútbol al vestirse de blanco del Real Madrid. Su nombre es tan largo como sus 1,88 metros de estatura. Jorge Alberto Francisco Valdano Castellanos, mejor conocido como Jorge Valdano, es un hombre que vive, transpira y muere por el fútbol.Esta semana estuvo en Cali, y mañana puede estar en cualquier lugar del planeta como conferencista exclusivo en foros de motivación y superación, o como invitado especial a un partido de mucha trascendencia, al lado de los grandes dirigentes del mundo.El Valdano de hoy es como el Valdano de ayer, en su época de jugador: elegante, sobrio, respetuoso y reflexivo. Su hoja de vida está cargada de éxitos, pero sin lugar a dudas hay cuatro grandes logros que lo marcan como un verdadero triunfador y como una persona influyente en el fútbol: el título mundial alcanzado con la Argentina de Maradona en México 86, su fichaje con el Real Madrid en 1984, su arribo como entrenador del mismo Real en 1994 y nada menos que el descubrimiento de ese crack llamado Raúl González, a quien hizo debutar cuando apenas tenía 17 años.A eso se le agrega que hasta hace poco fue la mano derecha de Florentino Pérez, el millonario e influyente presidente del Real Madrid. Con él trabajó en el onceno 'blanco' hasta el año pasado, cuando un cortocircuito con José Mourinho provocó su salida del equipo español. Pero Valdano no vino a Cali a hablar de su hoja de vida. Además de ser conferencista en un foro organizado por el BBVA, sacó tiempo para dialogar sobre el tema que más le apasiona: el fútbol. Y allí, por supuesto, estaba el de la Selección Colombia. ¿Ha visto a la selección Colombia? "Sí, por supuesto; ha venido mostrando un nivel creciente, practicando un buen fútbol, dándole prioridad al ataque; todo eso se parece mucho a la filosofía de Pékerman, señal de que se está entendiendo el mensaje, de que hay un evidente progreso". ¿Da para ilusionarnos? "Sí, da para ser optimistas no sólo por su posición en la tabla, sino porque esta Selección aún no ha tocado techo; por otra parte, cuenta con un goleador de época como Falcao y eso ayuda mucho al optimismo". ¿Cree que el fútbol le alcanzará para clasificarse al Mundial? "En principio sí, yo creo que va a estar muy igualada, pero da claras señales de progreso; hay selecciones que parecían que estaban entre las favoritas como Paraguay y comienzan a quedarse de una manera grave y le pueden dejar a Colombia una oportunidad". Uruguay es otra que da indicios de quedarse... "El problema es que hacemos juicios instantáneos, el último partido parece ser el que marca la pauta; para mí una selección como la de Uruguay merece el respeto; los dos últimos partidos hay que tomarlos como un accidente. La trayectoria de Uruguay es otra, es la que mostró en el Mundial y en la Copa América, incluso en varios partidos de la eliminatoria. Yo creo que todavía no hay que quitarle la confianza". ¿Ve mucha diferencia entre unos y otros en la eliminatoria? "Veo a Argentina marcando una cierta diferencia con respecto a las demás selecciones, con una delantera incomparable; un equipo que tiene a Di María, a Higuaín, a Agüero, a Milito y a Messi, merece el respeto; no en todas las zonas del campo tiene el mismo poderío, pero con esa capacidad de gol yo creo que se abrirá paso con mucha facilidad; y luego hay varios equipos que no acaban de definirse; Chile, por ejemplo, está marcando una cierta irregularidad, Ecuador parece imbatible en casa, pero muy falible fuera; Venezuela empezó con mucha energía y da la sensación de que ha bajado, y Colombia está en claro ascenso; pero todos estos son juicios provisionales porque como los partidos se juegan cada mucho tiempo, hay que esperar y ver en qué momento llegan los jugadores". ¿Cuál es el secreto para que Argentina siempre esté peleando todo? "No creo que sea verdad eso. Argentina hace mucho tiempo que no pelea mundiales, hace mucho tiempo que no gana campeonatos internacionales de gente joven, de juveniles, y eso me parece que está hablando mal de la formación de los futbolistas argentinos. Argentina en los procesos de formación se ha olvidado de la pelota, que es lo único importante en el fútbol. A la pelota hay que tenerle amor. Si uno no le tiene amor, termina por no tenerle amor al juego y ese me parece un síntoma grave. Los Messi ayudan a disimular, pero no ocultan el problema". A propósito, ¿por qué Messi no logra consolidarse en la Selección? "Yo creo que sí está consolidado. Messi es el mejor jugador del Barcelona, que es uno de los mejores equipos del mundo y es el mejor jugador de Argentina, que es un equipo que no tiene el nivel del Barcelona. El problema no es Messi, el problema es todo lo demás, pero nunca Messi". Volviendo a Pékerman, él dijo una vez que con esta Selección puede jugarle mano a mano a cualquiera, pero que los jugadores se deben concientizar de sus condiciones. ¿El tema pasa más por la parte mental? "Yo tengo una frase de cabecera y es que un equipo es un estado de ánimo. En primer lugar es un estado de ánimo. De hecho, del partido contra Uruguay al partido ante Chile se vio muy reforzada la confianza y se vio el efecto que ha tenido el rendimiento del equipo; pero nada está por encima del talento de los jugadores y la Selección Colombia tiene gente de mucho nivel; vamos a ver qué grado de madurez alcanzan de aquí al final de la eliminatoria y si llegan al Mundial cómo lo expresan ante los mejores equipos del mundo". Los juegos ante Perú y Ecuador fueron flojísimos, no así los de Uruguay y Chile. ¿Dónde estuvo el cambio? "No vi los otros partidos porque en España no tenemos acceso a la eliminatoria, por lo tanto puedo hacer un juicio parcial; pero a un entrenador como Pékerman le gusta que los equipos se suelten, que los equipos tengan una dosis de creatividad, necesitan tiempo. No son equipos que se juntan atrás y pegan una puñalada con un contragolpe; son equipos que construyen fútbol y para eso es necesario tener un poco de paciencia, falta tiempo para que los equipos se sientan cómodos". ¿Por qué Pékerman, antes de venir a Colombia, estuvo tanto tiempo sin dirigir? "No conozco en profundidad lo que pueda haber ocurrido; pero no cabe duda, y me consta, que le llegaron oportunidades de trabajo; habrá estado buscando aquella que se adaptara mejor a su sensibilidad y me parece un signo de inteligencia". ¿Cómo define a Falcao? "Como un depredador, un hombre que tiene una voracidad goleadora tremenda y una enorme capacidad de síntesis en el área contraria; cuando recibe la pelota no da nunca un toque de más, no da nunca un paso de más, no hace nunca un adorno, el objetivo lo tiene clarísimo y despoja a la jugada de toda complejidad; esa simpleza es la que lo hace grande como goleador". ¿Falcao, por sus características, lo hace acordar de otro goleador? "Los jugadores de estos niveles son únicos, pero tiene un aire a Hugo Sánchez; Hugo tenía cosas parecidas a Falcao dentro del área; la maniobrabilidad del cuerpo, esa agilidad que tiene para moverse, la voracidad y la simpleza. Hugo también estaba siempre en el lugar preciso, en el momento justo y eso de alguna manera los une". ¿Cuál cree que será el futuro de Falcao? "No lo sé porque Falcao vale mucho dinero y el fútbol europeo está en crisis; salvo aquellos que tienen un mecenas detrás, que con independencia de lo que es capaz el club de producir están en condiciones de gastar dinero. De esos equipos hay pocos, está el Chelsea, el Manchester City, el París SG y a lo mejor algún equipo ruso que está a la altura económica, pero no a la altura deportiva; pero a Falcao no le queda mal ninguna camiseta, en ningún equipo desentonaría; al contrario, sería figura". ¿Por su estilo, se acomodaría a cualquier equipo? "Un goleador no le sobra a nadie. Un jugador que mete 40 goles en una temporada acerca al campeonato a cualquier equipo, incluso a uno mediano". Pasando a la Liga española, ¿por qué le ha costado el inicio al Real? "En los primeros cinco partidos de liga hay algún riesgo y el Madrid ha tenido ese punto de mala suerte que lo ha alejado del Barcelona de una manera inesperada; pero se trata de un equipo que tiene un plantel maravilloso, que es capaz de ganar 30 partidos, por lo tanto no me parece grave lo que ha ocurrido hasta este momento; salvo que provoque una ansiedad que es la gran enemiga del fútbol". El Real se distinguió por tener técnicos serenos y menos provocadores. ¿Mourinho rompió ese molde? "Mourinho siempre tuvo la misma personalidad; francamente el Real Madrid también tiene su personalidad, pero cuando lo contrató ya sabía lo que iba a encontrar. A nadie ha sorprendido". ¿Difiere la personalidad de Mourinho con la del Real? "Depende... el fútbol del equipo responde a la historia del Real. El Real ha sido un equipo que siempre se ha rebelado ante la derrota, los jugadores siempre han mostrado un espíritu de lucha y todo esta plantilla lo honra en cada partido; por lo tanto, lo que hay que considerar siempre es la obra, lo demás me parece superficial". ¿Está lejos de volver al Real? "(Risas) ya he vuelto cinco veces, me parece suficiente, no es una de mis prioridades en estos momentos". Usted tuvo el 'ojo clínico' de descubrir a Raúl. ¿Se ha vuelto a hablar con él? "Sí, tengo contacto con él, ahora está de retirada en Qatar, dando lecciones de profesionalismo como es su costumbre y sintiéndose orgulloso de una carrera realmente impecable; todavía es el máximo anotador en la historia del Real Madrid, el máximo goleador en la historia de la Liga de Campeones y sigue pidiendo guerra porque tiene una naturaleza competitiva extraordinaria". Frase “Colombia ha venido con un nivel creciente en la eliminatoria, practicando buen fútbol y dándole prioridad al ataque. Si sigue así tendría muchas chances de ir al Mundial”, Jorge Valdano - exfutbolista argentino.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad