DEPORTES

"Hay personas que no quieren ver bien al Junior"

Agosto 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Rafael Castillo, Cortesía El Heraldo de Barranquilla / Enlajugada

Los reclamos de Giovanni Hernández suelen ser más con angustia que vehemencia. Su voz poco intimida y sus expresiones no son precisamente las de la ‘Niña Tulia’, el famoso personaje de lengua viperina del escritor David Sánchez Juliao.

Los reclamos de Giovanni Hernández suelen ser más con angustia que vehemencia. Su voz poco intimida y sus expresiones no son precisamente las de la ‘Niña Tulia’, el famoso personaje de lengua viperina del escritor David Sánchez Juliao. En su rol de capitán, Giovanni protesta como cualquiera, pero siempre procura mantener un tono conciliador y diplomático con los jueces.Por eso extraña su expulsión en el empate 1-1 entre Junior y La Equidad, el domingo anterior en el estadio ‘Romelio Martínez’.¿Qué le habrá dicho Giovanni al árbitro Óscar Julián Ruiz para que fuera tan drástico y lo mandara a las duchas sin contemplaciones ante el público local? Giovanni, tras la práctica matinal en la sede Adela de Char en Sabanilla, aseguró una y otra vez que no agredió verbalmente a Ruiz ni lanzó ninguna palabra soez. “En ningún momento lo traté mal. No lo cabeceé, no lo peché, no lo manoteé, mis compañeros son testigos. Yo demoré en salir de la cancha porque les dije a los muchachos que vinieran donde el árbitro para que vieran todo. No insulté ni le dije vulgaridades a Óscar Julián, ni una sola, eso no es lo mío”, afirmó el capitán.El volante creativo, que había puesto a ganar a los ‘Tiburones’ en el arranque del juego, fue expulsado a los 29 minutos del segundo tiempo, en medio de la celebración del gol de tiro libre de Darío Bustos que significó el empate 1-1 para los ‘Pijaos’. La falta contra Marangoni, que dio pie para la ejecución de pelota quieta, fue totalmente inexistente. Cuando Ruiz la sancionó, Giovanni protestó por primera vez y recibió una amonestación. Anotado el gol, el capitán le volvió a hablar a colegiado del Meta, quien inmediatamente le hizo el semáforo con una segunda amarilla y la roja.“Le hablé bien. Le dije que me parecía injusta su decisión y me amonestó por primera vez. Luego, tras el gol, le dije: Óscar Julián, viste, son errores que no se pueden cometer”. El jugador caleño continúa sorprendido por la decisión de Ruiz y aseguró que en la conciencia del llanero debe existir remordimiento. “Yo sé que él sabe que se equivocó”. Rivalidad regional. Hernández se atrevió a emitir una teoría al respecto de las últimas equivocaciones arbitrales en contra del Junior. A pesar de ser caleño, cree que existe persecución por cuestiones regionales. “Nadie de nosotros lo quiere decir, pero yo sí lo voy a decir. Hay una rivalidad entre costeños y cachacos. Hay personas que no quieren ver bien al Junior. Uno ve cosas que pasan en la cancha y en los medios. Por ejemplo, sólo en la costa se habló del título del Junior, en ninguna otra parte se destacó. En cambio uno ve que cuando hay otros equipos que se coronan campeones, le dan, le dan y le dan bombo”, concluyó Hernández .Más allá del error de Ruiz, Giovanni Hernández admite que Junior debe mejorar futbolísticamente, ganar ritmo, sincronizar movimientos y otras situaciones que prefiere dejar en la intimidad del equipo. “Ante Tolima no fue nuestro mejor partido, pero tampoco nos pasaron por encima. Queremos ser más ofensivos y contar con más opciones de gol. A medida que vaya pasando el torneo vamos a ir mejorando”, manifestó Giovanni, contento con el ambiente y el aliento que sintió en el estadio ‘Romelio Martínez’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad