Hay que atar los cabos sueltos en la Selección Colombia

Julio 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR - Enviado especial de El País - Jujuy (Argentina)
Hay que atar los cabos sueltos en la Selección Colombia

El director técnico de la selección Colombia, Hernán Darío Gómez, conversa con sus jugadores durante el entrenamiento del domingo en Jujuy, un día después del partido que disputaron ante Costa Rica.

Una larcha charla en la mitad del campo, en el estadio ‘23 de Agosto’ de Jujuy, antecedió el entrenamiento de la Selección Colombia un día después del partido ante Costa Rica.

Una larcha charla en la mitad del campo, en el estadio ‘23 de Agosto’ de Jujuy, antecedió el entrenamiento de la Selección Colombia un día después del partido ante Costa Rica.El ajustado 1-0, que al fin y al cabo fue triunfo y significó el liderato del Grupo A, pero más que todo el bajo nivel, la poca claridad y la incapacidad para superar con comodidad a un equipo joven, que desde el primer tiempo jugó con un hombre menos por la expulsión de Randall Brenes, obligaron a la autocrítica de toda la plantilla.La voz cantante la tuvo el técnico Hernán Darío Gómez, quien habló y gesticuló durante un buen rato, mientras los jugadores -sentados- escuchaban atentamente. Luego tomó la palabra Francisco Maturana, muy cercano a la Selección, e hizo lo propio, moviendo repetidamente sus manos.¿De què hablaron? Difícil saberlo, pero fácil imaginarlo. Tanto el cuerpo técnico como los jugadores saben que no dejaron un buen sabor en el debut de esta Copa América.El gol de Adrián Ramos a los 45 minutos, luego de un preciso pase de Freddy Guarín, fue de lo poco rescatable.El País presenta los lunares que dejó el combinado nacional ante Costa Rica, defectos que deberá corregir para enfrentar el miércoles a Argentina.1. HUBO MUCHA CONFIANZADespués de haber visto los apuros de Argentina ante Bolivia, Colombia estaba advertida de los problemas que podía tener ante Costa Rica, pese a tener un equipo Sub 22. Y dicho y hecho: al combinado nacional se le vio con alguna dosis de confianza, sobretodo en el arranque del partido, jugando a media máquina y sin ser rápido y claro del medio hacia arriba.2. FALTÓ MANEJOEn esta primera salida no funcionaron los hombres llamados a tener el balón y a darle un buen trato. Dayro Moreno estuvo muy perdido, Freddy Guarín lució ansioso y a Abel Aguilar se le vio perdido, embolatado en medio de la cantidad de hombres que paró Costa Rica en la mitad. Con ese panorama, era lógico que el balón muy poco les llegara a Falcao y a Ramos.3. EXAGERÓ EN EL DESESPERO Y LA ANSIEDADCuando Colombia vio que el partido se le estaba complicando, quiso definirlo de cualquier forma. Freddy Guarín fue el más ansioso de todos porque intentó hacer siempre la suya, rematando desde cualquier lado y conduciendo exageradamente el balón. En esa tónica entraron Camilo Zúñiga y Pablo Armero, quienes se repitieron mucho en los centros con la idea de buscar un cabezazo salvador.4. ESCASEARON LAS SOCIEDADESEl equipo no fue muy colectivo precisamente por el bajón de los volantes externos (Dayro y Aguilar o Guarín). Eso obligó a que Ramos bajara muchas veces a buscar el balón y a que Falcao quedara solo en medio de muchos zagueros costarricenses.5. FALTARON VARIANTESEl técnico lo intentó, primero con cuatro hombres de corte ofensivo como Dayro, Guarín, Falcao y Ramos. Luego insistió cuando ingresó a Rodallega, Teófilo y Soto. Pero a los jugadores les faltó imaginación para no atropellarse entre sí y para aprovechar la superioridad numérica. Siempre se estrellaron contra un sólido bloque defensivo del rival porque emplearon muchas veces el pelotazo desde los costados, y cuando no utilizaron esa fórmula, quisieron entrar por la mitad y ahí Costa Rica se hizo más difícil de vulnerar.LO POSITIVO... 1. Hubo buen comportamiento defensivo. En las pocas oportunidades que tuvo Costa Rica de atacar, la dupla Perea-Yepes resolvió bien, evacuando el peligro de la zona de 'Neco' Martínez.2. Gustavo Bolívar cumplió a cabalidad con su papel de volante central. Metió pierna, correteó a los costarricenses en la mitad de la cancha y ayudó para la salida clara desde el fondo.3. Jugar de primera da buenos dividendos. Cuando Guarín entendió que había que entregar rápido el balón, eso fue un respiro para Colombia. Su pase-gol lo dice todo: recibió y de primera se la mandó a Ramos.4. El momento de Adrián Ramos es para explotar más. Ante Costa Rica tuvo velocidad, habilidad y gol. Además, encaró muchas veces, lo que significa que se tiene confianza con el balón en los pies.5. Los que ingresaron, especialmente Hugo Rodallega y Elkin Soto, lo hicieron bien. El primero entendió cuál era su tarea y la cumplió, generando incluso dos opciones de gol. El segundo ayudó en el manejo y tenencia del balón.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad